Vocento 15 años 19 de Noviembre, 09:26 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

El diálogo con Maduro ahonda la división en la oposición venezolana

Ludmila Vinogradoff

La próxima cita será el 15 en República Dominicana. Así lo confirmó el ministro de Información y Comunicación, el ex alcalde caraqueño Jorge Rodríguez, por Twitter. Pero el anuncio de la reanudación de las conversaciones con el régimen de Nicolás Maduro no ha sido bien recibido por las distintas fracciones opositoras que integran la unidad democrática.

Julio Borges, presidente de la Asamblea Nacional, y Luis Florido, presidente de la Comisión de Política Exterior, anunciaron este jueves la vuelta a las negociaciones para establecer un comité internacional, formado por seis países, que faciliten la puesta en marcha de acuerdos que garanticen las elecciones presidenciales transparentes en el 2018 y el acceso de la ayuda humanitaria, entre otros.

El tercer encuentro entre Maduro y la oposición tiene lugar ante los riesgos de que el régimen se declare en «default» por no poder asumir los pagos de los bonos de la deuda. El lunes 13 han sido convocados en Caracas los tenedores de los bonos para reestructurar o refinanciar la deuda, cuya aprobación debe pasar previamente por el parlamento nacional.

Todavía hay mucho recelo y desconfianza entre los miembros de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) después del trauma que sufrieron por el proceso fraudulento y la humillación al que fueron sometidos en las pasadas elecciones de gobernadores del 15 de octubre.

Para que no se repita el fraude chavista, la directiva de la MUD decidió no participar en los comicios de los 335 alcaldes, previstos el 10 de diciembre, para exigir nuevas condiciones del sistema electoral, lo que ha puesto contra las cuerdas al chavismo.

Esta tercera ronda formal de encuentros con el régimen de Nicolás Maduro, viene precedida por dos rotundos fracasos anteriores que no dan esperanzas de que la siguiente en República Dominicana sea distinta.

La primera tuvo lugar en Caracas en octubre del 2016 y dio al traste con el referéndum revocatorio presidencial. Maduro convocó el diálogo para ganar tiempo sin cumplir ninguno de los cinco compromisos acordados ante la Santa Sede del Vaticano y la directiva de la MUD cayó en la trampa, desmovilizando el electorado del revocatorio.

Sin previo aviso, la segunda ronda, bajo el título de «exploración del diálogo», sorprendió a todos en el escenario de República Dominicana en agosto pasado en pleno apogeo de la ola de protestas, cuya represión dejó unos 125 muertos, decenas de heridos y detenidos, y unos 356 presos políticos por ahora.

Según el diputado Luis Florido, la nueva «negociación internacional consiste en exigir elecciones presidenciales con nuevo (Consejo Nacional Electoral) CNE, garantías internacionales sin presos e inhabilitados». La oposición cuenta con el apoyo de Chile, México y Paraguay. El oficialismo deberá designar a sus tres representantes.

El diputado Luis Florido aseguró que la tercera exploración con el régimen había contado con la aprobación de 104 diputados, que es la mayoría del parlamento. Pero hay partidos que lo han desmentido. «Que ahora algunos retrocedan no los suprime de responsabilidad. Llegó el momento de asumir decisiones de la mano con la comunidad internacional, y presentar al país soluciones reales, no se trata de quien hable más duro con propuestas ficticias», dijo en su Twitter.

Alianza Bravo Pueblo (ABP), partido político del alcalde en arresto domiciliario, Antonio Ledezma, resaltó en un comunicado que no se han negado a conversaciones entre el Goberno y la oposición. Sin embargo, criticó que algunos factores de la oposición hayan continuado con el diálogo «repitiendo errores de hacer las cosas a escondidas».

El partido de Ledezma lamentó que se hayan enterado de este hecho luego de una rueda de prensa en nombre de la alianza opositora, situación que para ellos «deja en evidencia» que la «supuesta Unidad continúa haciendo jugadas a escondidas».

Críticas de María Corina Machado

El partido Vente Venezuela de María Corina Machado también negó que fuese consultado sobre la posibilidad de un nuevo diálogo con Maduro.

El Coordinador General de Convergencia y diputado a la Asamblea Nacional, Biagio Pilieri alertó que el país requiere de una negociación donde prevalezca el respeto a los ciudadanos y acabar con las agendas individuales y ocultas.

En ese sentido insistió en «cuidado con un diálogo que sea una nueva frustración y engaño contra el pueblo de Venezuela, en vez de un verdadero y honesto proceso de negociación: serio, transparente, plural y representativo de la diversidad política y social del país, donde por fin los ciudadanos sientan confianza y se obtengan verdaderos resultados para la solución a los reales problemas que sufrimos a diario».

Más información
publicidad
publicidad
publicidad