Vocento 15 años 24 de Octubre, 11:22 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

MERCADOS

El MAB se repone por completo del trauma de Gowex con su mejor año desde 2010

El mercado alternativo acoge a nueve compañías nuevas en el segmento de empresas en expansión, la mejor cifra desde 2010

Nueve compañías han dado su salto al Mercado Alternativo Bursátil (MAB) en 2015. La primera fue una compañía industrial que provee de rodamientos de alta calidad a fabricantes de maquinaria, NBI Bearnings, el 8 de abril. La última ha sido Tecnoquark, también industrial, el día 17 de diciembre. Entre ellas dos, Grenergy, que desarrolla proyectos de energía renovable; Inclam, especializada en ingeniería del agua; Lleida.net, que trabaja en el campo de las comunicaciones y telecomunicaciones tecnificadas; la biotecnológica Neol;Gigas, que presta servicios de tecnología en la nube; ThinkSmart, especializada en el desarrollo de tecnología para servicios comerciales; y Agile Content, que presta servicios de informática en la nube a medios, anunciantes y operadores. Con estos nueve nuevos componentes, 2015 ha sido el mejor año para el MAB, sólo por detrás del año 2010, cuando fueron diez los valores que se incorporaron.En cuanto a capital captado, 100 millones de euros sin contar el mes de diciembre, 2015 también es el segundo mejor año, tras 2014, con 110 millones.

Según AEMAB (Asociación de Empresas del Mercado Alternativo Bursátil), de media, las nuevas empresas del MAB lograron levantar 4,1 millones de euros cada una. Aunque el balance puede ser favorable en términos de captación de capitales, el rendimiento de las compañías debutantes para los inversores este año no ha sido positivo, con sólo Tecnoquark e Inclam en verde y pérdidas importantes para NBI, Grenergy, Lleida.net y Neol. Las empresas más veteranas del MAB han logrado ganancias relevantes, como Secuoya, que ha duplicado su capitalización bursátil este año, o Masmóvil y Euroespes, que se han anotado alrededor de un 80%, o Zinkia, que ha salido del concurso de acreedores y recupera un 40%. También han obtenido resultados muy positivos Altia, eBioss o 1nkemia, entre otras. 

Con vistas al próximo año, la patronal de este mercado espera que el crecimiento del número de empresas cotizadas en el MAB siga el camino de 2015. Por ahora, BestPrice ya ha anunciado su intención de debutar en este segmento del mercado. Por ello, AEMAB espera que, con este ritmo de incorporaciones, el MAB podría llegar a acoger hasta 500 pymes en un plazo de quince años, la mitad de las más de mil que actualmente cotizan en el AIM británico, que es la principal referencia del MAB. 

Por ahora, ya son más de una treintena las empresas que cotizan el MAB. Y a ellas hay que sumar algo más de una decena de socimis que también son miembros de este mercado alternativo, de las que ocho han debutado este ejercicio. Un buen balance, en suma, para el año, y que supone la confirmación de que, después del escándalo de Gowex, después del fraude que resultó ser la compañía más brillante de este mercado, hay vida, como dice Jesús González Nieto, director general del MAB. «Desde el escándalo de Gowex, se ha duplicado el número de empresas que componen el Mercado Alternativo. El MAB es un mercado que funciona», asegura González Nieto. Además, según comenta, aunque no hay ninguna vacuna contra el fraude, el MAB sí está impulsando el cumplimiento de las normas con cada vez más intensidad, para ponérselo cada vez más difícil a quien quiera engañar. Una de las medidas más importantes a que se refiere González Nieto ha sido la nueva regulación respecto a la auditoría de las cuentas: las empresas han de contar con una comisión de auditoría con miembros independientes y, además, la compañía que audite no puede ser cualquiera. 

Si tomamos al MAB como conjunto, observamos que los perfiles de las nuevas compañías que lo componen son de dos tipos: bien son inmobiliarias (en la división de socimis), bien son tecnológicas. Antonio Romero Haupold, presidente de AEMAB, la asociación de empresas del MAB, comenta que lo que le gustaría es que el mundo conociera al mercado alternativo español por la elevada presencia del sector tecnológico. Asegura que en el futuro debería estar compuesto fundamentalmente por tecnológicas, pero añade que ahora necesita empresas industriales con ebitda (beneficio bruto de explotación) positivo para proporcionar mayor confianza al inversor. 

El MAB sigue creciendo en cuanto a número de empresas, pero continúa teniendo un gran problema: la escasa liquidez, el pequeño movimiento de las acciones. Entre las más veteranas, la que más negocia es Carbures, con más de medio millón de euros de volumen medio diario negociado en el último año, seguida de Ebioss, con algo más de 70.000 euros; Neuron, con casi 60.000; y Eurona, con cerca de 30.000 euros. Catenon, 1nkemia y Facephi son las otras que han logrado negociar más de 10.000 euros de media cada sesión. Entre las que han comenzado a cotizar este año, la que lleva más tiempo en el parqué es NBI, que ha negociado, de media, 9.000 euros diarios desde su debut. Grenergy, por su parte, ha negociado cerca de 5.000 euros diarios, de media, desde que salió a cotizar. Inclam, 15.000 euros. En todos los casos, son cifras hinchadas por la de su primera sesión cotizando, mucho más activa. 

Respecto a esta cuestión, Jesús González Nieto dice que no le preocupa: «Lo que nos importa es que sean negocios sólidos, que se vayan cumpliendo los planes y que los inversores los entiendan». Además, añade: «A los inversores que apuestan por este mercado no les preocupa tanto la liquidez, sino la evolución a largo plazo de los valores». Para Romero Haupold, la poca liquidez afecta más al gran inversor que al pequeño, aunque, en todo caso apunta que este problema se solucionará a medida que vayan incrementándose las compañías cotizadas que traigan nuevos inversores. Debería ayudar, opina Romero Haupold, la puesta en marcha de una nueva fiscalidad de acuerdo con la cual no se tribute por los beneficios generados por la inversión en una compañía del MAB que se reinviertan en otra. 

Inversores más preparados

«El MAB es un mercado para pequeños inversores muy preparados. Para los grandes no merece tanto la pena», asegura Romero Haupold. Y, de acuerdo con Jesús González Nieto, la inversión en el MAB requiere trabajo de análisis por parte de los propios inversores particulares, porque no hay mucho análisis profesional. «Sí hay información de las empresas del MAB y es similar a la que proporcionan las compañías de la Bolsa, pero no hay informes de casas de análisis», comenta el director general del MAB. La inversión en este mercado, pues, requiere un trabajo y un conocimiento financiero mayor por parte de los inversores particulares. Aunque, en realidad, el mundo de las recomendaciones del MAB no es tampoco un desierto. David Cabaleiro, de Gesprobolsa, da sus consejos. Así, cree que Altia es una empresa interesante. Comenta que aunque cotiza a unos ratios un poco elevados, aún puede tener potencial. Además, le gusta Bionaturis. También Catenon, la más barata, la más perjudicada por las condiciones actuales del mercado y también la más transparente, porque ofrece avances trimestrales. Señala, por último, el interés de Neol. Cabaleiro también detecta otras empresas buenas, aunque caras: 1nkemia, Masmóvil, Grenergy y Carbures, aunque esta última la tiene en cuarentena hasta que aclare lo que pasa con los préstamos y cómo se articulan.

Los expertos de Metagestión tienen posición ahora mismo en dos compañías del MAB:Altia y Secuoya. La primera supone un 4% de la cartera, debido a sus ventajas competitivas. La segunda pesa un 2% y de ella valoran que cubre toda la cadena de valor de los clientes, que suelen ser productoras y cadenas de televisión, además de su crecimiento tanto a nivel nacional como internacional.

publicidad
publicidad
publicidad