Vocento 15 años 19 de Noviembre, 16:56 pm

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Startup

Waynabox: La aventura es osada, pero sus precios lo son más

Convertir una escapada en una ruleta rusa puede hacer que el país que visites te guste aún más. Waynabox es como ese cantante que descubres y te engancha en un festival de rebote.

Waynabox nació hace tres años de las ganas de tres jóvenes de viajar de una manera más divertida y espontánea. «Nos dimos cuenta que nosotros ya no viajábamos como nuestros padres. Queríamos hacerlo de una forma diferente», afirman sus fundadores. 

En los tres años ya han viajado más de 40.000 viajeros, que suponen más de 6 millones de euros en facturación. 

El primer año de la empresa fue un poco buscar la solución y ver cómo se podían hacer esas escapadas de forma distinta. De hecho, lanzaron varios productos al mercado antes de Waynabox. Sin duda, el punto de inflexión para estos emprendedores fue el 'Mobile World Congress' de Barcelona, que les permitió darse a conocer.
Además, destacan que la mejor forma de mover su startup es el boca oreja. Y ese empujón lo consiguieron en esa feria. A los fundadores no les tiembla la voz a la hora de afirmar que Waynabox es un producto diseñado para millennials. «Queríamos que fuera para ellos, y de hecho fueron los primeros clientes. Personas de entre 18 y 30 años, postuniversitarias», destacan. 

El éxito no viene de la nada

Los fundadores subrayan que han trabajo mucho para perfilar el producto. Han tenido que hablar con cientos de hoteles y de aerolíneas para ajustar los márgenes. Además, no se permiten el lujo de que el cliente quede decepcionado. Cualquier hotel que esté por debajo del 8 en Tripadvisor se queda fuera de la experiencia. Ofrecen cincuenta destinos europeos en total, pero sólo se muestran doce que van cambiando. «Nosotros ofrecemos la experiencia de la sorpresa, no ofrecemos un viaje a Roma o Milán. 

Queremos que el cliente piense que está comprando una experiencia, no un viaje sin más», aseguran. Waynabox opera desde los aeropuertos de Madrid, Barcelona, Alicante y Málaga y ahora han empezado a ampliar sus orígenes a París y Lisboa, donde está funcionando muy bien. «Es el principio de nuestra maniobra para operar en países europeos», destacan. El objetivo final es consolidar el producto y mejorar la tecnología para crear una experiencia sorprendente. De lo que más orgulloso están sus fundadores es de que «la gente que viaja con Waynabox, repite». Los que lo han probado dicen que es una experiencia que engancha y emociona a la vez.

publicidad
publicidad
publicidad