16 de Octubre, 18:46 pm
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

inestabilidad política y trading

El fin de año se juega entre Trump y Cataluña

Tres traders debaten sobre las cuestiones políticas fundamentales que se presentan en el corto plazo y sus consecuencias en los mercados.

La política ha condicionado en gran medida la evolución de los mercados en los últimos años y, como cualquier factor generador de volatilidad, es algo que aprovechan los traders para sus operativas. Ahora mismo hay dos cuestiones muy importantes sobre la mesa: la primera, los avances en la reforma fiscal de Donald Trump; la segunda, las elecciones catalanas del próximo 21 de diciembre. Y fueron las dos principales que debatieron Sergio Ávila, de IG, el analista técnico Miguel Ángel Cicuéndez, y Gisela Turazzini, de Blackbird. 

Comenzando por Wall Street, en gran medida, la fuerte subida de este mercado este año tiene que ver con la promesa de rebaja de impuestos de Donald Trump. Ahora, ésta está más cerca de convertirse en realidad, de, como apunta Turazzini, convertir la ilusión de que contamos con más dinero del que tenemos en una realidad. ¿Qué efecto puede tener en el mercado que se apruebe la reforma fiscal? Según Ávila, puede tener un efecto positivo en el primer trimestre de 2018, durante el que se pueden prolongar los avances en Wall Street, para sufrir una corrección en el segundo y el tercer trimestre y cerrar el año con una carrera alcista. Cicuéndez cree que, de momento, los índices aún dibujan máximos y mínimos crecientes, lo que muestra una predisposición alcista. Pero advierte de que el mercado puede entrar en fase bajista. Y, de hecho, Turazzini añade que hay que esperar el punto para ponerse corto, aprovechando las ineficiencias del mercado, en títulos como los tecnológicos o en Goldman Sachs. 

¿Qué pasa con cataluña?

Cicuéndez no está preocupado con la crisis política española: «Está todo descontado», «no habrá pánico si ganan los independentistas». Se apoya en que Mariano Rajoy ya ha avisado de la posibilidad de que se pueda volver a aplicar el artículo 155. «Rajoy es un experto vendedor de opciones call», ironizó. Asimismo, confía en que, «salvo que el oso americano se despierte», el suelo del Ibex-35 también lo hayamos visto ya entre los 9.900 y los 9.600 puntos. Según este experto, 2018 puede ser el año del Ibex-35.

Ávila coincide en que en parte del riesgo está descontado, pero añade que puede haber volatilidad si se advierte la posibilidad de nuevas elecciones. Turazzini, asimismo, señala que el nivel clave del Ibex-35 «por arriba», está en los 10.400 puntos. De hecho, Ávila cree que hasta que no se supere, hay que mantenerse fuera. Ese nivel cree este experto que puede buscar el indicador hasta final de año. Mientras tanto, Cicuéndez opina que, de aquí a los Reyes, el selectivo puede llegar a los 10.500 puntos o incluso superarlos. Turazzini señala, en todo caso, que si el selectivo no da oportunidades por momento táctico, el indicador tiene valor. De hecho, cree que España tiene uno de los mejores índices del mundo.

publicidad
publicidad