12 de Diciembre, 17:20 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

EL SELECTIVO CAE UN 0,21%, HASTA LOS 10.416 PUNTOS

El Ibex-35 salva los 10.400 pese al acecho de la geopolítica

El Ibex-35 comenzaba la jornada con pérdidas, pero intentando mantener los 10.400 puntos, tras un primer golpe bajista que lo llevó a los 10.370 puntos. Pero a las doce y media de la mañana entraba en números verdes. Intentando subir estuvo entre ese momento y pasadas las cuatro de la tarde. Entonces el indicador empezó a caer, para amenazar con terminar la sesión en mínimos intradiarios. Al final de la sesión entró algo de dinero que le ayudó a salvar los 10.400 puntos. El índice cerró con un descenso del 0,21%, para dar un último cambio en los 10.416 puntos. 

La caída a última hora y reducida con urgencia tuvo que ver con las pérdidas con las que comenzó Wall Street. Al cierre de la sesión europea, el Nasdaq se dejaba casi un punto porcentual, mientras que el S&P 500 retrocedía alrededor de un 0,75%, y el Dow Jones, medio punto porcentual. 

El peor del día fue el Dax alemán, que retrocedió un 0,50%. Después se colocó el Ftse Mib de Milán, con un descenso del 0,46%. El Cac 40 francés, mientras, se dejó un 0,11%. En verde, el PSI-20 de Lisboa, que ganó un 0,06%, y sobre todo el Ftse 100 británico, que avanzó un 0,23%. 

Detrás de los descensos, según se comentaba en el mercado, los riesgos geopolíticos. Los más lejanos, como las tensiones crecientes alrededor de Corea del Norte, cuyas posibles consecuencias en el mercado era en la sesión el incremento de los CDS (seguros contra el impago) de Corea del Sur, que firmaban el peor comportamiento del mundo entre los de su 'rating', seguidos por los de China. Ello, sin olvidarnos del choque entre Rusia y Estados Unidos en Siria. También, los cercanos, con las elecciones francesas como epicentro. Aunque estas últimas no se han dejado sentir en los indicadores de confianza europeos, puesto que el índice de confianza del inversor, el Zew, se encuentra aún en su nivel más alto de los dos últimos años. 

Las caídas también se deben a que los inversores quizás quieren proteger sus plusvalías vendiendo ante las fiestas de Semana Santa que tienen lugar en los próximos días (la mayor parte de Europa cerrará el viernes y también el lunes). 

Nuevo desplome del Popular

En el selectivo español, el Popular fue el peor, al retroceder otro 9,67% y marcar un nuevo mínimo histórico en los 0,663 euros. Entre los peores se colocaron también otros bancos, como Bankia y CaixaBank, que retrocedieron un 1,87% y un 1,21%, respectivamente. El Sabadell perdió casi un punto porcentual, mientras que el Santander cedió un 0,76%. 

Entre los peores, también ArcelorMittal, que retrocedió un 2,38%. 

Además de la banca, tiraron a la baja del índice grandes valores como Repsol, que cayó algo más de medio punto porcentual, e Iberdrola, que bajó un 0,34%. 

En verde, Gamesa fue el mejor, con una subida del 3,55%. Después se colocaron Técnicas Reunidas e IAG, que ganaron un 2,68% y un 2,01%. 

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, PharmaMar y Amper encabezaron los ascensos, con ganancias de más de un 6%. En negativo, los únicos valores que lo hicieron peor que el Popular fueron Abengoa 'A' y Abengoa 'B', que retrocedieron un 12,20% y un 11,76%, respectivamente. 

Hacia los refugios

El dinero salía de la Bolsa e iba en dirección a los refugios. Por ejemplo, al yen, que subía respecto a las diez monedas más importantes del mundo. Pero también al oro, que avanzaba un 1,38% al cierre de la jornada, hasta los 1.271 dólares, su nivel más alto desde las elecciones americanas del pasado mes de noviembre. Contra el dólar, el que subía era el euro, que volvía a rebasar con decisión el nivel de 1,06 unidades, con un avance de alrededor de un 0,25%.

Mal síntoma también el que mostraba el Vix, el índice que mide la volatilidad del S&P 500, que se ha disparado en los últimos días desde niveles de alrededor de 12 puntos hasta los 15,65, su nivel más alto desde el pasado mes de noviembre. 

También vemos cómo baja la rentabilidad de los bonos estadounidenses a diez años, lo que implica que los inversores los están comprando. El interés retrocedía desde el 2,36% hasta el 2,30%. Mientras tanto, el rendimiento de sus comparables alemanes se mantenía en el entorno del 0,20%. 

En cambio, subía la rentabilidad de los bonos de la periferia. El interés de los títulos franceses a diez años avanzaba desde el 0,92% hasta el 0,95%. El de sus comparables italianos avanzaba desde el 2,22% hasta el 2,26%. El de los españoles, desde el 1,57% hasta el 1,61%.

En el mercado de materias primas, caída del barril de Brent, de referencia en Europa, por primera vez después de seis sesiones consecutivas de subidas. Retrocedía un 0,75%, hasta los 55,56 dólares. El barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, caía un 0,23%, hasta perder los 53 dólares.

publicidad
publicidad