Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

aviación

AENA operó en 2010 con menos controladores de los permitidos

Javier Chicote)

Seguridad registró los incidentes antes del cierre del espacio aéreo de diciembre de ese año


El cierre del espacio aéreo el tres de diciembre de 2010, que provocó un caos inédito en todo el territorio nacional, estuvo precedido de una serie de irregularidades en las torres de control aéreo. Según documentos que figuran en una de las causas judiciales abiertas a decenas de controladores, AENA, entonces presidida por Juan Ignacio Lema Devesa, hombre de confianza del ministro de Fomento, José Blanco, organizó turnos de trabajo con menos controladores aéreos de los que marcan las normativas de seguridad. Estas deficiencias destacaron en el Aeropuerto de Santiago de Compostela, que fue, precisamente, donde se inició la crisis aérea. De hecho, en el espacio aéreo gallego ya se registraron cierres parciales a finales de noviembre.

El problema se veía venir. Entre junio y agosto de 2010, varios controladores aéreos notificaron a la Agencia Española de Seguridad Aérea (AESA) los incumplimientos en los turnos. Así, J.S.R. denunció que el 18 de julio el servicio de noche del aeropuerto de Santiago lo realizaron «tres controladores cuando la dotación mínima tendría que ser de cinco».

En otras ocasiones se cubrieron turnos sin supervisor. Así lo reflejó en su informe oficial J.I.S.: «Entro en servicio como supervisor la tarde del 21 de julio de 2010 en la dependencia de Santiago, me hacen entrega de un documento del jefe de la dependencia, en el que se me suspende el servicio de supervisor y se me asigna servicio de controlador. Compruebo que estamos nombrados para el servicio de tarde tres controladores y ningún supervisor». El 23 de junio se había dado una situación idéntica. Varios controladores avisaron de que no estaba cumpliendo el Reglamento de Circulación Aérea. Los partes que se remitieron a AESA alertan de que «ante la posibilidad de que nos encontremos ante un supuesto de dolo o negligencia grave, sirva esta notificación a su Agencia como denuncia de la alteración anteriormente expuesta».

Más información

publicidad
publicidad
publicidad