11 de Diciembre, 13:29 pm
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Evento

Los ETF o cómo lograr un trato de "gran patrimonio" siendo un inversor particular

DWS y JP Morgan explican su visión sobre el mercado de ETFs durante la conferencia "Claves para invertir en ETFs", organizada por INVERSIÓN & finanzas.com en colaboración con el diario ABC

El mercado de ETFs ocupa una pequeña porción del sector de la gestión de activos. En concreto, en España constituye el 3%; mientras que en Europa se eleva al 5% y en Estados Unidos alcanza el 15%, según César Muro, de DWS. Por volumen, alcanza los 5 billones de dólares a nivel global, los 3,5 billones en el caso del mercado americano y los 800.000 millones en Europa, según Lorena Martínez-Olivares, de J.P. Morgan AM. Sin embargo, su crecimiento está siendo exponencial en los últimos años y alcanza tasas del 19% en Europa, según Martínez -Olivares, quien apunta que el mercado europeo podría situarse en 1,5 billones en los próximos años. "Es una industria imparable, con una evolución enorme", dijo esta 'senior sales' de J.P. Morgan AM durante una jornada dedicada a los ETFs, organizada por INVERSIÓN & finanzas.com y el diario ABC.

Una de las vías de crecimiento de este sector va a ser la llegada de este vehículo a los inversores minoristas pues, aunque en Estados Unidos suponen el 50% de los clientes (el otro 50% es institucional), la proporción en Europa se sitúa en el 90% para los inversores institucionales y el 10% para los particulares, una relación que, a juicio de Muro, se va a dar la vuelta en los próximos años.

Uno de los motivos para este cambio va a ser, según Muro, que los ETFs permiten que los inversores pequeños obtengan el mismo trato que los grandes patrimonios en términos de costes. Es "la democratización de las inversiones al inversor final", aseveró Muro, director de distribución de gestión pasiva para Iberia de DWS, una compañía que presume de ser el segundo proveedor europeo de este tipo de productos a nivel mundial (en un mercado dominado por empresas anglosajonas).

Y es que una de las ventajas de este tipo de productos son las bajas comisiones debido a que no cuentan con costes de gestión elevados (suelen ser productos de gestión pasiva). Sin embargo, Martínez-Olivares defendió que los ETF no tienen por qué estar necesariamente asociados a la gestión pasiva (aunque normalmente sea así). De hecho, argumentó que la reciente entrada de JP Morgan en este mercado (en 2014 en Estados Unidos y en 2017 en Europa) pretende romper esta asociación. "Hemos incorporado los ETFs en nuestros equipos de gestión activa tradicional" para "aprovechar los recursos que tenemos" y ofrecer a los clientes "soluciones integrales".

Así, Martínez-Olivares lanzó: "En España, la mayor parte de los inversores son institucionales. Esos combinan gestión pasiva y activa. Y ésa es la fórmula que creemos perfecta. Hay que extraer lo mejor de los dos mundos y combinarlos, buscando la mejor solución para cada tipo de mercado. Eso te va a ayudar a descorrelacionarte de la gestión más tradicional. Es diversificar en tipos de gestión: una más activa y tradicional y otra menos". Con esta filosofía, la casa americana espera convertirse en líder del segmento de ETFs (que no de gestión pasiva), con una cuota del 10 por ciento, similar a la que tiene en el resto de la industria.

Muro coincide en señalar que los clientes están mezclando la gestión activa y los ETFs en las carteras. Según relata, quien compra esos ETF en España son en su mayoría gestores activos que utilizan instrumentos pasivos. "Lo que estamos viendo es que, dependiendo de tus objetivos, si quieres ser más eficiente en costes, coges la gestión pasiva. Si quieres una apuesta de valor, apuestas por la activa, sabiendo que le tienes que dar más recorrido", relató.

En todo caso, ambos opinaron que la gestión activa no va a desaparecer de la industria por mucho que crezca el mercado de ETFs y la gestión pasiva. "En mercados con más dispersión de rentabilidades, la gestión activa sigue teniendo cabida", opinó Martínez-Olivares.

publicidad
publicidad