Vocento 15 años 18 de Noviembre, 15:09 pm

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

política monetaria y bajos tipos de interés

Draghi se cobra una nueva víctima: ¿qué alternativas hay al Depósito Naranja?

Ayer se conocía que ING ha decidido no renovar su Depósito Naranja. El banco holandés sigue acusando la política monetaria de tipos de interés nulos y no ha podido sostener por más tiempo su producto estrella, que llegó a superar rentabilidades del 4%. Aún así, mantiene la Cuenta Naranja con una remuneración del 0,10%.Y es que la política monetaria que mantiene el BCE no favorece a estos productos más conservadores. Y el panorama no cambiará ni a corto ni medio plazo. En la reunión de la semana pasada, el  Presidente del BCE volvió a reiterar tras la reunión de la semana pasada que los tipos de interés seguirán bajos a futuro, incluso una vez iniciada la normalización del QE. Pero, es cierto, la autoridad monetaria europea hace ya algunos meses eliminó de su discurso que los tipos de interés podrían ser incluso más bajos que los niveles casi nulos actuales.

José Luis Martínez Campuzano explica que "Bajo la dificultad de estimar el nivel de tipos de interés de equilibrio, ¿tiene sentido que los tipos de interés oficiales se mantengan en niveles nulos de forma estable en el tiempo? Es cierto que la baja inflación ofrece margen de maniobra a las autoridades monetarias a la hora de iniciar su subida, pero esto no significa rechazar que esta subida se vaya a producir en algún momento. Al mismo tiempo se deben valorar los potenciales costes asumidos al mantenerlos demasiado bajos durante demasiado tiempo".

Estefanía González, portavoz de finanzas personales de Kelisto, expone que el mercado de depósitos "pasa por uno de sus momentos más bajos, como llevamos viendo desde hace tiempo. El panorama seguirá así en el corto-medio plazo y el ahorrador conservador no tendrá más remedio que correr riesgos si quiere más rentabilidad". Por su parte, Javier Mezcua, experto de HelpMyCash, reitera que "Los plazos fijos llevan tiempo agonizando, pero aún no están heridos de muerte, al menos no en todos los bancos. Mientras algunos se atreven a comercializar depósitos al 0 % o directamente ya los han eliminado de su catálogo, otros bancos siguen apostando por ellos como forma de captar nuevos clientes, con rentabilidades muy superiores a la media".

Con todo, el panorama al que se enfrenta al ahorrador más conservador es del todo delicado. La oferta es escasa y los bancos han trasladado todos sus esfuerzos en cuentas remuneradas con una mayor vinculación, como nómina o contratación de otros productos, para obtener rentabilidad del cliente bancario.

De momento con similares características resiste el Depósito Self, a tres meses, con una rentabilidad del 2% y dirigido para solio nuevos clientes y limitado a 15.000 euros. De nuevo, las mejores ofertas están orientadas para la captación de clientes y limitadas al corto plazo o en cantidades pequeñas.Oficina Directa.com ofrece una remuneración del 1% los cuatro primeros meses.

A tres meses, destaca también el Depósito Facto,con una rentabilidad del 0,25% y a partir de 10.000 euros.

Para lograr rentabilidades más altas, habría que ir ampliando plazos, como es el caso del depósito 

Para rentabilidades más altas las alternativas sería depósitos a largo plazo, a partir de un año, como es el depósito WiZink, al 1,15% y 14 meses o de bancos extranjeros.

Dentro del panorama de cuentas, las alternativas serían la Cuenta Bienvenida de Openbank, que ofrece una retribución del 1,75% los tres primeros meses y, a partir de ahí, paga un 0,15% TIN anual si el cliente no se quiere vincular o un 0,40% si accede a domiciliar su nómina. La Cuenta Coinc, con una remuneración del 0,30% pero sin límite de tiempo.

Pero si estamos dispuestos a firmar una relación más duradera con el banco, existen cuentas nóminas con remuneraciones más altas, como es el caso de Bankinter, con una remuneración del 5% el primer año, la Cuenta Expansión, del 3% y la Cuenta 1 2 3, también del 3% para 15.000 euros y sin límite de tiempo.

Las cuentas remuneradas, según González, serían la gran alternativa, pero "tampoco pasa por una buena racha, sobre todo si nos fijamos en las cuentas remuneradas sin vinculación. Otra cosa son los híbridos entre cuenta remunerada y cuenta nómina, tipo la Cuenta Remunerada de Bankinter. En esos casos, podemos conseguir una rentabilidad más alta pero siempre que estemos dispuestos a cumplir con más requisitos (y, con limitaciones, porque en el citado caso solo se remuneran los 5.000 primeros euros de saldo)".

Javier Mezua opina lo mismo: "Actualmente, son los productos de ahorro garantizados más rentables, pero si se analizan a fondo, sus limitaciones pueden restarles brillo (comisiones, saldo máximo limitado, vinculación...). Aquellos que solo quieran ahorrar, sin soportar ataduras, pueden tirar de las cuentas de ahorro puras o de los plazos fijos que, aunque sean menos rentables, no exigirán condiciones extra y admitirán un capital mucho mayor".

publicidad
publicidad
publicidad