11 de Diciembre, 08:51 am

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

EL ÍNDICE SE HUNDE UN 2,57% EN LA SESIÓN, PERO SUBE MÁS DE UN 1% EN LA SEMANA

El Ibex cierra la semana al alza pese a la Fed

La Reserva Federal norteamericana mantuvo los tipos de interés sin cambios y lanzó un mensaje muy cauto que no permite adivinar si el primer endurecimiento monetario vendrá antes de final de año o ya en 2016. Alegó su presidenta razones de todo tipo, tanto económicas como financieras, tanto internas como internacionales. Y los índices de renta variable le respondieron con caídas. Tanto en Estados Unidos el jueves por la noche como los europeos el viernes. En el Viejo Continente los recortes fueron especialmente intensos. Quizás porque los inversores temen que la Reserva Federal ve la situación económica mucho peor de lo que estaban descontando ya los mercados. Además, a la decisión de Yellen de no subir los tipos de interés se unió la intención del Banco Central Europeo de incrementar su programa de compra de activos más allá de lo comprometido, es decir, más allá de septiembre de 2016. 

Quizás esto último actuó como contrapeso y evitó que el euro se apreciara mucho. La moneda comunitaria subió, tras la decisión de Yellen, desde el nivel de 1,13 unidades hasta alcanzar máximos en el entorno de 1,145 unidades. A partir de ese nivel que tocó pasadas las diez de la mañana, aflojó y al cierre de la sesión europea el tipo de cambio se colocaba en 1,1365 unidades. 

En Europa, el índice más castigado de la sesión fue el Dax alemán, que retrocedió un 3,11%, mientras que el Ftse Mib de Milán se dejó un 2,65%. Después se colocó el selectivo español, que terminó el día en los 9.847,20 puntos, tras retroceder un 2,57%. Mientras, el Cac 40 francés se dejó un 2,56% y el Ftse 100 británico, un 1,34%. El PSI-20 de Lisboa fue el que mejor se comportó, con un descenso del 0,71%. 

En el selectivo español, únicamente dos valores se salvaron del recorte: fueron Día y Grifols, con ganancias de un 1,99% y de un 1,05%, respectivamente. A continuación, entre los mejores, pero ya en rojo, sólo un puñado de compañías logró cerrar con pérdidas inferiores al punto porcentual: fueron Enagás, Amadeus, Gas Natural, Red Eléctrica, Endesa, IAG y Técnicas Reunidas. 

En negativo, Abengoa fue el peor, con un descenso del 9,34%, seguido, muy de lejos, por Sacyr, que perdió un 5,20%, mientras que Repsol, Arcelormittal, BBVA y Gamesa retrocedieron más de un 4%. Más de un 3% se dejaron dos de los grandes (Telefónica y el Santander), además de ACS. 

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, eDreams fue el valor más rentable, con una revalorización del 6,82%. A continuación, Funespaña, que se anotó un 3,82%, mientras que Lar, que se anotó un 2,45%. Éstos fueron los tres únicos valores que superaron en avances a Dia. 

En negativo, ningún valor se comportó peor que Abengoa. Después se colocó Coemac, la antigua Uralita, con un descenso del 9,30%. 

Pese a este fuerte recorte del viernes, el selectivo logra cerrar la semana en positivo, con una revalorización superior al 1%, y eso que el lunes marcó mínimos desde octubre de 2014 por debajo de los 9.700 puntos. Con ello, el indicador pone fin (quizás sólo momentáneamente) a ese quedarse atrás respecto al resto de indicadores europeos, porque éstos últimos terminaron la semana con descensos.

Buen comportamiento de la renta fija

La decisión de la Fed provocó que saliera mucho dinero de los índices de renta variable. A cambio, entró en la renta fija. Las rentabilidades de los bonos bajaron de manera generalizada, ante la expectativa de que se retrasará la subida de tipos de interés en Estados Unidos, pero también por el posible riesgo de que esa decisión de la Fed tenga lugar por una ralentización de la economía mundial. La rentabilidad del bono español a diez años, que rondaba el 2,10%, bajó hasta el 1,95%. El rendimiento de los bonos italianos retrocedió desde niveles cercanos al 2% hasta el 1,77%. Y también retrocedió la rentabilidad del bono alemán: desde el 0,78% hasta el 0,67%. 

La combinación de este comportamiento de la deuda española y el de la deuda alemana hizo posible que la prima de riesgo de España se estrechara desde los 135 hasta los 128 puntos básicos. La de Italia se encuentra en los 110 puntos básicos. 

Incluso bajaron las rentabilidades de los bonos griegos, pese a que el próximo domingo hay elecciones. Así, la rentabilidad del bono griego a diez años bajó desde el 8,10% hasta el 7,90%, mientras que en su plazo a dos años retrocedió desde el 10,20% hasta el 9,80%. Lejos quedan los tiempos en que el dos años griego rendía más de un 20%. Y al alza se movía también la Bolsa griega en la última sesión de la semana, a diferencia del resto de indicadores del Viejo Continente: terminó el día con una revalorización del 0,76%. 

En el mercado de materias primas, la reacción del crudo al no movimiento de la Fed fue a la baja: el barril de Brent, de referencia en Europa, cedía al cierre de los mercados europeos un 1,69%, hasta los 48,25 dólares, mientras que el de West Texas, de referencia en Estados Unidos, caía otro 3,5%, hasta los 45,23 dólares. 

En la agenda económica de la sesión, además de la referencia procedente de la sesión anterior, pocas más. La referencia más importante vino de la mano del indicador de indicadores americano, que mide la salud económica general de EE.UU. En agosto creció un 0,1%, por debajo de lo previsto, pero después de haberse revisado al alza el dato del mes anterior. Los indicadores de Wall Street comenzaron el día también con descensos. Al cierre de los mercados del Viejo Continente, el Dow Jones perdía un 1,10%, mientras que el Nasdaq 100 se dejaba un 0,40%.

publicidad
publicidad