Vocento 15 años 22 de Noviembre, 04:39 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Análisis Técnico

Josep CodinaTwiter

El efectoCodina

análisis técnico

Bancos y tecnología, los protagonistas de la semana

Josep Codina

La resolución inesperada del Popular con su compra por el Santander por un euro provocando el primer "bail-in" bancario, las pérdidas eran asumidas por entero por los accionistas y tenedores de deuda, fue sin duda la noticia protagonista en los mercados hasta el cierre del viernes. El cierre del viernes en las bolsas americanas tuvo el primer connato de susto con un flash crsh en valores tecnológico que acabaron dejando caídas significativas en el Nasdaq y retrocesos desde las zonas de máximos de la sesión, que eran nuevamente históricos en el resto de índices. La volatilidad hizo de nuevo su aparición y aunque por ahora la sangre no ha llegado al río es una muestra de recordatorio que la bolsa sigue siendo bolsa y que las complacencias pueden pagarse caras. Esta situación del viernes con los mercados de contado europeos cerrados se traslada ya a las aperturas semanales que se inician con caídas en las bolsas asiáticas y en la apertura de las bolsas europeas, de momento moderadas salvo en el caso español donde sigue coleando el tema del Popular y el sector bancario lo acusa más que la media y se sitúa por encima del 1%.

Macron ha conseguido la gobernabilidad en las legislativas de forma clara y con ello parece que vuelve a fortalecerse el euro. El revés de May sigue dejando a Europa con ventaja a priori par la negociación del "Brexit". Así que el dólar logra otra vez arrancar la semana por encima de los 1,1200 que había perdido en el cierre semanal. El vencimiento de derivados trimestral de este viernes sin duda condicionará también los movimientos de la semana y como en el "after hours y preapertura americana" sigue la presión sobre la tecnología puede presentarse una semana movida para las bolsas. Es lo que toca y lo más habitual, no estos largos periodos de rangos estrechos y de escasos movimientos en cualquier dirección, máxime si estamos en zonas de resistencias o de máximos históricos y venimos precedido de movimientos significativos acumulados.

El dólar en los mínimos de la sesión del viernes buscaba el apoyo en la directriz de avance y primea zona de soporte en torno a los 1,1150 que no ha llegado ni a probar. El rebote tras el resultado de las legislativas francesas confirmando el apoyo a Macron para gobernar con comodidad refuerza de nuevo al euro y sitúa al dólar por encima de los 1,1200. Para verificar que se trata de un nuevo impulso ha de superar los 1,1255 y atacar la zona de máximos anuales en torno a los 1,1285 para buscar los 1,1300 y la proyección de nuevo a la zona de techos del canal actual en torno a los 1,1400, alcanzaría así el objetivo del patrón de suelo y la zona de altos del pasado rango lateral que sigue en este tramos entre los 1,1400-1,1600. Superar esta zona por encima del lateral anterior el objetivo al alza se proyecta hasta los 1,1800-1,2000 para en plazos mayores buscar la amplitud del canal que le podría llevar hasta la zona del 1,2500. Y ello con la FED subiendo tipos y a priori el BC alargando el hacerlo.

Si no supera los 1,1300 se queda como referencia de resistencia significativa al ser el tercer intento de superación sin lograrlo. El rango entonces estaría en la zona de soporte de los 1,1100 hasta esta resistencia. Por debajo se acumulan los soportes en los 1,100 y los 1,0900 sin que ello suponga pender el sesgo ni las opciones de proyección mencionadas, pero a un mayor plazo temporal.

Por debajo de los 1,0900 se ataca la zona delos 1,0750 que nos cambiaría el sesgo y podría alimentar de nuevos la búsqueda de la banda baja del lateral de los 1,0500 que defiende el ataque a la paridad que era el escenario inicial en el ejercicio y que ahora en la situación técnica actual estaría descartado en tanto no se pierden los 1,0750 de forma consistente.

El SP500 no consiguió acabar la semana con nuevos máximos históricos y dejaba un patrón de duda en la jornada del viernes donde también sufrió el contagio de la brusca caída de los valores tecnológicos. Aunque en su caso a pesar de acabar la sesión prácticamente plana se recuperaba igualmente de los mínimosdela sesión que también se hubieran convertido en los mínimos semanales. El patrón de indecisión es claro y técnicamente los extremos de la vela dejada marcan las opciones de continuidad direccional. Superar los 2.446 puntos abre el camino a los avances buscando la confirmación de los 2.450 puntos nuevos máximos históricos y quedarse en subida libre para buscar los 2.500 puntos.

Perder los 2.415 puntos activa más retrocesos a buscar el soporte más inmediato en la proyección de la directriz de avance y confluencia de soportes en los 2.380 puntos. Por debajo de este nivel los 2.350-2.325 puntos que nos dejan en rango lateral con consolidación de los máximos y con el sesgo positivo. Por debajo más soporte apoyando este sesgo en la zona de los 2.300-2.80 puntos con el apoyo de la media móvil de 200 sesiones que marca el cambio de sesgo dentro del latera. Perder los 2.250 puntos nos confirma el sesgo negativo y búsqueda de la zona de ruptura/resistencia anterior de los 2.200 puntos en un nuevo rango hasta los 2.000 puntos antes de entrar en opciones de escenario negativo que por el momento está descartado.

El Ibex no logró atacar con éxito los 11.000 puntos de forma consistente con todas las miradas puestas en el sector bancario. La operación del Popular, con la compra del Santander con el quebranto de accionistas e inversores ha añadido presión al sector que ha visto un efecto contagio con Liberbank, aunque su situación no tenga nada que ver.

Técnicamente todo sigue dentro del mismo rango una semana más, estrecho y pasando de un extremos al otro con igual facilidad. Los límites del miso en este caso al igual que la última vela en el SP500 son los que van a marcar la continuidad direccional y no tenemos cambios en los mismos respecto a la semana pasada.

En el corto plazo la banda baja del rango está en los 10.730 puntos y la parte alta en la zona de los 11.000 puntos. A partir de ahí los siguientes niveles y movimientos.

Los soportes se mantienen con la ventana dejada tras el resultado de la primera vuelta de las elecciones galas, entre los 10.600-10.350 puntos. Esta confluyendo con la proyección de la directriz acelerada de avance desde los mínimos del pasado diciembre. Perder este nivel nos deja a los 10.000 puntos como siguiente zona de soporte antes del nivel clave de los 9.550 puntos que sigue reforzándose con la confluencia y proyección de la directriz original de avance desde los mínimos del pasado ejercicio y la media móvil de 200 sesiones.

Perder los 9.200 puntos activaría alertas ya que volvemos a quedar dentro del patrón de vuelta que ha permitido este escenario actual pero aún se mantendría el sesgo positivo, en tanto no cedieran los 8.500 puntos. A partir de aquí sí que se podrán tener problemas porque se abre la opción al escenario correctivo que en el momento técnico actual está descartado. Pero por debajo de los 8.000 puntos y atacando los mínimos de 2016 en los 7.650 puntos se activaría. 

Para buscar continuidad en las alzas deberá superar de entrada los 11.000 puntos y confirmar cierres semanales por encima de los 11.250 puntos. Con ello buscaría el siguiente rango objetivo en la zona de los 11.550-11.650 puntos que nos llevan a los altos de 2015. Y desde ahí a atacar los 12.000 puntos para entrar en un escenario de avances a medio plazo que presentaría como objetivo teórico el nivel de los 14.000 puntos. Las cifras macroeconómicas se siguen descontando buenas y ello puede dar soporte a esta proyección.

publicidad
publicidad
publicidad