Finanzas.com

Recordar mis datos | 縊lvidaste tu contrase馻?

JUNTA DE BANCO POPULAR

Del agradecimiento del consejo a 羘gel Ron al cabreo de los accionistas

La junta general extraordinaria de accionistas del Popular se ha reunido esta ma馻na con un objetivo fundamental: el cambio en la c鷓ula del banco. En el encuentro del consejo inmediatamente previa a la junta, 羘gel Ron ha cesado en sus funciones como presidente y ha presentado su dimisi髇 como consejero. En la explicaci髇, primero, un poco de historia: el consejo ha destacado c髆o la evoluci髇 de la cotizaci髇 de las acciones en Bolsa llev a analizar los resultados del banco y su situaci髇. Con ello, 羘gel Ron puso a disposici髇 del banco su cargo. La necesidad de tomar una decisi髇 por parte de la entidad para evitar un deterioro adicional de la marca provoc que los principales accionistas alinearan sus intereses y apostaran por un cambio de rumbo nombrando un nuevo equipo de mando, primero, con el nombramiento de un nuevo consejero delegado, Pedro Larena, hace medio a駉 y, a continuaci髇, con el relevo en la presidencia, que desde hoy asume Emilio Saracho.

El consejo ha manifestado su agradecimiento a la generosidad, por dejar a disposici髇 del consejo su cargo, y a la honestidad, seg鷑 las propias palabras de Roberto Higuera, vicepresidente del Popular, de 羘gel Ron y ha hecho un repaso de la delicada situaci髇 que atraviesa el sector bancario europeo, espa駉l y tambi閚 el del Popular, pasando de lo general a lo particular, como para disculpar los problemas del banco que ahora pasa a presidir Emilio Saracho爀nmarc醤dolo en un contexto muy negativo.

Pero los accionistas (27 pidieron turno de palabra en la junta y hablaron una treintena), no se han mostrado muy de acuerdo con esas "gracias", con ese agradecimiento, y han reiterado sus quejas y peticiones de responsabilidades a la administraci髇 saliente del banco, en particular a 羘gel Ron. Una primera, general, "no ha tenido la decencia de estar aqu y dar la cara", de Jes鷖 Neila. Y otra muy reiterada, tambi閚 en palabras de Neila: la reclamaci髇 de informaci髇 sobre la indemnizaci髇 y el plan de pensiones con que abandona el cargo. Y otra a鷑 m醩 general, expresada por Juan Carlos Gonz醠ez: "Empiecen por pedir perd髇".

"M醩 una caja de ahorros que un banco bien gestionado"

El primer accionista que intervino, Miguel 羘gel V醶quez, destac que la mejor decisi髇 que ha tomado en estos 鷏timos once a駉s ha sido no acudir a la 鷏tima ampliaci髇 de capital, vendiendo todos los derechos. Si otro accionista apuntaba que estar invertido en Popular es casi estar en una c醨cel, porque si se desinvierte, uno se arruina, V醶quez se queja de que ahora las acciones del Popular son las preferidas de los especuladores bajistas y de que "este Popular ha sido m醩 una caja de ahorros que un banco bien gestionado". Este accionista propuso, asimismo, tres actuaciones: renuncia voluntaria de las remuneraciones del consejo en met醠ico (la cuesti髇 de las remuneraciones en contraste con las p閞didas de la acci髇 fue un lugar com鷑 en el que insistieron la mayor韆 de los intervinientes) y que cobren en acciones, como una manera de ligar la suerte del banco a la de sus gestores; tambi閚 reclam una auditor韆 para ver a qui閚 se dieron los cr閐itos ahora morosos; y tambi閚 propuso echar a los responsables de los problemas sin indemnizaci髇.

El segundo accionista en intervenir, Miguel 羘gel Ochoa, se quej de que el consejo de administraci髇 haya estado demasiado complaciente, no haya mirado el inter閟 del accionista, sino los suyos propios y de sus remuneraciones en particular. "Una indecencia", seg鷑 sus palabras si se tiene en cuenta que muchos accionistas se han arruinado, asegur. Reivindic, pues, la vuelta del Popular a la banca tradicional, aunque tambi閚 atenta a las nuevas tecnolog韆s. Hubo buenas palabras, tambi閚 de sindicalistas, para los gestores anteriores de la entidad.

Antonio Ramos, por su parte, manifest que se deber韆n pedir responsabilidades al consejo de administraci髇 saliente "porque estamos al borde del precipicio" y porque "los accionistas han asumido unas p閞didas que no estaban en condiciones de asumir en muchos casos". Dado que las responsabilidades son personales, Ramos se refer韆, espec韋icamente, al presidente del anterior consejo, 羘gel Ron. Precisamente a 羘gel Ron le plante el a駉 pasado en la junta que los que en 2006 eran 100 euros invertidos en el Popular se hab韆n convertido en 2016 en 8 euros. Un a駉 despu閟 el valor se ha visto a鷑 m醩 mermado a los 3 euros. "Ahora que hemos perdido toda nuestra inversi髇... 縬u futuro tenemos los accionistas del Popular?", plante. Hubo alusiones y comparaciones con Bankia.

Jos Luis Tejero, en representaci髇 de un accionista ya octogenario, record c髆o 羘gel Ron, en una entrevista, se desped韆 "con orgullo, con sonrisa y con la satisfacci髇 del deber cumplido". Pero, se pregunta Tejero: "cu醠 era el deber que ten韆 羘gel Ron en este banco?, 縧levarlo a la bancarrota". Y a馻di: "Esta persona a la que represento se ha quedado sin ahorros en estos 鷏timos cinco a駉s. Cuando le hicieron la jugada, fue entre 2011 y 2017. El valor de la acci髇, porque le convirtieron todos sus ahorros en acciones, ha perdido un 91,5%. Ustedes comprender醤 c髆o se encuentra esta persona". Y Rafael Miralles, por su parte, se queja de la mis閞rima cotizaci髇 del Popular, que, sin el contra-split, cotizar韆 a 0,17 euros por acci髇. "Ni un caf te puedes tomar con el valor de una acci髇", afirm Rafael S醤chez-Ferragut. Pero F閘ix Revuelta, empresario de Naturhouse, echa en parte la culpa a los propios accionistas, que no han sabido reunirse para "echar a la gente a la que hay que echar". "Los accionistas hemos estados callados. A ver si los accionistas nos unimos de una vez por todas y ponemos coto a esto que est sucediendo".

"Invert en Popular en 2004 porque pens que su gesti髇 iba a ser la misma que la anterior"

Rememora Revuelta tambi閚 c髆o en el a駉 2004, cuando invirti en Popular, apost por 閘 y no por el Sabadell. "Me equivoqu porque pens que la trayectoria del banco iba a ser la misma que la anterior", asegur. Antonio Almarza, abundando en la misma idea, c髆o antes de la llegada de 羘gel Ron ("醤gel exterminador", ironiz), era el banco mejor gestionado de Europa. Y Jos Antonio del Barrio le replica a 羘gel Ron ("醤gel salvador", ironiz) que heredara un banco saneado y que se haya gastado dos ampliaciones por valor de 5.400 millones de euros cuando ahora capitaliza el banco poco m醩 de 3.500 millones de euros y con una cotizaci髇 de los seguros contra el impago peor que los de Abengoa.

Carlos Fern醤dez Victoria se quej de que 羘gel Ron no haya hecho ninguna autocr韙ica, dado que hace trece a駉s el Popular era l韉er en eficiencia de la banca europea, ejemplo de mesura y de contenci髇 de costes... hasta que comenz el viraje en la gesti髇, con la compra del Pastor, la entrada en el sector inmobiliario en los 鷏timos a駉s de la burbuja, el crecimiento de la morosidad, la negativa rentabilidad sobre los recursos propios, la calificaci髇 crediticia... "No entiendo que se haya ido con el trabajo cumplido cuando se va con las mayores p閞didas de los setenta a駉s de historia del banco", afirm Fern醤dez Victoria, que a馻di: "Larena no puede decir que el Popular es un bancazo". "Debemos hacer una demanda de responsabilidad de 羘gel Ron y del resto del consejo por haber dejado al banco hecho una mierda", concluy. En la misma l韓ea, Jos Manuel Galeote afirm que es necesario realizar una auditor韆 sobre la actuaci髇 de 羘gel Ron. Aunque hubo accionistas que extendieron la responsabilidad a todo el consejo de administraci髇 actual.

A los entrantes en el consejo: "M醩 que felicitarlos, tendr韆 que darles el p閟ame"

Con vistas al siguiente consejo, Ramos, afirm: "M醩 que felicitarlos, tendr韆 que darles el p閟ame". A continuaci髇, les conmin a "desprenderse del mal entendido orgullo que impidi en su d韆 depositar en la Sareb los activos inmobiliarios t髕icos pensando que el propio banco lo podr韆 hacer mejor". Esa decisi髇, en opini髇 de Ramos, ha terminado desangrando al banco y por reducir su capital. "Es necesario que se tomen medidas que deben ser urgentes y valientes. Urgentes porque el tiempo se agota. Y valientes porque algunas de ella no van a ser especialmente agradables", afirm, para concluir: "El banco se encamina a su liquidaci髇. Si en lugar de ser un banco fu閞amos una empresa, tendr韆mos que haber echado la persiana hace tiempo". Tambi閚 apelando al siguiente consejo, Jos Manuel Galeote explic c髆o el nuevo presidente toma al banco con un gran descontento entre los peque駉s accionistas. Tambi閚 Jos Manuel Galeote apunt que el nuevo presidente ha de decidir si se pone del lado de los peque駉s accionistas o de los gestores del banco. "Emilio Saracho es muy valiente porque aceptar este cargo es de valientes", defendi F閘ix Revuelta.

縁usi髇 o ampliaci髇 de capital?

Tambi閚 ha habido accionistas preocupados por la posibilidad de una fusi髇 o de una ampliaci髇 de capital. "Deseo que el banco se mantenga en solitario, pero si se realiza una fusi髇 o una absorci髇, deber韆 realizarse en su justo t閞mino, puesto que el precio del banco en Bolsa es muy inferior a su valor real", coment el accionista Dami醤 Garc韆. "Si va a ser un 醤gel liquidador, que extraiga todo el valor para los accionistas", le conmin a Saracho Jos Antonio del Barrio ante la posibilidad de una fusi髇, de una integraci髇, de una partici髇.

De momento, Garc韆 est tranquilo, puesto que las p閞didas presentadas responden a un ejercicio de saneamiento. Pero a馻di que s hay una cosa que destruir韆 esa tranquilidad que tiene: que se realice la ampliaci髇 de capital con la que se ha estado amenazando desde los medios de comunicaci髇 y que destruir韆 el valor de las acciones. Garc韆 opina que esa ampliaci髇 no es necesaria. Quiz醩 s lo fuera para 2019, para cumplir con los requerimientos de ese a駉, pero en su inter閟, la ampliaci髇 deber韆 llevarse a cabo a finales de 2018. E incluso afirm que podr韆 no ser necesaria la ampliaci髇. Tres cosas en su opini髇 hacen falta para que remonte la acci髇: que no se realice la ampliaci髇 de capital ni ahora ni a finales de 2018, que se ponga en marcha el proyecto Sunrise, aunque sea de forma retrasada, si es que el proyecto va a consumir capital, que se nos valore correctamente y que no se malvendan las acciones. Aunque Juan Carlos Gonz醠ez apunt que m醩 vale que les compren, porque ser la manera m醩 r醦ida de recuperar los 4 euros por acci髇.

縌u responde el banco?

"Defender al se駉r Ron requiere coraje", comenz el vicepresidente Higuera, que reconoci que problemas tiene el banco porque "as lo refleja la acci髇". "Pero no estoy de acuerdo en que esto sea solo por la culpa de 羘gel Ron", a馻di. "Estamos sufriendo las consecuencias de una crisis hist髍ica", justific. "Hemos realizado una gesti髇 en閞gica. Si ha sido la correcta, les compete a ustedes valorarlo", a馻di.

En cuanto a la indemnizaci髇 de Ron, coment que no tiene ninguna como presidente, pero s como empleado del banco: le corresponden 254.000 euros, pero a鷑 no los ha solicitado. No se ha llevado ninguna indemnizaci髇, aunque tiene derecho a una pensi髇 de 1,1 millones de euros, fruto de las aportaciones que ha ido realizando.

Respecto a la auditor韆, afirm que el pr髕imo presidente puede pedirla, pero el banco ya presenta las cuentas auditadas y sin salvedades.

縌ue en qu se ha gastado el dinero? "En provisiones", contest Higuera. Y, en general, defendi que las inversiones no fueron malas. Tampoco la del Pastor.

"Escuchamos lo que dicen y lo tendr en cuenta el presidente, con el consejo que quiera construir", concluy el vicepresidente. Defendi hasta el final que el banco ha venido dando unos resultados apreciables en su banca sana y "si conseguimos aligerarlo de la banca no sana y desembarazarnos de ella, el banco que hoy tenemos subyacente no contaminado conserva los valores del pasado".

縌u pasar con el dividendo? Si bien se prometi volver a pagarlo este a駉, el cambio en las circunstancias implica un cambio en los planes. "La prioridad no es el dividendo, sino el valor en Bolsa", a馻di Higuera.

Y para concluir: "Este banco no est a la deriva. Ni ahora, con Emilio Saracho, ni antes, con 羘gel Ron". 緾髆o hemos llegado hasta aqu? En dos fases, resumi Higuera, en primer lugar, por la concesi髇 de unos cr閐itos que han devenido en malos, y en segundo lugar, porque luego ha habido que gestionarlo. A diferencia de la crisis de principios de los noventa, que termin en dos a駉s, 閟ta est durando m醩, as como sus consecuencias, que se prolongar醤 durante unos a駉s.

緾髆o continuar el banco? Ahora la respuesta la tiene Emilio Saracho.

publicidad
publicidad