20 de Abril, 07:13 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

La simplicidad como método

"Marcarse objetivos ayuda a mantener el control"

Huir de la sofisticación en el trading no implica renunciar al rigor. Ángel Cotera, de BBVA Trader, defiende una operativa basada en el conocimiento del mercado, la disciplina en la gestión y el auto-conocimiento.

Ángel Cotera, Especialista Mercados BBVA Trader, reivindica la simplicidad de su estrategia aplicada al trading. Aunque esa simplicidad no es enemiga ni del método ni de la displicina. Todo lo contrario. De hecho, la sistematicidad es lo que domina su actividad en los mercados, que está basada en una triada en la que primero entra en juego el conocimiento; después, la gestión; y, en tercer lugar, la psicología.

Conocimiento, ¿de qué?; gestión, ¿de verdad es necesaria en el trading?; psicología, ¿por qué? A todas estas preguntas dio respuesta Cotera. 

Para invertir, sobre todo si se opera a corto plazo, es fundamental conocer la estructura de los precios, su tendencia y la fuerza con la que cuenta ese movimiento. La observación de los gráficos y el análisis técnico son las herramientas fundamentales para lograrlo. Y el Ichimoku es un indicador muy completo y global, en su opinión, para realizar el trading tendencial en el que él está especializado. 

En cuanto a la gestión, es esencial tener en cuenta si se va a operar con apalancamiento, o no, así como la cantidad de dinero que se desea invertir, sin olvidar que según cuál sea el patrón de la tendencia, la operativa puede «pedir» más o menos capital invertido. «Según cuál sea la pauta o patrón del precio que nos dio la entrada, la operativa puede pedir mas o menos capital a invertir», afirma. Ángel Cotera insiste en que este punto, el manejo del tamaño de la posición, es muy importante, porque especialmente el pequeño inversor, el más 'retail', «suele incurrir en el error de arriesgar demasiado cuando opera». El operador ha de tener en cuenta siempre la capacidad monetaria de la que dispone así como su perfil de riesgo. No es muy recomendable «jugarse» todo a una operación de trading, aunque a primera vista se vea muy claro el movimiento. 

Este esquema se completa con el análisis psicológico, o del perfil de riesgo de cada inversor. «Uno tiene que conocerse a sí mismo para saber en qué periodo temporal está más cómodo operando», señala Ángel Cotera. Así, este experto confiesa que su tipo de trading es el tendencial, de acuerdo con el que puede estar dos o tres días, o incluso semanas, con una operación abierta. «A mi perfil de riesgo no le va actuar con gráficos de un minuto o de cinco minutos», asegura. 

Objetivos para mantener el control

Pero decíamos que la operativa que plantea Cotera implica disciplina. Ésta se materializa en el establecimiento de objetivos, que pueden ser para cada sesión, para cada semana o para cada mes. Con ello, lo que busca es mantener el control sobre una estrategia que ha de responder a un plan. El objetivo puede ser de beneficios o, como él trabaja, de pérdida máxima, para acotar el riesgo que se asume. Ello se materializa en una entrada observando el patrón que dibuja el precio, cubriendo la posición por abajo colocando un 'stop' de pérdidas y estableciendo un objetivo de ganancia que también hay que respetar (no hay que dejarse llevar por la avaricia) y que muchas veces dicta el propio gráfico. 

Una estrategia simple, que no simplista, en la que todo parece controlado, y que Cotera reivindica aconsejando «huir de sofisticaciones, fórmulas y algoritmos complejos». Éstos últimos, muchas veces, se convierten en los mayores enemigos del trader. La gran ventaja de la sencillez, comenta el experto de BBVA Trader, está en que «si el método falla en varias operativas, es más fácil de revisar dónde puede estar el error». Cuando la estrategia del trader es más compleja y cuenta con muchos parámetros, es más difícil averiguar qué es lo que ha fallado.

publicidad
publicidad