Vocento 15 años 18 de Noviembre, 16:46 pm

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Análisis Técnico

Josep CodinaTwiter

El efectoCodina

El Ibex no confirma la validez del rebote pero mantiene la consolidación

Josep Codina

No terminan de acompasarse las bolsas, otra vez Europa en la semana se queda retrasada viendo como se marcan nuevos máximos históricos en EE.UU. Pero los datos macroeconómicos europeos han salido buenos y las comparecencias de Draghi han reafirmado el mantenimiento de la situación actual, y las incertidumbres, salvo la resolución del "Brexit" se han reducido de forma favorable.Por el lado de los resultados empresariales sí que es cierto que las sorpresas más positivas se han podido decantar del lado americano, pero tampoco las empresas europeas han desmerecido su desempeño.

Y el factor Trump es de consecuencias totalmente imprevisibles, pero parece que las bolsas comienzan a saber lidiar con ello, veremos por cuanto tiempo. 

Las tensiones geopolíticas siguen estando encima de la mesa, con el caso más flagrante de Corea del Norte con sus pruebas de misiles. En oriente medio y la situación con Rusia activa en todos los frentes también son seguidos de cerca por los inversores. El petróleo ha vuelto a sufrir una buena dosis de volatilidad dentro del rango del ejercicio. 

Y el dólar se ha fortalecido levemente al no consolidarse definitivamente por encima de los 1,1200, pero veremos cómo finaliza la semana que el lunes es festivo tato en EE.UU. como en el Reino Unido y va a ser una sesión inicial con muy escaso volumen y sin apenas referencias, sólo la comparecencia de Draghi en la comisión del parlamento europeo puede proporcionar algún tipo de noticia que genere movimiento a priori.

El aspecto técnico general de los mercados no cambia. Seguimos sin patrones de techo, las divergencias se anulan en algunos índices con los nuevos máximos, pero por ahora estos son todavía testimoniales y falta ver más intención y su consistencia, en tanto que las correcciones se han mantenido en las zonas de soporte sin modificar ningún nivel ni provocar cambios de estrategia o táctica.

El dólar tras superar durante unas cuantas sesiones en cierre la zona de los 1,1200 no ha podido finalmente cerrar la semana por encima de este nivel, y las mechas dejadas en los patrones de velas en su nivel superior denotan la entrada en una fase de consolidación que puede desembocar también en un nuevo patrón de continuación, si el billete verde se sigue debilitando frente al euro.

Puede defender la validez de este patrón en tanto no pierda la zona de los 1,1100-1,1080. Por debajo de este nivel puede buscar el apoyo de zonas de soporte aceleradas en la zona delos 1,1050 como primea referencia o un testeo de la zona de confirmación del patrón de vuelta dentro del rango de los 1,0950-1,0860. En tanto no pierda esta referencia tiene validez el escenario de confirmación del patrón de suelo, que se va reforzando en esa zona con la confluencia de la media móvil de 200 sesiones. Por debajo de esto niveles se compromete el sesgo y la estructura con un cierre semanal por debajo de los 1,0700, opción que por ahora sigue muy debilitada y que daría de nuevo posibilidad de buscar el soporte clave de los 1,0500 y los mínimos del ejercicio para pensar en el escenario de paridad que ha quedado en los niveles actuales descartado.

Para confirmar el patrón de continuación debería superar de forma consistente y con intención los 1,1280 y buscaría ya la entrada en el objetivo de proyección completo del patrón de suelo en la zona de los 1,1350-1,1400. Después ya la zona de altos del rango anterior entre los 1,1500-1,1600 y confirmar un cambio de escenario de avance a medio plazo con objetivo en la zona de los 1,2000.

El SP500 cerró la semana antes de la festividad larga de hoy en nuevos máximos anuales,aunque no en los niveles máximos intradiarios alcanzados en lasesiónanterior. Se queda por encima delos 2.400 puntos con la siguiente referencia en los 2.450-2.500 como posible objetivo.

Al ser máximos históricos los alcanzados el valor se queda en condición de subida libre reafirmado por el momento el escenario de avances a medioplazo en el que sigue estando tras unos meses de consolidación ya que la primera vez que atacaba esta referencia de los 2.400 puntos era a principios de marzo y no la ha conseguido superar de forma clara hasta ahora. Dejando en medio un escenario de consolidación con una zona de soporte en tornoa los 2.320 puntos que puede extenderse hasta los 2.300 puntos en caso de corrección sin significar ni un solo cambio en el fondo positivo de la situación actual. La confluencia hacia ese nivel de la media móvil de 200 sesiones será un refuerzo más.

Para anular el escenario actual sería necesario perder en cierre semanal la zona de los 2.200 puntos y aun así el sesgo sería positivo, pero volveríamos a quedar dentro de un lateral. Y por el momento sin patrones de cambio a la vista se antoja complicado que pueda darse, pero tiene sus probabilidades asignadas.

El escenario que sigue descartado es el de cambio de dirección que comenzaría a contemplarse con la pérdida de los 2.000 puntos y el ataque a la zona de los 1.800 para extender el escenario correctivo.

El Ibex35 mantiene la estructura de consolidación al no haber podido confirma la validez del rebote iniciado desde los mínimos de la semana pasada para culminarlo con un cierre por encima de los 11.000 puntos. Esta referencia con la extensión hasta la zona de los de los 11.100 puntos marcan las opciones de continuidad de los avances y el fin de la fase de consolidación que continúa teniendo la ventana de soporte abierta, sin cerrar como tal y la confluencia de los 10.500 puntos como primera referencia de soporte algo significativa.

El testeo de este nivel de los 10.500 puntos mantiene el escenario de sesgo positivo dentro del lateral y con el objetivo en un siguiente impulso de buscar la zona de los 11.500-11.600 puntos de los altos de 2015. Y así pensar en un escenario de avances a medio plazo, aun con bajas probabilidades asignadas que se activaría con cierres semanales por encima de los 12.000 puntos.

Por debajo de los 10.500 puntos hasta los 10.250 puntos modificaría su pendiente de avance, pero se mantendría el sesgo positivo. Perder los 10.000-9.800 puntos abre la puerta a buscar la zona de soporte clave y nos deja son la confirmación del sesgo positivo dentro del lateral. Esta zona clave son los 9.500 puntos que se van reforzando con confluencias de soportes a los que ahora se unen la proyección de la media móvil de 200 sesiones con pendiente positiva y la actual directriz de avances. Perder esta referencia nos anula el cambio de escenario y nos deja dentro del patrón de vuelta sin haber completado el objetivo del mismo. El riesgo es atacar los 9.000 puntos y abrir la opción de perder los 8.500 puntos que nos deja con sesgo negativo dentro del patrón y activa de nuevo el fantasma de poder entrar en una fase de corrección. Para ello tendría que ceder los 8.000 puntos y atacar los mínimos del pasado ejercicio en la zona de los 7.650 puntos. Por ahora este escenario en la situación técnica actual está descartado.

publicidad
publicidad
publicidad