Vocento 15 años 23 de Octubre, 02:49 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Emprendedores

Bipi: Conducir un Tesla está al alcance de tu mano

La startup española pretende revolucionar el sector del rent a car con precios competitivos y con un sistema de registro sencillo, novedoso y sobre todo digital.

Estos emprendedores comenzaron su andadura hace dos años con la startup Llollo, la compañía de aparcamientos. Según su consejero delegado, Hans Christ, en España no existía ninguna solución económica y práctica para dejar tu coche cuando vas a viajar. «Los aeropuertos son caros y los parkings son poco prácticos». En dos años han convertido su servicio en una compañía sólida. Ya trabajan con más de 150 empresas y aparcan entre Madrid y Barcelona una media de 5.000 vehículos al mes. 

Tras este éxito, los fundadores han decidido lanzarse con otro proyecto, Bipi. Según su consejero delegado, el sector del alquiler de vehículo no ha cambiado en cincuenta años y necesitaba que la tecnología llegara ya. 

De esa necesidad nace la startup, una empresa que ofrece alquiler de vehículo por día, con ocho categorías distintas. En total, tienen una flota de 150 coches, «que van desde un Fiat, hasta un Tesla», peros sus fundadores quieren ampliar este número cuando abran su negocio en Málaga. 

Una ronda de 2,5 millones de euros
Tras apenas cuatro meses de vida, Bipi ya ha levantado 2,5 millones de euros en una ronda de inversión liderada por Kibo Ventures, uno de los fondos españoles más importantes especializado en startups digitales. La ronda de financiación tiene como objetivo la expansión a varias ciudades en España en los próximos meses, según ha explicado su consejero delegado. 

La compañía, que ha tenido una «gran acogida» desde su lanzamiento en el primer trimestre del año, ha conseguido crecer por encima del 40 por ciento en estos meses, gracias a «los acuerdos con marcas, y a un nuevo concepto de solución de movilidad, en el que se ha diseñado un servicio integral, a través de la tecnología y muy ágil, capaz de cubrir cualquier necesidad de desplazamiento de particulares y empresas, sin tener que desplazarse a oficinas de alquiler, hacer colas y perder tiempo». 

Como bien dice uno de sus fundadores, Bipi no es un «rent a car».El concepto no es alquilar el coche a un turista. La intención es que este servicio se utilice en ciudades con mucha densidad de tráfico, como Madrid y Barcelona. Su propuesta es que la gente que no se plantee comprarse un coche pueda conducir el vehículo que quiera, desde una vans, hasta un Tesla.

Democratizar el rent a car

Nuevas generaciones: La aplicación de movilidad se adapta a las nuevas generaciones que no adquieren vehículos en propiedad. Próximamente y en exclusiva en España lanzarán un servicio de suscripción (al estilo Netflix) que permitirá «disfrutar de todo lo bueno de tener un coche olvidándose de todo lo malo» (mantenimiento, permanencias, revisiones, parking, seguros o depreciación).

Soporte inversor: Cuenta con el apoyo de inversores de la talla de Kibo Ventures, B4Motion, Stella Maris Partners y Avianta Capital, además de un grupo importante de inversores privados de LATAM y españoles.

Su valor añadido: La mayor ventaja de Bipi sobre sus competidores es que facilita la movilidad al usuario de una manera sencilla, a través de una «validación automática del carnet de conducir; sin necesidad de desplazamientos o tediosos trámites burocráticos, ya que cuentan con el servicio de entrega y de recogida del vehículo en cualquier punto de la ciudad y todo gestionado desde una app móvil». 

publicidad
publicidad
publicidad