18 de Enero, 15:53 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Motor

General Motors también se cuadra ante Trump

M. Gallego

Primero fue Ford, luego Chrysler y ahora General Motors. Uno tras otro los gigantes automovilísticos se han cuadrado ante Trump para cumplir sus deseos de retener en EE UU sus factorías y conservar los empleos que se van a países con mano de obra más barata. 

Ford empezó el año con el anuncio de que cambiaría el plan de invertir 1,6 millones de dólares en México por uno de 700 millones en Michigan «como voto de confianza al presidente Trump», dijo su más alto cargo, Bill Ford. Fiat Chrysler le siguió la semana pasada con una inversión de mil millones para construir en Michigan y Ohio tres modelos de furgonetas Jeep y Ram que actualmente produce en México, lo que según la empresa traería de vuelta 2.000 puestos de trabajo. Y ayer General Motors dijo que invertirá mil millones de dólares que «retendrán o añadirán» 1.500 puestos de trabajo en plantas sin identificar.

Los detalles son lo de menos, lo que importa es contribuir a la imagen que quiere dar el nuevo presidente ante los votantes con los que cuenta para su reelección. En realidad el cambio de planes de Ford se debe a un cambio de estrategia de mercado que prevé un auge de los coches eléctricos en EE UU, pero no en México. Lo mismo ocurre con los Jeep, de moda en EE UU. «No basamos nuestras decisiones en un tuit, miramos hacia dónde va el mercado», dijo su jefe ejecutivo, Sergio Marchionne. Sin embargo, la 'coincidencia' de los anuncios con las amenazas de Trump no iba a perjudicarles, sobre todo si evita que sus vehículos fabricados en México se vean gravados con draconianos impuestos cuando crucen la frontera. 

publicidad
publicidad