20 de Abril, 05:18 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

VI Encuentro anual para Gestores Patrimoniales

Cómo batir a la volatilidad: fondos flexibles

Finanzas.com

Cuatro de las principales gestoras internacionales en España aportaron una diversidad de ideas de inversión para 2018. Pero todas coincidieron en dos elementos clave: la volatilidad ha vuelto para quedarse

Año nuevo, preocupaciones viejas. Las carteras de los inversores se enfrentan en este nuevo ejercicio a cambios importantes en el contexto de mercado. El crecimiento económico se ha sincronizado a nivel global, y precisamente por ello habrá que despegarse de la mano de los bancos centrales. Es lo que arroja luces y sombras tanto en la renta fija como en la renta variable. Ante la incapacidad de predecir qué efectos tendrá la retirada de estímulos monetarios, la vuelta de la volatilidad es lo poco que se puede dar por seguro. ¿Cómo debe reaccionar el inversor ante un escenario delicado como el actual? Precisamente este fue el tema de debate de la segunda mesa del VI Encuentro Anual para Gestores Patrimoniales. Los primeros espada de Axa Investment Managers, Fidelity International, M&G Investments y Schroders se mojaron, aportando diversas ideas de inversión a lo largo de todas las clases de activos. 

Una primera máxima que debe asumir el inversor es que volveremos a ver volatilidad, «como no la habíamos visto en años», afirmó Beatriz Barros de Lis, directora para España y Portugal de Axa Investment Managers. Pero no debe ser interpretada como una señal para cerrar posiciones. Al contrario. Esas correcciones serán una oportunidad, defendió esta experta. Y en esta tesitura, «el fondo de inversión es el instrumento más eficiente para canalizar el ahorro», defendió Ignacio Rodríguez, director general de M&G Investments, ya que son vehículos que pueden aportar la flexibilidad necesaria ahora. 

Al menos, los fundamentales apuntan a ello. Hay indicadores a seguir de cerca, y la mayoría son norteamericanos. «Estados Unidos es una referencia en la toma de decisiones de inversión», explicó Sebastián Velasco, director general de Fidelity International. En la gestora estarán muy pendientes de cómo se desarrolla la guerra comercial entre EE.UU. y China -«aunque no es algo que nos preocupa especialmente»-, así como los datos de ventas minoristas y la presión salarial, ya que sirven de termómetro de la economía. Dicho lo cual, también habrá que fijarse en la micro. Gran parte del rally en las bolsas ha respondido a una expansión de múltiplos, por lo que habrá que buscar empresas que demuestren generar verdaderamente beneficios empresariales sólidos, así como estar alerta de modelos disruptivos. El elemento más vigilado por los grandes inversores estos días es la inflación ya que, como explica Carla Bergareche, directora para España y Portugal de Schroders, «aparece de repente, rápidamente, sin que se la espere y preocupa porque puede acelerar las subidas de tipos de interés».

IDEAS DE INVERSIÓN

Con una mirada global, las cuatro gestoras coincidieron en encontrar valor en prácticamente todas las clases de activos y geografías. Pero con un denominador común: alejarse del índice. Porque como recordó Velasco, hay nichos a precios que preocupan. Por ejemplo, no les convence las grandes tecnológicas, que precisamente mejor han resistido a la corrección ya que, en su opinión, «se están comprando por razones más allá de los fundamentales que les respaldan». «Hay mucha gestión cuantitativa invirtiendo en las grandes tecnológicas buscando precisamente esa menor volatilidad», explicó. 

El experto de Fidelity abogó por ser muy selectivos. Concretamente, se decantaría más por el 'value' que el 'growth'. Una apuesta que comparten desde M&G Investments. Rodríguez eliminaría de las carteras aquellas compañías que parecen caras y las intercambiaría por ideas más 'value', las olvidadas estos últimos años. Y hablando de nichos olvidados, Rodríguez también recuperaría Japón para las carteras diversificadas. «Las compañías japonesas cada vez cuidan mejor al accionista», explicó, y por ello hay que buscar oportunidades. Eso sí, cubriendo la divisa y lejos del Nikkei. 

Bergareche, de Schroders, coincidió con Rodríguez, pero añadiría también algo de emergentes a las carteras. En renta variable, porque las empresas de países en desarrollo se benefician del crecimiento global y repunte del consumo; pero también en renta fija, vía deuda en divisa local, una doble apuesta por la solidez de ciertos países así como por su moneda. Es de los pocos segmentos de la renta fija en el que las gestoras se sienten verdaderamente cómodos, ya que la mayoría se mueven con cautela tanto en crédito como el high yield. Al fin y al cabo, «la renta fija está claramente en un momento bajista», como señaló Barros de Lis, desde AXA Investment Managers. Dicho lo cual, no se debe desterrar de las carteras de forma permanente. Con las subidas de las rentabilidades, llegará un punto en el que volverán a estar atractivas. «Es solo cuestión de tiempo», aseguró la experta. 

Oportunidades, sí, pero, ¿cuántas? Al igual que las gestoras aportan una diversidad de ideas de inversión, también plantearon diversos puntos de vista sobre el grado de optimismo del inversor. Velasco insistió en que el inversor debe ser especialmente riguroso en 2018; poner especial foco en fondos que protejan el patrimonio en picos de volatilidad. Pero mientras que desde M&G reconocieron que las rentabilidades no serán tan jugosas como en el pasado, Rodríguez recordó. «Si no apostamos por activos de riesgo, vamos a perder poder adquisitivo». En su opinión, no ve este como un momento para estar a la defensiva en liquidez. Bergareche les encontró a medio camino. «El viaje va a ser complicado, pero la volatilidad es el aliado para el inversor activo», sentenció. Como idea para no depender del sentimiento del mercado, fondos temáticos, como los que mencionó Barros de Lis. Los hay sectoriales, pero también megatendencias, como las que se benefician del envejecimiento de la población, o la inversión con criterios socialmente responsables.

publicidad
publicidad