26 de Septiembre, 09:10 am
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

La Policía interrumpe «Sálvame» en directo por culpa de Mariló Montero

Play Televisión

«Sálvame» ha vivido este miércoles una situación de lo más controvertida. Acostumbrado a las polémicas más sonadas, el programa de Telecinco no ha faltado a su identidad y Kiko Hernández y Kiko Matamoros, los dos presentadores del formato en sustitución del Jorge Javier Vázquez, de vacaciones, han tenido que lidiar con un incidente de lo más inesperado.

En pleno programa, la Policía acudió a los estudios de Mediaset para hacer entrega de una citación al juzgado a dos de los colaboradores de «Sálvame»: Gustavo González y Diego Arrabal. ¿El motivo? Unas fotografías que ambos, paparazzis, tomaron de la presentadora de Televisión Española Mariló Montero mientras se encontraba de vacaciones en la playa.

«Esto parece de coña. No sé si tengo la negra, pero cada vez que presento, la Policía se presenta aquí», señalaba en directo Hernández, antes de interrumpir el programa. «Vienen a por vosotros», les dijo a González y Arrabal. El segundo se mostró especialmente extrañado. «Que vengan a por Gustavo tiene más lógica, que lleva aquí nosecuantos años...», expresaba, molesto. González, no obstante, sí que sabía por donde iban los tiros. «Creo que puede ser por lo mismo del otro día, lo de Mariló Montero».

Hace dos semanas sucedió un incidente similar y las autoridades policiales, como señalaron en «Sálvame», se presentaron en los estudios para buscar a González tras la denuncia de Montero. Pero ahora, también requerían a Arrabal. «Eso está denunciado por parte de ella, que lo que quiere es que no salgan las fotografías», comentaba. «Hace dos semanas, se presentaron cinco policías en Mediaset...», agregaba Hernández, mientras marchaba con los dos, en directo, a la puerta de entrada a Telecinco.

«Si quiere ruido, tendrá ruido»

Entretanto, ambos colaboradores se defendían. «Hay un proceso judicial abierto, un juez nos tiene esas fotografías secuestradas desde hace dos años y no se celebra el juicio... pero nosotros no podemos sacar esas fotografías, que son en una playa pública y que, para mí, no tienen mayor importancia», expresaba Arrabal. «Son hechas en un sitio que está bajo jurisdicción francesa. Me tocó ir a la embajada de Francia y se va a demostrar que están hechas en un lugar público, pero nos sentimos indefensos», manifestaba González, antes de amenazar indirectamente a la presentadora. «Creo que es un error muy grande por parte de Montero, porque nosotros no teníamos la intención de sacar las fotos. Pero si nos da la razón el juzgado... ¿qué hacemos, Mariló?», se preguntaba.

Una actitud en la que también se mantenía su compañero tras recoger la citación, que le obliga a personarse en el juzgado el 13 de julio a las 10 de la mañana. «No me viene bien a mí...», comentaba acerca del horario, antes de referirse concretamente a la denuncia. «No tiene ni pies ni cabeza. Ella sabe cuál es nuestra dirección, pero esto son ganas de hacer ruido. Y si quiere ruido, tendrá ruido».

Más información
publicidad
publicidad