18 de Enero, 15:33 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Familia

El Congreso debatirá la equiparación a 16 semanas del permiso de paternidad

J. Luis Alvarez

Podemos presenta una proposición de ley que fija las condiciones para prolongar una licencia #que no será transferible entre los conyugues

El Congreso de los Diputados debatirá en breve la equiparación del permiso de paternidad para todos los trabajadores que sean padres o adopten un hijo. El Grupo Podemos-En Comú Podem-En Marea ha presentado en el registro de la Cámara una proposición de ley para que padres y madres disfruten cada uno de un permiso de 16 semanas, intransferible, en caso de nacimiento, adopción o acogida.

Según la proposición de ley, que será debatida por la Comisión de Igualdad antes de ser sometida a votación por el pleno, es necesario modernizar el sistema de permisos «ya que no se corresponde a la realidad social y económica de España», en la que los dos miembros de la pareja trabajan. En la exposición de motivos, que publica el Boletín Oficial de las Cortes, queda de manifiesto que el ordenamiento jurídico «discrimina a los padres en el acceso a derechos para el cuidado, a la vez que las madres en el acceso al empleo de calidad».

Por este motivo, la formación morada expresa que «cada progenitor tendrá derecho a dos periodos distíntos, no cedibles ni de difrute compartido, y con derecho a una prestación del 100% de la base reguladora». En consecuencia, el llamado 'permiso parental inicial' será de dos semanas y de disfrute obligatorio, «que deberá tomarse a tiempo completo inmediatamente a partir del nacimiento, adopción, guarda con fines de adopción o acogimiento».

A este le seguirá el 'permiso parental para la crianza', que será de 14 semanas, de las cuales cuatro serán de disfrute obligatorio y a tiempo completo y diez de disfrute voluntario. El texto establece que podría disfrutase en bloque o previo acuerdo con la empresa en varios periodos antes del año desde el alumbramiento o la adopción. «Así se permite a las familias organizar el periodo de crianza de acuerdo con sus necesidades», añade.

En todo caso, a la madre biológica se le mantiene la posibilidad de comenzar el 'permiso inicial' hasta cuatro semanas antes del parto. El proyecto fija también que el progenitor no biológico comience a disfrutarlo a partir del día del nacimiento.

Con esta iniciativa el Grupo de Podemos se adelanta al PSOE, que en su programa electoral ya recogía la equiparación del permiso de paternidad al de maternidad y cuyo coste final calculaba en 1.600 millones. Y es que el pasado 18 de octubre el Congreso ya aprobó, con la abstención de PP, Ciudadanos y Foro de Asturias, una proposición no de ley para instar al Gobierno a realizar reformas para equiparar el permiso de paternidad a 16 semanas.

Esta nueva iniciativa parlamentaria fue celebrada con «satisfacción» por la Plataforma por Permisos Iguales e Intransferibles de Nacimiento y Adopción (PPiiNa), que pidió para ella el apoyo unamime de todos los grupos parlamentarios «sin ninguna enmienda que pudiera impedir, en la práctica, la igualdad de derechos y el uso paritario de los permisos».

Última ampliación

El pasado 1 de enero entró en vigor la última reforma del permiso de paternidad, por el que los trabajadores que sean padres o adopten un hijo disfrutan de un mes de permiso en lugar de las dos semanas fijadas hasta entonces. Esta ampliación del permiso era uno de los puntos del acuerdo de investidura ratificado entre Ciudadanos y el Partido Popular. El Gobierno calcula que podrán beneficiarse unos 420.000 hombres cada año.

La ampliación del permiso de paternidad, por nacimiento o adopción, comenzó a plantearse en la Ley de Igualdad que en 2007 impulsó el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Se trataba de ir poco a poco equiparando el permiso de los padres con el de las madres, que es de 16 semanas. Como primer paso, el Gobierno socialista, en septiembre de 2009, aprobó la ampliación de dos a cuatro semanas. Sin embargo, no pudo aplicarse debido al coste presupuestario.

Con la llegada del PP al Gobierno, en plena crisis económica, el equipo de Mariano Rajoy trató de reimpulsarlo en 2013, pero tampoco había fondos. Al año siguiente, reactivó la iniciativa pensando en el 1 de enero de 2016, pero tampoco pudo ser. Desde entonces, el Parlamento había reclamado en varias ocasiones al Gobierno la ampliación a cuatro semanas.

publicidad
publicidad