09 de Diciembre, 23:01 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

EL SELECTIVO CEDE UN 0,24% Y DA UN ÚLTIMO CAMBIO EN LOS 10.397,2 PUNTOS

El Ibex-35 no aguanta sobre los 10.400 puntos

Pérdidas en los mercados de renta variable europeos. El Ibex-35 retrocedió un 0,24%, para dar un último cambio en los 10.397,2 puntos. El que más cayó fue el Ftse Mib de Milán, que retrocedió un 1,07%. Después se colocó el Ftse 100 británico, que sufrió un recorte del 0,65%. El Dax alemán, por su parte, cedió un 0,29%. Sólo terminó en verde el PSI-20 de Lisboa, que ganó un 1,53%. 

En el selectivo español, destacó el comportamiento de Mediaset, con una fuerte subida del 9,64%, como respuesta a los resultados trimestrales que había presentado al cierre de la sesión del miércoles. A continuación, Dia, que rebotó un 1,66% después de las fuertes caídas de las dos últimas sesiones. Gamesa e Inditex también ganaron más de un punto porcentual. Entre los grandes valores, avances para Telefónica, que se anotó un 0,17%, lo mismo que Iberdrola. Ferrovial, que presentaría sus cuentas tras el cierre de la sesión, terminaba el día con una revalorización de algo más de medio punto porcentual. 

En negativo, ArcelorMittal fue el peor, con un descenso del 4,29%, seguido del Santander, que recibió con una caída del 2,29% las cuentas del tercer trimestre. Abengoa fue el otro valor que se dejó más de dos puntos porcentuales. Después, OHL, Sacyr, Acerinox, IAG, pese a anunciar que volverá a pagar dividendos, Indra, Gas Natural, Acciona y Técnicas Reunidas, que retrocedieron más de un punto porcentual. Entre los "blue chips", descensos de alrededor de un 0,85% para BBVA y Repsol. 

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, no hubo valor más rentable que Mediaset. Después se colocó Ercrós, que se anotó un 9,29%. Y, a continuación, Urbas, que se anotó más de un 6%. En el otro lado de la tabla, Biosearch, con una caída cercana al 6%. 

La clave de la Fed y los datos macro americanos

La Reserva Federal norteamericana no despejó ayer la incógnita, no descartó una subida de los tipos de interés en diciembre y ello inyectó volatilidad en los mercados, aunque al final de la jornada el Dow Jones cerraba en máximos: caló el optimismo que transmitió la Fed respecto a la situación económica americana y las consecuencias que en ella pueda tener el contexto global. Pero en la jornada de hoy los índices americanos comenzaban a la baja después de conocerse cifras macro dispares. Por un lado, las peticiones iniciales de subsidio de desempleo, que fueron mejores de lo esperado por los analistas. Pero, por otro, el PIB del tercer trimestre fue por de lo previsto: creció a un ritmo trimestral anualizado del 1,5%, por debajo del 1,6% estimado por los analistas y del 3,9%, que era el ritmo al que crecía en el trimestre anterior. También peor de lo esperado las cifras de preventas de viviendas. 

En la agenda económica de la sesión europea contamos con la publicación de las ventas al por menor en España, que crecieron más de lo esperado en septiembre, al tiempo que la inflación en octubre bajó a un ritmo interanual del 0,7%, cuando los analistas habían previsto un descenso del 0,6%. Aunque, más que la agenda macro, en Europa lo que inyectó mal ánimo fue el comportamiento de algunas compañías alemanas. Porque la aerolínea Lufthansa se hundió un 8,5% tras presentar sus cuentas del tercer trimestre, mientras que Deutsche Bank retrocedió un 7,4%, después de anunciar 9.000 despidos y que abandonará diez países. 

En el mercado de divisas, el euro recuperó posiciones con respecto al dólar. La moneda comunitaria, desde por la mañana rebotaba alrededor de un 0,40%, para terminar el día en el entorno de 1,0965 unidades. Tras la reunión de la Reserva Federal norteamericana de ayer por la noche, el tipo de cambio llegó a marcar el nivel de 1,09 unidades. Antes de la cita con la autoridad monetaria americana se colocaba en 1,1050 unidades. Además, hay que tener en cuenta que el Dollar Index alcanzó ayer su nivel más alto desde mediados de agosto, dada la divergencia de política monetaria existente entre la Fed y los bancos centrales europeo y japonés. 

En el mercado de deuda, también cundió la idea de la posibilidad de que haya subida de tipos en Estados Unidos antes de final de año. De hecho, de acuerdo con el mercado de futuros, la probabilidad de una subida del precio del dinero en diciembre ha pasado del 33% en que se situaba antes de la última reunión de la Fed al 50%, según la cálculos de Bloomberg. Así, el rendimiento de los bonos americanos a diez años subió desde el 2,10% hasta el 2,16%. Cotizó, pues, más el comunicado de la Fed proclive a subir los tipos antes de final de año que el decepcionante dato de PIB del tercer trimestre. Pero esa decepción propinada por el dato de crecimiento americano quizás no fuera tal, puesto que se debía a una corrección de los inventarios de las empresas. Por eso, bajo la superficie, los analistas vieron resistencia en el consumo privado. "El titular no es indicativo de la solidez con la que está creciendo estados Unidos", comentó Gennadiy Goldberg, estrategia de tipos de TD Securities, que añadió que los "drivers" del consumo doméstico son bastante fuertes. 

Mientras, la rentabilidad del bono español a diez años subió desde el 1,57% hasta el 1,65%. La rentabilidad del bono alemán a diez años subió desde el 0,45% hasta el 0,53%. Dado que el movimiento fue en paralelo en todos los bonos, la prima de riesgo de España se mantuvo estable en el entorno de los 112 puntos básicos. 

En el mercado de materias primas, el barril de Brent, de referencia en Europa, se mantuvo plano en el entorno de los 49 dólares. El de West Texas, de referencia en Estados Unidos, avanzaba un 0,6%, hasta los 46,21 dólares. El precio del oro cedió un 0,6% al cierre de la sesión, para colocarse en los 1.150 dólares la onza. 

publicidad
publicidad