21 de Septiembre, 00:42 am
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

De paseo por la Sevilla de «La peste»

J. MORILLO

«La peste», uno de los acontecimientos del año en España en lo que a series de televisión se refiere, llega este viernes a las pantallas de Movistar+. Un trepidante «thriller» ambientado en la Sevilla del siglo XVI que ha convertido a la ciudad renacentista en un personaje más de esta superproducción creada por los sevillanos Alberto Rodríguez y Rafael Cobos.

En los seis capítulos que forman la primera temporada, que están disponibles bajo demanda en Movistar, el protagonista de esta serie, Mateo, un antiguo militar perseguido por la Inquisición que debe resolver una trama de asesinatos demoníacos, se mueve por una ciudad en la que el esplendor de los palacios renacentistas convive con la mugre y la falta de las mínimas condiciones de higiene de los arrabales, los nobles de refinadas costumbres que descubren placeres como el chocolate americano con buscavidas de todo pelaje, que tratan de abrirse camino en una ciudad tan peligrosa como llena de oportunidades por ser puerto de América.

En la actualidad, quedan algunas huellas de aquella Sevilla del XVI en la ciudad, sobre todo, grandes edificios de arquitectura civil o eclesiástica, como la Catedral de Sevilla o la Casa Pilatos. Dos monumentos que aparecen en la serie junto a otros que han desaparecido, como el Castillo de San Jorge, sobre cuyos cimientos se edificó el actual mercado de abastos de Triana, o la mancebía de Sevilla, asentada en la zona de la plaza del Molviedro.

Otros, como la Cárcel Real, mantiene su fachada al lado del Ayuntamiento de Sevilla, que también aparece en la serie, aunque su interior la serie ha tenido que crearlo en las Reales Atarazanas.

«La peste», finalmente, también descubre lugares y personajes poco conocidos por los sevillanos, como el médico Nicolás Monardes, que tenía un jardín con plantas del Nuevo Mundo, y la imprenta de los Cromberger, la más importante de la España del XVI.

Todos estos lugares pueden visitarse en un recorrido creado por Movistar con la colaboración del Ayuntamiento de Sevilla denominado «La ruta dorada de la peste». En este itinerario los lugares históricos que aparecen en la serie están señalados con ratas doradas y una pequeña placa descriptiva con un código QR, que permite acceder a través del móvil a un breve contenido histórico y una audioguía asociados a cada enclave.

Además en la web www.larutadelapeste.com se pueden consultar numerosos contenidos, a partir un mapa con los lugares donde transcurre la acción de la película. Cada uno de esos enclaves revela numerosos contenidos, que van desde recetas culinarias del siglo XVI realizadas por Daniel del Toro, hasta curiosidades sobre cómo era el maquillaje de la época o detalles sobre el proceso de rodaje de la serie.

Más información
publicidad
publicidad