Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

La reestructuración financiera

Los despidos masivos llegan a la banca española

Teresa Sánchez Vicente

La banca convoca la primera huelga general en el sector desde los años 90

La reestructuración de la banca a cambio de los 36.965 millones que recibirán las entidades lo hace inevitable, los próximos meses asistiremos a una oleada de despidos en el sector financiero, que afectará especialmente a las cajas nacionalizadas. La Comisión Europea (CE) ya lo anunció el pasado noviembre. Las entidades nacionalizadas, Bankia, CatalunyaCaixa, Novogalicia y Banco de Valencia -comprado por La Caixa-, se verán obligadas a reducir su balance en más del 60% antes de 2017, una medida que supondrá el recorte de un 50% de la red de oficinas.

Durante los próximos meses, un total de 20.000 puestos de trabajo de empleados de banca serán eliminados, según prevén en Comisiones Obreras. Sin embargo, desde el Banco de España y la Asociación Española de Banca (AEB) eluden dar cifras de cuántos despidos se producirán porque la decisión depende de cada entidad.

Sí sabemos con exactitud cuántas personas se han visto obligadas a dejar sus trabajos desde que comenzó la crisis en 2008: un total de 30.208 hasta 2011, según los últimos datos disponibles en la institución dirigida por Luis Linde. En los últimos, la mayoría se ha acometido a través de prejubilaciones y bajas voluntarias. Recursos que parecen haberse agotado ya que ahora las entidades recurrirán en un gran números de casos a despidos con las indemnizaciones que se decidan de forma particular.

Lo que es seguro, es que, en los próximos meses, la cifra adicional de salidas será muy alta. Bankia, que recibirá el grueso de las ayudas europeas con 17.960 millones de euros, plantea despedir a 5.000 personas y recolocar a otros 1.000 tras el cierre de 1.100 oficinas. Por su parte, Novogalicia prescindirá de 2.508 trabajadores hasta 2017 y cerrará 327 oficinas. La tercera nacionalizada, Banco de Valencia destruirá 890 puestos de trabajo, más del 50% de la plantilla en dos años. De la que no hay cifras oficiales sobre propuestas de reestructuración, es de Catalunya Caixa, cuya subasta está pendiente y tendrá que cerrarse antes del próximo 28 de febrero, según ha ordenado el FROB.

Pero, los despidos no se limitarán a las nacionalizadas. BBVA despedirá a 618 empleados de Unnim, adquirida el año pasado por el banco tras la intervención estatal previa, y recolocará en sus oficinas a otras 600 personas procedentes de la unión de cajas catalanas.

Las entidades no nacionalizadas, pero que reciban dinero europeo también recortarán su tamaño. Según las propuestas empresariales, Caja España-Caja Duero suprimirá 1.500 puestos; BMN, 800; y Caja 3, 592. Todavía se desconoce si Liberbank se unirá a la sangría de empleos.

Más información

publicidad
envíar consulta

ENVÍA TU CONSULTA

Consultorio de Análisis Técnico
El analista técnico Josep Codina responde a una selección de dudas que le planteen los lectores de Finanzas.com. realiza tu consulta
publicidad
publicidad