25 de Enero, 18:23 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

EL SELECTIVO GANA UN 2,35%, HASTA LOS 8.387 PUNTOS

El Ibex-35, a las puertas de los 8.400 con el crudo de cómplice

Potentes números verdes en los mercados de renta variable europeos, con el Ibex-35 avanzando un 2,35%, para dar un último cambio en los 8.387 puntos. El Ftse Mib de Milán le ganó al Ibex-35, con su revalorización del 3,52%. El Dax alemán se anotó casi un 2%, mientras que el Cac 40 francés avanzó un 1,79% El PSI- 20 de Lisboa, por su parte, ganó un 1,65%, mientras que el Ftse 100 británico se apuntó un 1,47%. 

Todo ello, al calor de la subida del precio del petróleo. El barril de Brent, de referencia en Europa, avanzaba un 4,67% al cierre de la sesión, para cambiarse por 34,5 dólares. El de West Texas en Estados Unidos ganaba un 6,41% al término de la jornada europea, hasta los 31,54 dólares. Con esa evolución del crudo quedaron compensadas las malas noticias económicas que tuvimos durante el día. En primer lugar, los índices de gestores de compras de la zona euro: el del sector manufacturero bajó desde los 52,3 hasta los 51 puntos, cuando se esperaba que se situara en los 52; el del sector servicios bajó desde los 53,6 hasta los 53 puntos, frente a la previsión del mercado de que se colocara en los 53,4 puntos. El índice compuesto, que se esperaba se situara en los 53,3 puntos, cayó hasta los 52,7 puntos. Ello puede estar mostrando que el deterioro económico en la zona euro está siendo de mayor dimensión de la que se había previsto. En Estados Unidos, las referencias fueron mixtas. Por un lado, el índice de actividad de la Fed de Chicago pasó desde los -0,34 hasta los 0,28 puntos, cuando se había anticipado que se colocara en los -0,05 puntos. Pero se portó el índice de gestores de compras del sector industrial americano, que bajó por sorpresa desde los 52,4 hasta los 51 puntos. Ello ocurre después de que en Japón también se haya publicado un débil índice de gestores de compras, que ha bajado desde los 52,3 puntos hasta los 50,2, cuando se esperaba que se situara en los 52. Y si los índices europeos lograban subir con fuerza y el índice Nikkei terminó ganando un 0,90%, en Wall Street, al cierre de los índices europeos, los avances rondaban el 1,3%. 

Junto a la buena evolución del precio del petróleo, a las Bolsas les vino bien el nuevo rebote del sector financiero europeo, con Unicrédito en cabeza dentro del Eurostoxx 50, con una subida de casi un 7%, y otros bancos como Deutsche Bank entre los más rentables del índice paneuropeo, con una subida del 3,95%. Société Générale, por su parte, se anotó un 3,66%. 

En el selectivo español, ArcelorMittal encabezó los ascensos, con una subida del 7%. A continuación, Popular, con una subida del 5,25%, mientras que Sacyr se anotó un 5,15%. Santander ganó justo un 5%. CaixaBank, Repsol y Acerinox avanzaron más de un 4%. BBVA se anotó prácticamente un 4%. Sabadell y OHL se apuntaron más de un 3%. Los avances de Gamesa y Bankinter se quedaron a las puertas de los tres puntos porcentuales. ACS, Mapfre, Acciona y Endesa ganaron más de un 2%. 

En negativo, el único valor del selectivo español en rojo fue IAG, que sufrió un recorte del 1,67%.

Entre los peores pero en verde, Indra, FCC, Abertis, Iberdrola, Ferrovial y Bankia, con ganancias de menos de un punto porcentual. 

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, sólo un valor, Ence, superó en ganancias a ArcelorMittal, con su revalorización del 7,17%. En negativo, el peor fue General de Inversión, que se dejó un 7,94%. Después, Alba, que retrocedió un 5,70%. También Tubos Reunidos se dejó más de cinco puntos porcentuales.

Deuda y divisas

En el mercado de deuda, bajadas de las rentabilidades de los bonos. El rendimiento del título español a diez años retrocedió desde el 1,70% hasta el 1,66%; el de su comparable italiano bajaba desde el 1,57% hasta el 1,53%. Ello implica que la nota de Moody's respecto a la deuda española (bajó su perspectiva de positiva a estable por los riesgos políticos) no ha afectado a los bonos españoles cotizados en el mercado secundario. La rentabilidad del bono alemán a diez años retrocedió desde el 0,21% hasta el 0,18%. Pero los intereses de los títulos americanos avanzaban: el del diez años, desde el 1,74% hasta el 1,76%.

Las subidas en las Bolsas, pues, convivieron con entrada de dinero también en los bonos, lo que puede hacer desconfiar de la evolución de la renta variable, ante una deuda que puede estar descontando un escenario económico más negativo. Aunque sí es cierto que el oro cayó: al cierre de la sesión europea retrocedía un 1,3%, hasta los 1.210 dólares la onza. 

En el mercado de divisas, el euro retrocedía al cierre prácticamente un punto porcentual respecto al billete verde, hasta colocarse en 1,1024 unidades. Aunque lo más relevante en los tipos de cambio vino de la mano de la evolución de la libra, que cayó con fuerza, un 2%, con respecto al dólar, después de que el alcalde de Londres se mostrara partidario del Brexit, junto a otros importantes miembros del Partido Conservador británico. El alcalde de Londres, Boris Johnson ha sido capaz de mover el mercado porque se piensa que puede ser el próximo líder de los conservadores británicos. Además, goza de una gran popularidad en el Reino Unido y, por tanto, puede tener una gran influencia. 

publicidad
publicidad