Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Tecnología

El hombre que quiere acabar con el e-mail en el mundo

Código Único

Stewart Butterfield estaba destinado a ser profesor de Filosofía, pero apostó por crear Flickr y triunfó. Ahora lanza un nuevo órdago. ¿Su nombre? Slack.

No supo que existía el agua caliente hasta que cumplió los tres años, y hasta los cinco no conoció la electricidad, el teléfono ni la televisión. Dharma Jeremy nació en una comuna hippy en Lund, cerca de Vancouver (Canadá). Su padre era un estadounidense que había desertado de la guerra de Vietnam y que se instaló con su pareja canadiense en las ruinas de una granja abandonada. Entre señales de humo y amor libre dieron a luz a su retoño en una precaria cabaña, su particular portal de Belén.

Hasta finales de los 70 no retornaron a la sociedad capitalista. Al estilo de los testigos protegidos, se reinsertaron con otro nombre. Dharma Jeremy pasó a llamarse Stewart Butterfield. Y a los siete años vivió su primer amor: la computadora que le compró su padre. Era la primera que veía en su vida: «Pertenezco a la primera generación de niños que creció con ordenadores».


Sigue leyendo en Código Único.

publicidad
publicidad