Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Finanzas Personales

¿Qué comisiones me cobran al sacar dinero en cajeros automáticos del extranjero?

María Gómez Silva

Mientras algunas entidades permiten retirar efectivo de manera gratuita en cajeros de todo el mundo, otras cargan abultadas comisiones. Sepa cuánto


Con el verano, muchos ciudadanos viajarán a otros países para disfrutar de sus esperados días de vacaciones. Si no quieren llevarse una sorpresa a su regreso al comprobar el estado de la cuenta de ahorros, es recomendable que estudien la opción más adecuada para disponer de efectivo en el destino escogido y, en su caso, negociar las comisiones con la sucursal bancaria. La cuestión no es baladí pues, mientras algunas tarjetas permiten extraer liquidez de cualquier cajero automático del mundo de manera gratuita, otras cobran abultadas comisiones de hasta un 6,5% del total con una comisión mínima de 6,5 euros (según datos del Banco de España). Es mejor ser precavido pues la factura puede aumentar en función del número de extracciones que se realicen y el volumen de liquidez.

La comisión media aplicable al retirar dinero en cajeros del extranjero se sitúa en el 4,7%, con un mínimo del 4,16, según datos del Banco de España. Sin embargo, existen muchas diferencias dependiendo de la entidad como ilustra el siguiente ejemplo: Una pareja realizó extracciones de efectivo con dos tarjetas distintas en un reciente viaje a Indonesia. Retiraron cantidades similares (casi 500 euros cada uno) en los mismos cajeros de distintas entidades locales. La única diferencia radicaba en la tarjeta: Una era de crédito emitida por ING Direct y la otra era de débito de Bankia. Sin embargo, las comisiones asociadas a la tarjeta de la entidad online se limitaron a unos 7 euros, mientras que Bankia cargó 18 euros por similares conceptos. Además, el tipo de cambio aplicado por la antigua caja madrileña también resultó ligeramente peor, de unos tres euros de diferencia para el total.

En ese sentido, conviene saber que existen algunas tarjetas que no cobran comisión como la de débito Todo Cuenta de Citibank, muy empleada por los españoles que se van a vivir al extranjero durante una temporada. Novacaixagalicia ofrece el mismo servicio a los titulares de su cuenta joven.

Más allá de estos casos, ING es una de las más ventajosas, pues permite disponer de efectivo con una comisión del 3% con un mínimo de dos euros. Le sigue Bankinter, que exige un 4%, con un mínimo 3 euros, idéntico a los cargos que efectúa Santander.

La citada Bankia carga un 4%, con un mínimo de 3,5 euros (en las tarjetas de débito) y un 5% con un mínimo de 4,5 euros, en las de crédito.

Otras entidades como Caixabank cobran un poco más (un 4,5% con un mínimo de 4 euros) o Popular, que pide un 4,5%, con un mínimo de 3,5 euros (débito) y 4 euros (crédito). BBVA exige un 4,5% con un mínimo de 3,5 euros en las tarjetas de débito y un 5% con un mínimo de 3 ó 4 euros (dentro y fuera de la zona euro) para las de crédito.

Otra de las cuestiones a tener en cuenta a la hora de viajar al extranjero es el tipo de cambio. Debido a la depreciación vivida por el euro con motivo de la crisis de la deuda, viajar resulta actualmente más caro para los españoles. En este sentido, no está de más ser previsor y vigilar los movimientos del mercado de divisas para adelantar la compra de moneda, si se observa una recuperación temporal.

El viajero tiene varias opciones para hacerse con moneda local. Puede retirarla de un cajero (como hemos visto anteriormente), acudir a los servicios de los cambistas locales in situ (aunque no siempre ocurre, puede resultar más barato dependiendo del país) o comprar moneda en su entidad bancaria.

Esta última opción tiene dos modalidades: Comprar el dinero en efectivo o cargarlo en la cuenta. La primera modalidad sale más gravosa, pues las entidades cobran una comisión media del 2,47% con un mínimo de 8 euros; respecto al 1,88% con un mínimo de 6,4 euros que se aplica de media en la segunda opción, según datos del supervisor.

Al comprar dinero a cuenta, también existe mucha disparidad entre las distintas firmas, desde el 2% con un mínimo de 6 euros que cobra Bankinter, al 2,75% con un mínimo de 9 euros que ofrece Santander, por poner dos ejemplos.

En ese sentido, el supervisor recomienda acudir a su entidad para consultar los recargos que le impondrá al comprar dinero, sacarlo de un cajero o pagar con su tarjeta habitual. Recuerde que si no negocia una mejoría con su sucursal bancaria, ésta puede aplicarle las comisiones máximas para cada apartado.

Aunque, en general, el uso de la tarjeta de débito resulta más económico que la de crédito, también es necesario tener en cuenta que hay actividades para las que se exige la segunda, como alquilar un coche. También se debe recordar que efectuar las compras con tarjeta minimiza el cargo de comisiones frente a la retirada de efectivo.

Por último, no olvide el número de teléfono emergencia para bloquear la tarjeta, en caso de que ser víctima de un indeseado robo.

publicidad
publicidad
publicidad