18 de Enero, 15:30 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

consulta

¿Qué hago con mis fondos de renta fija?

finanzas.com

Un lector de nuestra revista INVERSIÓN&Finanzas.com nos hacía la siguiente pregunta: He invertido en fondos de renta fija y estoy perdiendo dinero. El director de mi banco me dijo que eran fondos seguros por ser de renta fija, pero creo que no me dijo la verdad. ¿Qué hago? ¿Recupero el dinero de los fondos o no?

La consulta ha sido contestada por PROFIM, ASESORES PATRIMONIALES EAFI: Aunque la renta fija es un activo que se considera más seguro que la renta variable, no está exento de riesgo. Invirtiendo en renta fija también se puede perder y el responsable de su entidad bancaria debería haberle informado de ello.

Desde hace varios meses venimos advirtiendo del riesgo que implica actualmente invertir en renta fija. Los tipos de interés de referencia para los distintos plazos (1, 5, 10 años...) se encuentran en niveles cercanos al cero por ciento en buena parte de los mercados desarrollados. En algunos, incluso, ya están en negativo. El margen para nuevas bajadas (lo que haría subir los precios de los bonos) es casi inexistente. Lo más normal, llegados a este punto, es que los tipos de interés se mantengan estables o, como hemos visto recientemente, empiecen a subir y provoquen la caída de los precios de los bonos y la consiguiente pérdida en las carteras de los fondos.

Los fondos que más sufren en un entorno de subidas de tipos son los que invierten en emisiones de renta fija de más largo plazo. De ahí que nuestra recomendación sea centrarse en fondos que invierten en plazos muy cortos, en especial si lo que se busca es seguridad. La rentabilidad que ofrecen estos productos no va a ser muy elevada, pero tienen la ventaja de que tampoco van a registrar fuertes correcciones si caen los precios de la renta fija.

En cuanto a la seguridad de la renta fija, indicar que todas las inversiones tienen riesgo. Si usted compra directamente renta fija (bonos, letras, obligaciones) en el momento que es emitida por parte de un gobierno (deuda pública) o de una empresa (deuda corporativa) y la mantiene hasta la fecha fijada como vencimiento, sí es muy probable que recupere el 100 por ciento de lo invertido y, además, se beneficie del cobro de los cupones ofrecidos por el emisor durante los años mantenidos en cartera. Es en este caso cuando sí se puede hablar de la seguridad que ofrece la renta fija. Ahora bien, la inversión directa en renta fija se puede perder totalmente o una parte de lo invertido si el emisor quiebra (es algo que puede pasar tanto si se es un Estado como una empresa) o si decide realizar una quita (no devolver todo el dinero captado durante la emisión) o dejar de pagar los cupones.

También se pierde con estos activos si se decide vender antes de que alcance su vencimiento puesto que el precio de los títulos de renta fija sube y baja como el de cualquier otro activo y lo hace en función de muy diversas variables como la calidad del emisor, de la oferta y de la demanda, revisión de los tipos de interés...

De esas variables, una de las que más repercusión tiene en la marcha de los precios de las emisiones de renta fija, y es causa directa de que los fondos especializados en renta fija suban o bajen, es la evolución de los tipos de interés. Si éstos suben, los precios de los bonos que ya están cotizando en los mercados (y que forman parte de la cartera del fondo de inversión) bajan de forma casi inmediata y viceversa. Es así porque una subida de tipos implica que las nuevas emisiones que salen al mercado ofrecen intereses más altos que las que están cotizando. Por ello, los precios de las que se han emitido con anterioridad caen (las nuevas emisiones son más atractivas porque ofrecen mejores cupones y las antiguas tienen que bajar precios para que alguien las recompre). Por el contrario, un descenso de tipos produce revalorizaciones en los títulos más antiguos, que ya están en la cartera del fondo. 

publicidad
publicidad