16 de Agosto, 23:58 pm

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

política monetaria

El BCE ya compra deuda de las empresas: ¿cómo y para qué?

Moncho Veloso

El Banco Central Europeo (BCE) dio ayer un paso más en su actual estrategia monetaria al iniciar su programa de compra de deuda corporativa de compañías no financieras -salvo de aseguradoras, sí incluidas en el plan- con el fin de obligar a esas empresas a incrementar sus inversiones productivas. Entre las primeras empresas beneficiadas ha estado la española Telefónica. El objetivo de su política no ha cambiado: reactivar la economía de la Eurozona y reavivar la inflación.

¿Qué tipo de deuda puede comprar el BCE?

El organismo solo puede adquirir bonos corporativos de empresas a las que al menos una agencia de calificación haya otorgado un «rating» de grado de inversión, es decir, superior al considerado bono basura («BB»). Además, no podrá comprar más del 70% de lo emitido por ese grupo o de la emisión en cuestión; el cupón de los títulos tendrá mejorar el -0,4%, y los títulos serán amortizables entre 6 meses y 31 años.

¿Cuántos bonos podría adquirir el supervisor?

El volumen de deuda de compañías europeas susceptible de ser adquirida por el BCE, dadas sus características, asciende a unos 361.000 millones de euros, según un informe de Merrill Lynch. De esa cuantía, unos 57.000 millones corresponderían a empresas españolas. Ahora bien, otras casas de análisis elevan esa cifra a entre 500.000 y 800.000 millones de euros.

¿Cuál es el objetivo del organismo?

Con esta medida, unida a los tipos de interés cero, las subastas de liquidez a los bancos y la compra de deuda pública, el BCE reducir aún más el coste de financiación de las empresas para que inviertan más y así crezca la actividad económica y la inflación repunte.

¿Cómo y dónde comprará esos títulos?

El BCE ha encargado esta tarea a seis bancos centrales nacionales: los de España, Francia, Italia, Alemania, Bélgica y Finlandia, a los que coordinará. Las adquisiciones se harán tanto en el mercado secundario, donde los inversores negocian los títulos previamente emitidos por las empresas, como en el primario, es decir, directamente en las emisiones de las compañías.

¿A qué empresas españolas puede beneficiar?

Según varios informes, las empresas españolas más beneficiadas serían Telefónica, Abertis, Iberdrola, Gas Natural, Dia, Ferrovial y Amadeus, entre otras. Las empresas de nuestro país acumulan unos 57.000 millones de euros en títulos que cumplen con los requisitos citados.

¿Qué efectos secundarios puede tener el plan?

La adquisición masiva de deuda corporativa va a provocar una caída de la rentabilidad de estos bonos; de hecho, el cupón medio de las emisiones de empresas en la Eurozona ha caído ya por debajo del 1%. Esto hará que los inversores tengan que buscar activos de más riesgo para obtener remuneraciones más elevadas, lo que puede generar una burbuja. Por otro lado, al financiar tan barato a las empresas, estas pueden dejar de solicitar crédito barato, lo que dañaría aún más el negocio de la banca, aunque eso sí las grandes empresas no suelen tener una dependencia tan elevada de la financiación bancaria y recurren más al mercado de bonos.

Más información
publicidad
publicidad