25 de Enero, 18:46 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

consultorio

Cómo distribuir una herencia de alguien que fallece sin testar

finanzas.com

Uno de los lectores de nuestra revista INVERSIÓN&Finanzas.com nos hizo la siguiente consulta: Mi madre falleció hace 30 años sin haber hecho testamento y mi padre ha dispuesto como ha querido de los bienes que tenían ambos. Ha vendido un piso y una finca y lo hizo sin consultarnos a los hijos. Ahora tiene demencia senil. También tengo dos hermanos, uno mayor y otra hermana pequeña que tiene una deficiencia del 70 por ciento y está incapacitada. Yo quiero arreglar los papeles pero no sé cómo hacerlo. ¿Habría que dividir la herencia en tres partes y cuando fallezca mi padre repartirla? ¿Mi padre puede hacer testamento con demencia? ¿Tenemos que declararle incapaz? ¿Cómo solucionamos el tema de mi hermana?

Esther Gacía, del despacho de abogados iabogado.com contesta las preguntas: Primero hay que solicitar la incapacidad judicial de su padre. Se le nombrará un tutor y, posteriormente, un defensor judicial. Una vez hechos los nombramientos, la escritura de división de la herencia de su madre podrá firmarse en notaría, de modo que a través de la misma, adquirirán la posesión de los bienes y derechos que por herencia les corresponda. Lo correcto habría sido, si sus padres estaban casados en el régimen de gananciales, haber protocolizado en escritura pública la liquidación de los gananciales, realizando en el mismo documento el reparto de los bienes que hubiesen correspondido a su madre, al viudo y a los tres hijos. Esta partición puede hacerse ahora, bien sobre los bienes que resten, bien solicitando la incorporación de los bienes vendidos por su padre, de modo que él tenga que compensar a los hijos por las disposiciones que realizó sobre los bienes de naturaleza común. 

El problema estriba en que su hermana y su padre han perdido la capacidad, por lo que en el caso de su padre, será preciso que se declare su incapacidad judicial, que se le nombre un tutor (un hijo) y, posteriormente, un defensor judicial que acepte la herencia de su madre en su representación. Esta aceptación no podrá hacerla el hijo que haya sido nombrado tutor porque también tendrá la condición de heredero de la madre y existe un conflicto de intereses.

Así, para regularizar la situación será necesario que acuda a un abogado para instar los expedientes judiciales de tutela y de nombramiento de defensor judicial. En el caso de su hermana, si la tutela la tiene su padre, y éste ha perdido la capacidad, será preciso nombrar un nuevo tutor y si la designación recae sobre un hermano, para aceptar la herencia de su madre será preciso solicitar el nombramiento de un defensor judicial dado que no puede concurrir en la misma persona la condición de heredero y tutor.

Si no hay conflicto entre los dos hermanos, la situación, aunque un tanto enrevesada, puede solucionarse tras la tramitación de los expedientes judiciales a los que he hecho referencia. Una vez que se hayan realizado los nombramientos, la escritura de división de la herencia de su madre podrá firmarse en notaría, de modo que a través de la misma, adquirirán la posesión de los bienes y derechos que por herencia les corresponda.
Finalmente indicarle que si su padre está incapacitado, no podrá otorgar testamento.

publicidad
publicidad