09 de Diciembre, 09:33 am

Finanzas.com



Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Fiscalidad

Renta 2015: ¿De qué depende que la declaración de la renta me salga a devolver o a pagar?

M.G.S.

Te explicamos cómo se calculan las retenciones sobre las rentas del trabajo, un factor clave a la hora de determinar el saldo de tu declaración

Muchos contribuyentes habrán realizado la declaración de la renta en los últimos días o semanas. En algunos casos, se habrán encontrado con la agradable sorpresa de que Hacienda les debe una cantidad. En otros, será el infeliz contribuyente el obligado a ingresar un importe al Estado. Pero, ¿de qué depende que la declaración salga a devolver o pagar? Un factor determinante en este sentido son las retenciones que aplica la empresa sobre las rentas del trabajo. A continuación, explicamos cómo se calculan estas retenciones, con la ayuda de la guía fiscal de Analistas Financieros Internacionales.

En primer lugar, hay que tener en cuenta que no se aplican retenciones sobre los rendimientos del trabajo que no superen ciertas cantidades que se determinan en función del número de hijos y otros descendientes y de la situación del contribuyente. Son los siguientes:

(Estos importes se incrementarán en 600 euros en el caso de las pensiones o haberes pasivos del régimen de Seguridad Social y en 1.200 euros para prestaciones por desempleo).

Una vez determinados los salarios que no tienen retención, vamos a ver cómo se calcula la retención en las rentas del trabajo que sí la tienen. En ese caso, el tipo de retención se calcula a través de las siguientes fases, según la guía fiscal de Afi:

1. Primero hay que calcular las rentas sobre las que se va a aplicar el tipo en cuestión. Para ello, se cogen las retribuciones totales anuales (el importe íntegro), tanto fijas como variables, dinerarias y en especie (excepto contribuciones empresariales a planes de pensiones, así como los atrasos imputables a ejercicios anteriores). A esa cuantía hay que restarle los gastos deducibles (Seguridad Social, mutualidades de funcionarios, colegios de huérfanos, etc); las reducciones por irregularidad (30%); los gastos de la letra f) del artículo 19.2 de la Ley del Impuesto sobre Sociedades (2.000 euros), la reducción por rendimientos del trabajo; 600 euros en el caso de pensionistas y contribuyentes más de dos hijos; 1.200 euros en el caso de los desempleados; y las pensiones compensatorias al cónyuge.

2. En segundo lugar hay que determinar la cuota de retención. Ésta se obtiene efectuando sucesivamente las siguientes operaciones: Se coge la Escala x Base de retención y se le resta Escala x Mínimo personal y familiar. (ver cuadro, el resultado nunca puede ser negativo).

El mínimo personal será, con carácter general, de 5.550 euros anuales. Cuando el contribuyente tenga una edad superior a 65 años, el mínimo se aumentará en 1.150 euros anuales. Si la edad es superior a 75 años, el mínimo se aumentará adicionalmente en 1.400 euros anuales..

3. En tercer lugar hay que determinar el tipo de retención (que se expresará con dos decimales): Es el resultante de multiplicar por 100 el cociente obtenido de dividir la cuota de retención por la cuantía total de las retribuciones por rendimientos del trabajo, y se expresará con dos decimales.

En la guía de Afi, ponen un ejemplo para entenderlo mejor. Es el caso ficticio de un soltero, sin hijos, con rendimientos íntegros del trabajo de 100.000€, con gastos de Seguridad Social aproximados de 2.486 euros. Cálculo del tipo de retención:

publicidad
publicidad