23 de Marzo, 06:12 am

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Inmobiliario

¿Qué es Housers?

Housers es la primera comunidad de inversores inmobiliarios online de España que permite desde 50€ a cualquier persona convertirse, ante notario, en propietario de bienes inmuebles en las mejores zonas de las grandes ciudades. 

Se trata de una auténtica democratización de la inversión inmobiliaria al permitir a cualquier persona invertir sin riesgo en un mercado donde la diversificación se encontraba restringida a grandes capitales.

Lo más importante es que Housers es un negocio seguro donde los dividendos repartidos a los inversores proceden de la explotación económica del bien inmueble, ya sea por el alquiler o por la venta, es decir, siempre existe una actividad de la cual proceden los dividendos a repartir. 

La idea es muy sencilla: a través de su departamento inmobiliario, Housers busca y recibe diferentes inmuebles. Tras un estudio pormenorizado y ayudándose de herramientas de Big Data decide publicar aquellas propuesta que verdaderamente constituyen una oportunidad de inversión. La gran mayoría de estos inmuebles proceden de particulares y muchos de ellos necesitan una reforma integral.

De esta manera Housers, no sólo facilita la inversión inmobiliaria sino que además a través de la reforma de estos inmuebles permite colocar nueva oferta en el mercado de alquiler.

¿Cómo se hace dinero?

Los dividendos repartidos en Housers proceden de la explotación económica de los bienes inmuebles, que se divide en dos etapas.
En la primera parte, estos dividendos tienen su origen en el alquiler y son repartidos los días 15 de cada mes entre los inversores dueños de la vivienda.

Por otro lado, cuando se alcanza la revalorización objetivo fijada por Housers al inicio el inmueble es puesto a la venta y una vez ésta se produzca se repartirán también los dividendos procedentes de la venta y de la liquidación de la Sociedad vehículo constituida para la compra del bien inmueble.

¿Qué rentabilidades ofrece Housers?

Dos vías distintas. Por un lado existe una rentabilidad mes a mes procedente de los alquileres. La rentabilidad neta actual sólo por el alquiler (una vez descontados todos los gastos excepto la comisión de gestión que dependiendo de las promociones varía), de media, está en torno al 3.35%.

Por otro lado existe una rentabilidad obtenida por la revalorización que experimentan los inmuebles a lo largo del tiempo debido a la propia situación del mercado inmobiliario y de las zonas concretas donde invierte Housers. Esta rentabilidad actualmente es, de media, del 16.31% anual.

Por tanto, con la inversión inmobiliaria a través de Housers estamos obteniendo una rentabilidad doble y que además permite una cierta seguridad puesto que ante una caída de los precios en el mercado inmobiliario el alquiler siempre actúa de colchón, permitiendo que la pérdida no sea tan acusada.

Fiscalidad de la inversión

La inversión inmobiliaria a través de Housers por personas físicas se encuentra sometida a una retención del 20% y tributa en la declaración de la renta como dividendos en la base imponible del ahorro.

¿Cómo se realiza el pago?

El proceso de inversión en Housers es realmente sencillo y transparente. Lo único necesario para convertirse en un inversor inmobiliario 3.0 es completar un pequeño formulario de registro y adjuntar una copia del DNI por delante y por detrás para poder proceder a la apertura de la cuenta segregada sin ningún tipo de coste adicional para el inversor ni compromiso por su parte. Dicha cuenta a nombre del inversor es operada por Lemonway, entidad de pago independiente francesa autorizada para operar en España por el Banco de España y que opera conjuntamente con el Banco Sabadell, en ella se puede hacer transferencias desde la cuenta habitual y estar seguro de que el dinero siempre estará a su nombre.

Una vez que toda la documentación es validada (entre 1 y 2 días laborables). Lo único necesario es ordenar una transferencia desde la cuenta bancaria habitual de cada uno a la cuenta para operar en Housers. Cuando llegue la transferencia (entre 2 - 3 días laborables) a la cuenta Housers basta con elegir la oportunidad y la cantidad total a invertir. 

Horizonte de inversión/desinversión

La gran ventaja de este nuevo modelo de inversión inmobiliaria es la posibilidad de diversificar tanto como se quiera una cartera inmobiliaria pudiendo invertir en diferentes barrios, ciudades y tipologías de inmuebles. 

Para que mes a mes se puedan obtener unos dividendos interesantes en nuestra cuenta corriente lo ideal es invertir en 10 - 12 propiedades y una media de 1.500€ por oportunidad de inversión.

La desinversión se produce cuando se alcanza la revalorización objetivo fijada para cada uno de los proyectos. En Housers aparte se plantea un horizonte temporal a 12, 30 ó 60 meses para el caso de que el mercado se ralentice y no se alcance esa revalorización prevista.

En cualquier caso, la iliquidez inherente al mercado inmobiliario va a pasar a la historia en poco tiempo. En Housers se están ultimando los detalles finales del market place interno donde cada inversor podrá vender sus participaciones en cualquier momento sin necesidad de tener que esperar al final de la vida de la inversión.

¿Qué no es Housers?

En primer lugar, Housers no es multipropiedad porque invirtiendo en inmobiliario a través de Housers el inversor se convierte en propietario de un bien inmueble mientras que en la multipropiedad lo que se adquiere es un derecho de uso de un bien inmueble durante un tiempo determinado, pero nunca se produce un cambio en la propiedad. 

En este asunto la confusión viene dada por la propia palabra de "multipropiedad" hecho que llevo incluso al legislador a calificar el término como impropio y a sustituirlo por "aprovechamiento por turnos de bienes de uso turístico". Con Housers serás dueño de un porcentaje de la vivienda, pero la inversión no se realiza para usarla, sino para obtener rentabilidad.

En segundo lugar, Housers no es una SOCIMI (Sociedad Anónima Cotizada de Inversión Inmobiliaria) ni un fondo de inversión. La diferencia fundamental es que en el caso de Housers es el inversor el que elige dónde quiere invertir y la cantidad que quiere invertir en cada oportunidad por lo que cada uno puede construirse su cartera inmobiliaria a su medida mientras que en las SOCIMIs y los Fondos esto no es posible.

Además, en Housers las oportunidades de inversión son independientes unas de otras, por lo que no es posible que exista un contagio por la mala marcha de una inversión. Esto ocurre porque en los Fondos o las SOCIMIs todos los inmuebles se encuentran dentro de la misma Sociedad por lo que el contagio es evidente.

Housers está revolucionando el mercado inmobiliario, de momento son 25 las oportunidades de inversión publicadas en la plataforma, 11 han llegado al objetivo de financiación y están en proceso de reforma, una de ellas ya vendida tras lograr en objetivo de venta, 10 de ellas reformadas y en alquiler recibiendo ingresos una de estas en venta y las dos restantes están actualmente en proceso de financiación. 

publicidad
publicidad