Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

EL SELECTIVO GANA UN 0,11% Y DA UN ÚLTIMO CAMBIO EN LOS 10.181,20 PUNTOS

Séptima sesión al alza en el Ibex-35

Tras seis sesiones consecutivas de avances, el selectivo español fue capaz de encadenar una séptima, igualando la mejor secuencia previa en el selectivo del mes de julio. En la última jornada, el indicador cerró con una subida 0,11%, para dar un último cambio en los 10.181,20 puntos. Ese cierre en verde no estuvo asegurado hasta el final de la sesión. De hecho, el selectivo podría haber cerrado la sesión mucho peor: el índice marcó sus mínimos intradiarios a primera hora de la mañana en los 10.065 puntos. Y durante gran parte del día el selectivo se mantuvo por debajo de los 10.100 puntos. Salvó definitivamente esa cota a las doce de la mañana. La batalla por entrar en números verdes comenzó a partir de la apertura de la Bolsa de Nueva York, y eso que los índices de Estados Unidos comenzaron la jornada en rojo, pese a que los datos de paro semanal fueron mejores de lo previsto por los analistas: el número de solicitudes iniciales de subsidio por desempleo alcanzaron las 263.000, por debajo de las 274.000 esperadas por los analistas y por debajo también de las 277.000 del mes anterior. 

Hubo varios factores que se interpusieron en la subida de los mercados. En primer lugar, la balanza comercial alemana, que tuvo un superávit inferior a lo previsto por los analistas. Aunque preocupó sobre todo que las exportaciones cayeran un 5,2% en el mes de agosto en comparación con el mes previo en la que fue su mayor caída desde el año 2009. Tampoco fue una buena noticia que las importaciones alemanas retrocedieran un 3,1%, cuando los expertos esperaban un recorte de apenas un 0,6%. 

A nivel internacional, también penalizó a la inversión el hecho de que Deutsche Bank anunciara que prevé pérdidas de 6.200 millones de euros en el tercer trimestre del año. Y que Financial Times publicara que Credit Suisse está planeando una gran ampliación de capital diseñada para alcanzar los requerimientos regulatorios. 

Y hablando de resultados, también había ciertos nervios en Estados Unidos a cuenta del inicio de la campaña de presentación de resultados que comenzaba tras el cierre de la sesión americana con los números del gigante del aluminio Alcoa. De acuerdo con el consenso de analistas, los beneficios de las compañías del S&P 500 caerán entre un 5% y un 7% en el tercer trimestre respecto a hace un año. De ser así, ésta será la primera reducción de beneficios desde el tercer trimestre de 2009. Hace seis meses, el consenso de analistas esperaba un crecimiento de los beneficios de un 1,3% interanual.

Además, al Ibex-35 en particular le penalizó durante todo el día la evolución de varios de los grandes valores. Sobre todo Telefónica, que terminó el día con un recorte del 1,31%, ante el riesgo de que no pueda vender 02. También en negativo terminaron Santander e Inditex, que se dejaron un 0,61% y un 0,46%, respectivamente. Además, Repsol, que se dejó un 0,28%, mientras que BBVA retrocedió un 0,26%. 

Las pérdidas más importantes del día correspondieron a Abengoa, que se dejó un 4,47%. Después, OHL, que retrocedió un 2,80%. 

Aunque al selectivo le apoyó, y mucho, la evolución de la banca mediana. Así, el Popular fue el valor más rentable del día, con una subida del 4,02%. Después, el Sabadell, que ganó un 3,90%, mientras que CaixaBank ganó un 2,61%. Más de dos puntos porcentuales ganaron también Sacyr y Acerinox. 

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Prisa fue el valor más rentable, con una revalorización del 12,61%, seguido de Zeltia, que ganó un 8,38%, mientras que Nicolás Correa se anotó más de un 7%. En el otro lado de la tabla, tras las acciones "B" de Abengoa, las "A", que se dejaron un 3,42%, mientras que Talgo se dejó un 3,11%. 

Peor que el selectivo español sólo se comportó el PSI-20 de Lisboa, aunque apenas retrocedió un 0,03%. Los mejores índices de la sesión fueron el Ftse Mib de Milán y el Ftse 100 británico, que ganaron un 0,68% y un 0,61%, respectivamente. El Dax alemán, por su parte, ganó un 0,23% y el Cac 40 francés, un 0,18%. 

El euro, la deuda y el petróleo

El combinado de referencias macroeconómicas en el tipo de cambio euro-dólar benefició a la divisa comunitaria, que al cierre de la sesión europea avanzaba alrededor de un 0,40%, para colocarse en 1,1281 unidades, aunque por la mañana estuvo bastante rato por encima del nivel de 1,13 unidades. 

En el mercado de deuda, la rentabilidad del bono español a diez años se mantuvo estable en el 1,83%. La del bono alemán, en el 0,59%. Con ello, la prima de riesgo se mantuvo estable en los 124 puntos básicos. Ningún efecto ha tenido el hecho de que el Banco Central Europeo haya anunciado que adelantará compras de activos entre los meses de septiembre y noviembre ante la menor liquidez existente en el mercado durante el mes de diciembre. 

En el mercado de materias primas, el barril de Brent, de referencia en Europa, volvió a subir con fuerza: avanzó un 2,20%, hasta los 52,46 dólares. El barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, se anotaba un 1% al cierre del mercado europeo, para colocarse en los 48,30 dólares.

publicidad
publicidad