publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Análisis Técnico

Josep CodinaTwiter

El efectoCodina

análisis técnico

Pasó el vencimiento, la consolidación parece consumir más tiempo que precio por ahora .

Josep Codina

No cambia al panorama desde la perspectiva técnica respecto al de las últimas semanas. En EE.UU. se está en zona de máximos, salvo el tropezón (¿aviso? ¿Alerta?) en las tecnológicas y en Europa la consolidación se mantiene sin profundizar en niveles y prolongándose en el tiempo. Sigue el desacompasado entre ambos lados del Atlántico, pero de momento los periodos se solapan de forma complementaria y ello mitiga que las consolidaciones o recortes sean profundos en el precio y sólo se prolongan entiempo. Mientras Europa se encaramaba a los máximos anuales era los índicesamericanos los que consolidaban sus niveles históricos sin demasiada profundidad. Y ahora parece queEuropa sigue el mismo patrón. Si ello continúasucediendo a lo largo del ejercicio la teórica del susto gordo sin poner a prueba el fondo positivo para cavar con un buen ejercicio pierde peso. Pero es verdad que entramos en la zona estacional para la renta variable en donde tenemos mayor debilidad y fragilidad, y la fortaleza no vuelve hasta mediados finales de octubre para acabar con el último tramo del año.

La FED ha cumplido con lo esperado y marcó una nueva subida de tipos de 0,25 puntos básicos que sirvieron para ajustar al dólar de los avances previos que había tenido con las palabras de Draghi y los datos de inflación americanos y ventas minoristas.

Materias primas y mercados emergentes siguen con la misma tónica. El crudo ha ido a buscar soportes y el oro sigue en fase de consolidación. Los bonos reduciendo primas de riesgo aún con rentabilidades poco atractivas para ser captadores natos de ahorro/inversión con el nivel de riesgo actual frente a la renta variable.

El dólar volvía a buscar tras lo datos de inflación y ventas minoristas las proximidades de los 1,1300 sin poder mantener la referencia y apunto de ceder los 1,1200 en la misma sesión tras la subida de tipos de la FED. En la sesión siguiente perdió de forma clara los 1,1200, yendo buscarlos 1,1140 perdiéndose además la directriz de avance acelerada y, aunque después cerraba la semana rebotando de nuevo se quedaba por debajo de este nivel de los 1,1200 que intenta recuperar en la primera sesión semanal.El nivel clave para opción a la pérdida de impulso sigue estando en la confluencia de referencias que tenemos sobre los 1,1100. Mientras ello no suceda el sesgo sigue positivo y acelerado con el objetivo de supera la zona de los 1,1300 de forma consistente para completar el objetivo teórico del patrón de vuelta y buscar los objetivos en la zona de los 1,1500-1,1600 que nos colocan en la zona de altos del rango lateral de anteriores ejercicios. Este objetivo está muy alejado de las referencias que parecían imponerse a principios de ejercicio cuando se hablaba de la paridad.

Para volver a tener opciones de entrar en este escenario ahora descartado desde la perspectiva técnica actual, debería perder este soporte de corto plazo de los 1,1100 y después de atacar los 1,0900-1,0800. Si perdiera estas referencias podría plantearse de nuevo la búsqueda de los soportes de la banda baja del lateral entre los 1,0600-1,0500 y así volver a tener opciones de buscar la paridad.

El Dow Jones cerró la semana con un nuevo máximo histórico situándose ya casi en los 21.400 puntos al haber acabado en los 21.384 puntos. Con ello tenemos la confirmación definitiva de la superación de los 21.000 puntos tras tres meses de consolidación en un rango lateral de algo más de 500 puntos. Esto nos mantiene en el siguiente objetivo teórico buscando la zona de los 21.500-21.600 puntos, para conseguir la ruptura ortodoxa afianzada dentro del escenario actual de avances a medio plazo y tener la proyección hasta los 22.000 puntos.

La imprevisibilidad de Trump sigue como foco principal de inquietud, pero por el momento el desempeño tanto de empresas como de los datos coyunturales macroeconómicos se está tomando de forma positiva y en esta semana no ha sido protagonista. La FED ha efectuado lo previsto por el mercado, su nueva subida de tipos.

Si falla en la confirmación de la ruptura deshaciendo la superación de los 21.300 puntos, los 21.000 puntos se quedan como soporte débil, al ser una resistencia con la condición de recién superada. Perder este nivel devuelve al índice dentro del lateral de consolidación y con la siguiente zona de soporte en su base en el rango comprendido entre los 20.500-20.380 puntos. Después la zona de los 20.000-19.900 en la que va a confluir la media móvil de 200 sesiones que sigue con una marcada pendiente positiva y la directriz acelerada que se extiende hasta los 19.800 puntos.

Perder este nivel sí que nos daría opción a entrar en el lateral de salida del escenario anterior por debajo de los 19.000 puntos. El sesgo del escenario seguiría en positivo en tanto no cedan los 18.000 puntos. El escenario correctivo está descartado con la situación técnica actual en la que no contamos con patrones de techo. Sólo el Nasdaq si no logra ponerse de nuevo por encima de los 6.250 puntos puede alertar de una debilidad.

El Ibex35 acababa la semana de vencimiento clon una prueba previa a la zona de soporte y atacando a la directriz acelerada iniciada desde los mínimos de diciembre de 2016 con los mínimos intradiarios, pero salvándola siempre a nivel de cierre. El cierre semanal quedaba por debajo de los 10.800 puntos, pero por poco y en la sesión de hoy ya vuelve a recuperarlos dando opción a buscar un nuevo impulso, teniendo siempre como referencia clave para el mismo la superación de la zona clave de los 11.000 puntos. En tato el proceso de consolidación desde los máximos anuales se mantiene por unas cuantas sesiones más pero dentro del rango de control.

Para romperlo al alza deberá superar de entrada los 11.000 puntos y confirmar cierres semanales por encima de los 11.250 puntos. Con ello buscaría el siguiente rango objetivo en la zona de los 11.550-11.650 puntos que nos llevan a los altos de 2015. Y desde ahí a atacar los 12.000 puntos para entrar en un escenario de avances a medio plazo que presentaría como objetivo teórico el nivel de los 14.000 puntos. Las cifras macroeconómicas se siguen descontando buenas y ello puede dar soporte a esta proyección. Las incertidumbres políticas que se vienen son las que lastran por ahora la situación más optimista.

Los soportes se mantienen con la ventana dejada tras el resultado de la primera vuelta de las elecciones galas, entre los 10.600-10.350 puntos. Esta confluyendo con la proyección de la directriz acelerada de avance desde los mínimos del pasado diciembre. Perder este nivel nos deja a los 10.000 puntos como siguiente zona de soporte antes del nivel clave de los 9.550 puntos que sigue reforzándose con la confluencia y proyección de la directriz original de avance desde los mínimos del pasado ejercicio y la media móvil de 200 sesiones.

Perder los 9.200 puntos activaría alertas ya que volvemos a quedar dentro del patrón de vuelta que ha permitido este escenario actual pero aún se mantendría el sesgo positivo, en tanto no cedieran los 8.500 puntos. partir de aquí sí que se podrán tener problemas porque se abre la opción al escenario correctivo que en el momento técnico actual está descartado. Pero por debajo de los 8.000 puntos y atacando los mínimos de 2016 en los 7.650 puntos se activaría. 

publicidad
publicidad
publicidad