Finanzas.com

Recordar mis datos | 縊lvidaste tu contrase馻?

Desmantelamiento del estado del bienestar

El Gobierno deja sin tarjeta sanitaria a quien pase tres meses fuera sin cotizar en Espa馻

Rosario Gonz醠ez

J髒enes y parados emigrantes, principales perjudicados por una modificaci髇 publicada en el BOE durante las Navidades

Un art韈ulo del Bolet韓 Oficial del Estado (BOE) del pasado 26 de diciembre de 2013 ha puesto en alerta a los emigrantes espa駉les. La publicaci髇 oficial incorpora en su p醙ina 209 una disposici髇 adicional, en concreto la sexag閟ima quinta, al Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social, que limita la asistencia sanitaria a aquellos espa駉les que permanezcan en el extranjero durante m醩 de 90 d韆s en un a駉 natural y se encuentren en situaci髇 de desempleo. Es decir, los espa駉les que est醤 residiendo en el extranjero por motivos laborales (como muchos j髒enes) o personales perder醤 el derecho a la prestaci髇 sanitaria a partir de los tres meses fuera y tendr醤 que comenzar el correspondiente proceso burocr醫ico para recuperar este derecho cuando regresen a Espa馻, algo que, seg鷑 el Ejecutivo, es 玜utom醫ico, aunque este aspecto genera serias dudas en los grupos de la oposici髇.

Como 鷏timo recurso, los ciudadanos que pierdan la residencia podr韆n pasar a ser asimilados en el caso de estar casados o registrados como pareja de hecho. En el caso contrario, tendr韆n derecho a optar a la tarjeta sanitaria sin recursos.

El Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/1994 de 20 de junio, contempla la p閞dida de residencia a efectos de prestaciones de la Seguridad Social, incluidos los complementos a m韓imos, a quienes superen los 90 d韆s de estancia en el extranjero en un a駉 natural. 獳 efectos del mantenimiento del derecho de las prestaciones sanitarias en las que se exija la residencia en territorio espa駉l, se entender que el beneficiario de dichas prestaciones tiene su residencia habitual en Espa馻 a鷑 cuando haya tenido estancias en el extranjero siempre que 閟tas no superen los 90 d韆s a lo largo de cada a駉 natural, reza el texto del BOE.

En este sentido, la Ley de Presupuestos tambi閚 introduce una modificaci髇 en la Ley de cohesi髇 y calidad del Sistema Nacional de Salud, donde especifica que tendr醤 la condici髇 de asegurado aquellas personas que se encuentren en los supuestos de 玥aber agotado la prestaci髇 o el subsidio por desempleo u otras prestaciones de similar naturaleza, encontrarse en situaci髇 de desempleo, no acreditar la condici髇 de asegurado por cualquier otro t韙ulo y residir en Espa馻.

Las cr韙icas no se han hecho esperar. En un comunicado, Juventudes Socialistas de Espa馻 (JSE) ha denunciado la 玜ctitud ruin del Gobierno y ha calificado la medida de 玠iscriminatoria. Ante la elevada cifra de desempleo juvenil, 玡l Gobierno de Rajoy ya no s髄o permanece impasible, sino que ataca frontalmente a los que buscan alternativas, a馻de la nota. Para el Secretario General de JSE, Nino Torre, 玡s indignante que a los 90 d韆s de marcharse, a estos ciudadanos 玸e les considere como no residentes y no tengan derecho a ser atendidos en los hospitales. Seg鷑 se馻la, en su gran mayor韆 son j髒enes obligados a marcharse por las elevadas tasas de desempleo y que a su vuelta, si no tienen un contrato, deber醤 buscarse 玼n seguro privado. 玂tro duro golpe m醩 para los que m醩 sufren las consecuencias de las inexistentes pol韙icas en materia de empleo juvenil, se馻la el comunicado.

Carta de una 玜venturera emigrada

La nueva normativa, que entr en vigor el 1 de enero de 2014, fue publicada el 26 de diciembre, apenas un d韆 despu閟 de Navidad, lo que parece haber ralentizado la reacci髇 de los afectados hasta la vuelta de las vacaciones navide馻s. Una de estas afectadas ha sido B醨bara Jerez, una espa駉la que reside desde hace medio a駉 en Bolivia y que ha criticado duramente la medida en una carta abierta al Gobierno publicada en la p醙ina kaosenlared.net.

Querido Gobierno: Me llamo B醨bara y soy espa駉la, aunque resido en Bolivia desde hace 6 meses. Soy una m醩 de los tantos ciudadanos que nos hemos marchado del pa韘 en busca de una oportunidad. Esa oportunidad que ustedes no nos han dado. As comienza la carta de Jerez, quien prosigue su cr韙ica recriminando al Ejecutivo el que 玜provechando las fiestas de Navidad (unas fechas entra馻bles durante las cuales pensamos en ser mejores personas), se publicara en el BOE un cambio que 玭os ha dejado sin Sanidad P鷅lica a todos los espa駉les que nos hemos marchado, lo que implica que cuando vayamos a Espa馻 no tendremos derecho a asistencia m閐ica hasta que volvamos a ser residentes. Bueno, claro, siempre me quedar el sector privado y pagarme un seguro m閐ico. Si puedo coste醨melo, se lamenta la autora de la misiva.

玃arece que ustedes ya no se conforman con vernos sin trabajo en Espa馻, sino que tambi閚 nos quitan uno de los derechos que recoge nuestra Constituci髇 (s, esa que tanto defienden ustedes) y nos obligan a buscar asistencia sanitaria privada. Quiz醩 no todo el mundo pueda pagarla, aunque eso, a estas alturas y viendo todas sus reformas, a ustedes qu m醩 les da, contin鷄 Jerez. 獳 trav閟 de esta carta quiero hacer constar mi impotencia y mi tristeza ante tal medida. Y no s髄o yo me siento as porque, por desgracia, no soy la 鷑ica en esta situaci髇. Primero fueron los inmigrantes ilegales. Ahora somos los emigrantes espa駉les. 縌ui閚es ser醤 los pr髕imos?, se pregunta su autora que firma con un ir髇ico 玜tentamente, una joven aventurera en alusi髇 a las pol閙icas declaraciones de la secretaria general de Inmigraci髇 y Emigraci髇, Marina del Corral, quien afirm que los j髒enes espa駉les emigraban al extranjero por 玡sp韗itu aventurero y no debido a la crisis en un pa韘 con la tasa de paro juvenil m醩 alta de la Uni髇 Europea.

publicidad
publicidad