Vocento 15 años 19 de Noviembre, 09:34 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

desafío independentista

La salida de depósitos amenaza el bonus de empleados de Caixabank

Moncho Veloso

La salida de depósitos sufrida por Caixabank a raíz del desafío secesionista de la Generalitat de Cataluña, pese a haberse revertido, aún puede afectar a sus empleados. El banco hace cada año una clasificación de sus oficinas según su nivel de actividad. De este «ranking», que se cierra cada 31 de octubre, depende parte de la retribución variable y los gastos de gestión de sus trabajadores. La plantilla de las oficinas más perjudicadas por esa fuga de ahorros teme perder puestos en la tabla y por tanto parte de su salario y su presupuesto.

Los sindicatos han solicitado a la dirección de Caixabank que la valoración de cada una de las sucursales se haga este año con datos a 30 de septiembre, justo antes del referendo ilegal del 1 de octubre, y no a 31 de octubre. O que, en su defecto, se hagan las dos clasificaciones y si con las cifras a 31 de octubre la oficina sale perjudicada, el resultado no se tenga en cuenta a efectos laborales y los miembros de la sucursal mantengan sus retribuciones. Las centrales reclaman además al banco que se recalculen los objetivos comerciales teniendo en cuenta los nuevos datos y variables.

«La plantilla ha visto variada sus expectativas comerciales y cierre de objetivos debido a los acontecimientos ocurridos a lo largo de este mes de octubre», admite el SECPB en un comunicado. «Es de justicia que quienes más hayan sufrido las consecuencias de la situación política en Cataluña no se ven además perjudicados por la clasificación de oficinas», dice UGT.

Cuantías en juego

Caixabank establece al cierre de cada octubre un «ranking» entre sus 5.397 sucursales ?excluye las nuevas o no rentables, las de Barclays, parte de las unipersonales rurales y ventanillas, oficinas singulares y centros de empresa? en función de su evolución en captación de recursos, concesión de crédito, el margen ordinario y los clientes vinculados.

El puesto alcanzado por cada oficina determina el plus funcional -parte de la retribución junto con el salario base y las pagas extra- de dirección, subdirección y segundos responsables de cada sucursal. Ese bonus variaba, en 2016, entre 92,92 y 152,31 euros según el nivel de la oficina y del empleado. La clasificación también fija la cuantía asignada a cada profesional en gastos de gestión y representación (269,78 a 566,34 euros).

«Las circunstancias sobrevenidas por la crisis política pueden provocar una clasificación que en algunos casos resulte injusta, dándose una situación anormal», explica UGT en su comunicado, en el que apunta también a una «guerra sucia de otras entidades» para aprovechar esta crisis y captar clientes de Caixabank.

Más información
publicidad
publicidad
publicidad