16 de Septiembre, 04:43 am

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Finanzas personales

¿Qué préstamos hay para estudios universitarios?

Finanzas.com

Estos créditos se plantean como medida alternativa para financiar los estudios superiores

Los préstamos para estudios universitarios que hasta hace unos años eran desconocidos en España y se circunscribían al ámbito anglosajón ahora se plantean como medida alternativa para financiar los estudios superiores. El cuestionamiento del sistema actual de becas en una aparente búsqueda la equidad en la distribución de las ayudas a estudios y el consecuente recorte en la financiación en materia educativa han conllevado que muchos estudiantes se planteen solicitar un préstamo de estudios para costearse la carrera, postgrado o máster.

En este artículo hablaremos de las distintas posibilidades de pedir un crédito universitario, independientemente de las becas y ayudas que tanto de ámbito estatal como autonómico puede percibirse.

TIPOS DE CRÉDITOS UNIVERSITARIOS

Créditos oficiales

Aunque en España la universidad es gratuita, el acceso a estudios de máster supone un desembolso que muchos estudiantes no pueden costearse. Por ello, existen préstamos emitidos desde organismos oficiales, como los Préstamos Renta Universidad, mediante los cuales los estudiantes que quieran optar a cursar un máster pueden solicitar un crédito que les ayude a abonar las tasas universitarias y la manutención durante su duración. Sus condiciones son más ventajosas para los solicitantes que los créditos privados, ya que el modo de devolución era un periodo de carencia durante los primeros cinco años y a partir de ahí una devolución repartida en quince años.

Préstamos bancarios

Independientemente de este préstamo oficial, la mayoría de entidades bancarias ofrecen productos financieros como ayuda a cursar estudios universitarios. No obstante, antes de decantarse por uno u otro, hay que valorar ciertos aspectos a la hora de contratar un préstamo para estudios.

En primer lugar, debe conocerse el importe máximo que concede cada banco para cursar estudios superiores y cuya horquilla puede abarcar desde una cantidad base de 5.000 euros hasta más de 60.000 euros. Al igual que con cualquier otro producto crediticio, es imprescindible estudiar el tipo de interés aplicado al préstamo, ya que además de poder ser fijo o variable, condicionará nuestra capacidad de devolverlo. Además de no olvidarnos de otros gastos asociados, como comisiones de apertura o penalizaciones por su cancelación.

Con respecto a la duración del préstamo, las entidades bancarias fijan los plazos de amortización en función de la duración de los estudios, aunque, al igual que con el Préstamo Renta Universidad antes aludido, resulta habitual aplicar períodos de carencia, lo que supone que las cuotas mensuales en ese período son más económicas ya que sólo se abonan los intereses.

Minicréditos para estudios

Los préstamos rápidos como los ofertados por las financieras Sucredito.es o Cashper.es y cuyos importes no superan los 500 o 600 euros no pueden sufragar unos estudios universitarios, pero sí pueden ser tenidos en cuenta para abonar gastos puntuales vinculados a la manutención, el alquiler, equipamiento informático o cursos de idiomas.

Los rasgos definitorios de este tipo de mini créditos rápidos son su facilidad de tramitación y la rapidez con la que se gestionan, de manera que la cantidad puede transferirse al solicitante en tan sólo diez minutos. Estas características lo convierten en un salvavidas ocasional con el que los estudiantes pueden contar para afrontar un mes en los que los gastos han superado sus previsiones. Su corto plazo de amortización impide alargar la deuda más de lo debido y, una vez reintegrado, puede solicitarse otro, convirtiéndolo en un producto financiero ágil, dinámico y recurrente.

publicidad
publicidad