Vocento 15 años 12 de Diciembre, 05:36 am
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Análisis Técnico

Josep CodinaTwiter

El efectoCodina

análisis técnico

La consolidación europea frenada por el dólar

Josep Codina

La corta semana en EE.UU. no ha sido impedimento para dejar nuevos máximos históricos en índices como el SP500 o el Nasdaq y cerrando por encima de los 23.500 al Dow Jones. LA incertidumbre generada por Alemania en la que Merkel no es capaz de forma un gobierno y verse abocada a convocar nuevas elecciones ha acabado por abrir la posibilidad de que vuelva la gran colación, el mismo formato que en la anterior legislatura. Ello junto con los buenos datos macroeconómicos y la semana corta en EE.UU. volvían a aupar al euro frente al resto de divisas de forma bastante notable contra el dólar y algo menos pero también de forma significativa frente al yen. Con ello las zonas de soporte que han resistido el último envite de corrección se mantenían, pero se ha frenaba el rebote sobre las mismas en las zonas de confirmación y está por ver si esta semana sirve para ello. Tenemos el cierre mensual el jueves para alcanzar nuevos récords de meses consecutivos cerrados en positivo en algún índice y para dejar con opciones ya el último tramo de un buen ejercicio que, salvo sorpresa, es previsible que los operadores no van a estropear y pudiera así alcanzarse otro récord en el histórico en el SP500 de cerrar un ejercicio completo sin haber tenido rendimiento negativo en ningún mes. Hay predisposición para ello, pero se ha de completar, aunque apenas vayan ya a quedar algo más de 23 sesiones operativas en los mercados.

Técnicamente seguimos sin indicios de variación en las tendencias de fondo, no hay patrones visibles de cambio, especialmente en los índices americanos. Sus subidas se producen con concordancia en los indicadores de amplitud. Los de sentimiento si que en momentos puntuales presentan lecturas de complacencia, pero no acaban de confirmarse estas divergencias.Pero con situación los temores y los augurios de que en breve ha de producirse una corrección siguen estando sobre la mesa, pero lo dicho, técnicamente seguimos sin patrones para que ello suponga un cambio de fondo. Sólo queda el efecto de un cisne negro, y por tanto imprevisible, para acabar con esta situación.

El dólar ha acabado por erigirse como protagonista para todo el ejercicio prácticamente como director direccional de la renta variable que ha contado con el apoyo de buenos datos macroeconómicos coyunturales y buenos datos de beneficios empresariales. A principio de año los análisis apuntaban para el billete verde, con su marcada apreciación, la búsqueda de la paridad. Con el efecto de las previsiones de continuadas subidas de tipos por parte de la FED. Se marcaban al inicio de ejercicio los mínimos del euro frente al billete verde rompiendo por debajo e rango lateral de los últimos ejercicios que tenía un claro soporte sobre los 1,0500. Pero fue una falsa ruptura y prácticamente desde esos mínimos con un par de pruebas al recuperado soporte inició su depreciación con una superación de la banda alta del rango lateral sobre los 1,1600 que le permitió atacar los .2000 para validar su salida el mismo. Esta fuerte resistencias ha requerido por ahora un testeo de la superación y confirmación de la salida del lateral acercándose sobre los 1,1500 que han aguantado y desde ahí está retomando un nuevo impulso que una vez atacado el nivel de los 1,1900 puede poner a prueba de nuevo la resistencia de los 1,2000-1,2050 que de superarse activan el siguiente objetivo a la zona de los 1,2500. 
Si no lo logra salvo que pierda la zona de los 1,1500 y vuelva a entrar dentro del lateral de los pasados ejercicio el sesgo se mantiene positivo. Cediendo los 1,1500 si que se colocaría de nuevo dentro del lateral y perdiendo los 1,1100 si tendría un sesgo más negativo y podría buscar mayores apreciaciones. Pero por le momento este escenario es el que menos probabilidades asignada tiene desde esta actual perspectiva técnica.

El SP500 ha cerrado la semana corta con nuevos máximos anuales e históricos al situarse por encima de forma testimonial de los 2.600 puntos, cerraba el viernes que sólo negoció media sesión sobre los 2.602,42 puntos. Nada que objetar a la impecable trayectoria alcista del ejercicio en que las correcciones que ha tenido han servido para consolidar niveles manteniendo en toco momento la ortodoxia de una tendencia alcista con mínimos y máximos relativos sucesivos ascendentes. Los volúmenes de la media sesión han sido los menores del año, pero las estadísticas de cómo iba funcionando la jornada del "Black Friday" animaron al sector y en compañías líderes como Amazon ayudar a conseguir estos nuevos máximos históricos de cierre por encima delos 2.600 puntos.

Superando este nivel sigue en subida libre y la siguiente extensión a proyectar son los 2.650 puntos y buscando el techo de una antigua proyección se alcanzan los 2.680-2.700 puntos como posible siguiente objetivo.
Si vuelve a necesitar consolidar la zona de los 2.550 puntos se postula como primer soporte por confluencia de niveles, de soporte horizontal y proyección de la actual base del canal y tendencia alcista vigente. Después ya más importante la zona de los 2.500 puntos hacia la que ya comienza a confluir la proyección de la media móvil de 200 sesiones ahora sobre los 2.450 puntos. Por debajo de los 2.400 puntos podríamos hablar de un cambio de escenario lateral que se vería confirmado cediendo los 2.350 puntos pero que mantendría el sesgo positivo dentro del mismo en tanto no perdiera los 2.200-2.150 puntos. Ahí se activarían alertas ya que podría comenzar a incrementarse las opciones de plantear un escenario correctivo a medio plazo. Situación que con la estructura técnica actual está descartada. Y no sería hasta la pérdida delos 1.900 puntos donde se activaría ese escenario. Esperamos que antes de que eso pudiera ocurrir se pueda dibujar un patrón de techo que nos avise de este cambio, pero por ahora no hay visos de su formación.

El Ibex35 lograba mantener durante la semana el nivel de los 10.000 puntos que sigue actuando como pivote y con ello lograba prologar su papel como zona de soporte. Ha visto frenadas sus aspiraciones de rebote como el resto de plazas europeas con la fuerte subida del euro. Para validar esta situación y confirmar el rebote tiene que superar con intención y de forma consistente los 10.200 puntos y buscar la zona de resistencia anterior y superar la protección del techo del canal de consolidación ahora sobre los 10.280 puntos. Por encima de este nivel todavía queda la zona de confluencia de los 10.400 puntos de resistencia que cuenta ahora con la proyección de la media móvil de 200 sesiones. Y por último la zona delos 10.600 puntos para pasar de rebote a impulso que le permitiría buscar el siguiente objetivo en la zona de los 10.800-11.000 puntos. Este proceso es factible todavía antes de finalizar el ejercicio si aborda con normalidad el rally de final de año, aunque con las elecciones en Cataluña el 21D puede resultar de nuevo un lastre y que diferencia su comportamiento del resto de plazas como ha sido una buena parte de este ejercicio. Si lograra confirmar el ataque a esta zona se pueden buscar los máximos anales y plantarse el ataque alos máximos de 2015 sobre los 11.600-12.000 puntos, pero por ahora este escenario cuenta con mínimas probabilidades asignadas y podría descartarse si acaba perdiendo el nivel de soporte delos 9.800 puntos.

Este el primer nivel clave, base del actual canal de consolidación y cuya pérdida abre la posibilidad e atacar la zona de los 9.550-9.250 puntos que mantenemos como zona a no perder para con complicar el panorama técnico actual. La superación de esta zona fue la que activo el escenario lateral actual que sigue vigente y perderla los cuestionaría y nos volvería dentro del patrón de giro anterior. A partir de perder los 9.000-8.800 puntos comenzaría a activarse las probabilidades de buscar un escenario correctivo. Si bien por ahora tiene las menores probabilidades asignadas en la situación actual seguimos sin poder descartarlo. Quedarían soportes en los 8.500 puntos y 8.000 puntos antes de atacar los mínimos de 2016 que en los 7.650 puntos son los que activan el escenario correctivo con objetivo en la zona de los 6.500 puntos.
Para descartar estas opciones completamente hay que tener al selectivo español por encima de los 11.000 de puntos consistente y con intención.

publicidad
publicidad
publicidad