21 de Enero, 07:04 am

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Empleo

Preguntas envenenadas en una entrevista de trabajo

Finanzas.com

¿Cuántas bombillas hay en este edificio?. No es ninguna broma, te puedes enfrentar a este tipo de preguntas en una entrevista de trabajo.

Ha llegado la hora. Entras a la oficina y tu entrevistador te espera con un semblante tranquilo. Le das la mano y te presentas. Todo parece indicar que va a ser una entrevista de trabajo políticamente correcta, sencilla y cómoda. Respondes de una manera relajada a las preguntas de la entrevista acerca de tu experiencia profesional, tu objetivo de carrera y tu expectativa salarial. De repente, tu mente queda en blanco cuando escuchas la pregunta: ¿Cuántas bombillas hay en este edificio?. No es ninguna broma, te puedes enfrentar a este tipo de preguntas en una entrevista de trabajo.

Desde Experteer, el servicio de empleo de alto nivel, apuntan lo siguiente:

Lo primero que debes hacer es respirar hondo. No intentes dar una respuesta rápida ni dar el primer número que se te ocurra. Pregúntate qué ha llevado al entrevistado hacerte esta pregunta. El motivo de esta pregunta no es conocer una respuesta final, sino conocer mejor tu manera de razonar. Se trata de conocer de algún modo como eres capaz de reaccionar, juzgar y usar tu sentido común.

Algunos otros ejemplos de preguntas curiosas que pueden surgir en una entrevista de trabajo son:

- ¿Cómo podrías mover el monte Fuji?

- ¿Cómo puedes pesar a un elefante sin utilizar ninguna maquinaria de pesado?

- ¿Cuántas paradas de autobús hay en una ciudad como Madrid?

Algunas de las reglas básicas que deben seguirse para afrontar de una manera exitosa este tipo de preguntas son:

1. Relájate. No reacciones de una manera emocional o lleno de pánico.

2. Si consideras que necesitas más información para responder a la pregunta, no dudes en requerirla. Esto suele causar una impresión positiva en el entrevistador.

3. Haz números, dibuja o lo que consideres necesario. No tengas miedo a preguntar por papel, lápiz y calculadora.

4. No te aceleres. Tomarte tu tiempo no es cometer un error.

5. Deja un espacio para sorprender a tu entrevistador. Incluso si no eres capaz de encontrar la respuesta, una solución alternativa y original puede ser muy positiva.

Cada vez más, compañías multinacionales como Google, Nestlé o Microsoft son conocidas por introducir este tipo de preguntas en las entrevistas de trabajo. Por ahora no es lo más común, pero puede ocurrir. Quizá no exista una manera perfecta de preparar este tipo de preguntas, pero lo que si se puede, sin duda, es prepararse mentalmente para ellas. Las ofertas de empleo en las empresas líderes son muy apetitosas, pero durante la fase de entrevistas de trabajo podemos encontrarnos algún "momento complicado".

publicidad
publicidad