22 de Noviembre, 20:56 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

CEDE UN 0,74% Y CIERRA EN LOS 10.683 PUNTOS

El Ibex-35 abandona los 10.700 pese a la benevolencia de Draghi

Segunda sesión de pérdidas en el selectivo español. El índice español retrocedió un 0,74%, para dar un último cambio en los 10.683 puntos. Fue una jornada volátil, siempre dentro de las pérdidas y en un rango estrecho, en que el índice ha oscilado entre los 10.720 y los 10.660 puntos. Los índices que más han sufrido, junto al Ibex-35, han sido el Ftse Mib de Milán y el Ftse 100 británico, con descensos de un 1,15% y de un 0,71%, respectivamente. Algo mejor lo hizo el Cac 40 francés, que perdió un 0,31%, mientras que el Cac 40 francés perdió un 0,31%. El PSI-20 de Lisboa y el Dax alemán se dejaron alrededor de un 0,25% cada uno. 

Ello en la jornada después de que se haya conocido el primer esbozo sobre la reforma fiscal de Donald Trump, con bajada del impuesto sociedades hasta el 15% y la reducción desde los siete a los tres tramos en el IRPF. No ha sentado demasiado bien, debido a que no se tiene la certeza de que vaya a salir adelante, y también porque no se conocen todos los detalles, sobre todo respecto a la rebaja de la tributación para la repatriación de capitales desde el exterior. Y tampoco hay novedades respecto al plan de infraestructuras. 

Pese a todo esto, Wall Street comenzaba la sesión en verde. Se vino abajo, sin embargo, una hora después de comenzada la jornada, debido a la agitación política que hay en Washington que incrementó el espectro del posible cierre del gobierno. Además, el presidente ruso Vladimir Putin avisó del incremento de las tensiones en Corea del Sur. 

El BCE, los tipos y los bancos

No ayudó el Banco Central Europeo al reafirmar su compromiso con los estímulos monetarios incluso pese a la fortaleza del crecimiento económico en la zona euro. El presidente del BCE, Mario Draghi, mostró un creciente entusiasmo respecto a la economía de la zona euro, pero también cautela sobre unas presiones inflacionistas aún demasiado reducidas como para contemplar una reducción de su programa de compra de bonos. 

Ello provocó una caída importante de los intereses de los títulos a nivel global. El interés de los bonos alemanes a diez años retrocedió desde el 0,35% hasta el 0,30%, mientras que la rentabilidad de los títulos españoles se redujo desde el 1,67% hasta el 1,62%. 

Si después de las elecciones francesas el mercado comenzó a pensar en la posibilidad de que el BCE acercara la posibilidad de un endurecimiento monetario al reducirse el riesgo político, en la jornada de hoy se ha alejado el temor a una subida de los tipos de interés o a que se acerque el tapering, es decir, la paulatina reducción de las compras de bonos hasta acabar del todo con el programa expansivo. 

Pero la benevolencia de Mario Draghi penaliza las expectativas de la banca y la evolución de sus márgenes. Así, el Popular fue el peor valor de la jornada, con un 6,13%. Pero, al margen de esta entidad, especialmente tocada por sus problemas particulares, Bankia y Bankinter (éste presentó hoy sus resultados del primer trimestre) registraron descensos de un 2,49% y de un 2,19%, respectivamente. También pérdidas de más de dos puntos porcentuales sufrieron BBVA (que también rendía cuentas al mercado) y CaixaBank. Sabadell y Santander lo hicieron un poco mejor, con pérdidas de un 1,23% y de un 0,88%, respectivamente. 

Entre los valores que más cayeron, también Acerinox y ArcelorMittal, que se dejaron un 4,23% y un 3,30%, respectivamente, mientras que Técnicas Reunidas también se dejó algo más de tres puntos porcentuales. 

Además de los bancos, otros 'blue chips' cerraron en rojo: Repsol y Telefónica cayeron un 1,72% y un 1,54%, respectivamente. 

En verde, Viscofán fue el mejor, con un avance del 4,78%, tras presentar sus resultados del primer trimestre. Aena, Ferrovial, Indra, Iberdrola y Enagás se colocaron entre los mejores, con ganancias de más de un punto porcentual. Abundaron las 'utilities' entre los valores alcistas (también Endesa, Red Eléctrica y Gas Natural cerraron en verde), dado que la rebaja de expectativas sobre los tipos de interés en Europa les ayuda. 

La caída de los bancos no fue exclusiva del Ibex-35. En el Eurostoxx 50 también fue muy importante. Así, después de la aseguradora Münich Re, se colocaron Deutsche Bank e Intesa SanPaolo, que retrocedieron un 3,66% y un 2,34%, repsectivamente. También Société Générale se situó entre los diez peores valores del día. 

El euro cae

Las palabras de Draghi ocasionaron también una caída del euro frente al billete verde. La moneda comunitaria perdía un 0,36% frente al dólar al cierre de la sesión, para colocarse en 1,087 unidades.

En el mercado de materias primas, el precio del oro retrocedió un 0,34%, hasta los 1.264,90 dólares la onza. 

Mayor caída sufría el precio del petróleo. El barril de Brent, de referencia en Europa, bajaba un 2,32%, hasta los 50,62 dólares. El barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, retrocedía un 2,56%, hasta los 48,35 dólares. Ese descenso se vio influido por la reapertura del principal campo petrolífero de Libia y debido a que la producción de crudo creció por décima semana consecutiva. 

No hay que perder de vista a China, porque los costes de financiación a corto plazo han subido a su nivel más alto de los dos últimos años. El estrangulamiento de la liquidez del mercado interbancario moviendo al alza los tipos de interés de corto plazo se ha convertido en la estrategia de las autoridades monetarias chinas para contener la burbuja de crédito sin hacerla estallar. 

publicidad
publicidad