Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

¿Impactará esta incertidumbre en los mercados?

Aumentan las dudas sobre la continuidad de los estímulos de la FED

James Bullard, presidente de la Fed de St. Louis, critica la pérdida de independencia de los bancos centrales durante la crisis

Nuevas declaraciones siguen aumentando la incertidumbre sobre la continuidad de las políticas de estímulo de la FED en Estados Unidos, después de que esta semana se conocieran las actas de la última reunión del organismo, que arrojaron una creciente discrepancia en el seno de la organización sobre este asunto. En este caso, han sido unas declaraciones de James Bullard, presidente de la Fed de St. Louis. Ha dicho que los bancos centrales del mundo han sacrificado parte de su preciada independencia como resultado de las políticas tomadas para reparar los daños causados por la crisis financiera global. Bullard centró principalmente sus críticas en el Banco Central Europeo (BCE).

Describió el programa de compras de bonos del BCE como una "fiscalización" de la política monetaria y dijo que esto había debilitado la respuesta de la entidad emisora europea a la recesión en el bloque.

"¿Por qué, en casi todos los casos, el proceso de política monetaria ha sido presa de disputas políticas sobre el OMT y otros programas?", dijo Bullard en la reunión anual de la Asociación Americana de Economía, en referencia a las Transacciones Monetarias Directas (OMT, por sus siglas en inglés) del BCE.

El OMT es un programa de compras de bonos del BCE que permite intervenciones potencialmente ilimitadas para ayudar a los países en problemas financieros de la zona euro.

La Fed también ha sido acusada de desviarse del territorio de la política fiscal, que se supone debe estar exclusivamente preservado a políticos electos en Estados Unidos, a través de un masivo programa de compras de bonos que ha incrementado marcadamente su hoja de balance.

Bullard dijo que abandonar las reglas basadas en la política monetaria y quedar sumergido en acciones fuera de esa área estaba provocando una "paralizante politización" de los bancos centrales en todo el mundo, algo que generaría resultados económicos decepcionantes.

Los partidarios de la política monetaria estricta de la Fed temen que los esfuerzos del banco central por alentar el crecimiento económico finalmente generen una inflación demasiado alta que sería difícil de controlar.

Previamente, Bullard consideró que la Reserva Federal estará en posición para considerar este año un freno en sus compras de activos, conocidas como alivio cuantitativo, si la economía mejora.

"Si la economía tiene un buen desempeño en el 2013, el Comité (de Mercado Abierto) estará en posición de pensar en hacer una pausa" en la compra de activos, expresó Bullard a una cadena de televisión local.

"Si no tiene un buen desempeño, entonces la política del balance continuará en el 2014", agregó.

publicidad
publicidad
publicidad