Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Análisis Técnico

Josep CodinaTwiter

El efectoCodina

Análisis Técnico

Las bolsas, en modo 'Risk'

Josep Codina

Las bolsas se están moviendo, en las últimas sesiones, al ritmo del juego del "Risk". El juego de estrategia de soldaditos, caballería y cañones para conquistar el mundo sobre un tablero.

Las bolsas en las últimas sesisones se están moviendo al ritmo del juego del "Risk". El juego de estrategia de soldaditos, caballería y cañones para conquistar el mundo sobre un tablero, alianzas, diplomacia y movimientos de tropas y dados... Así que, si en este ejercicio ya esperábamos movimientos bruscos y erráticos, este es un nuevo ejemplo de lo que promete ser la tónica del ejercicio. Y, en principio, esperemos que no vaya a mayores y acabe apareciendo algún evento que toque clasificar como "cisne negro" y acabe con las expectativas.

Técnicamente seguimos sin cambios. Se tocan niveles de soporte que no se pierde y, por ahora, tampoco hay opciones de atacar las zonas de resistencia. Estamos a expensas de noticias ajenas a la propia economía, aunque su trasfondo sea económico y aunque se revista de geopolítica. Tras las caídas experimentadas ayer, de forma generalizada, las noticas antes de la apertura de que se retiran las tropas rusas, por el momento, de las maniobras que resultaban amenazantes, han provocado ya aperturas al alza, recuperando una parte de lo cedido ayer, y dejando nuevamente huecos, esta vez al alza.

La situación puede seguir de esta forma aún varias sesiones consecutivas más, y como es altamente impredecible, más que nunca toca ceñirse al plan. A la estrategia, tener claros los niveles a los cuales toca actuar y, por lo demás, mantenerse simplemente alerta y no actuar al dictado de sucesos y hechos que son incontrolables y que actúan más sobre el sentimiento que sobre los datos de fundamento. En el momento actual, la táctica se mantiene para efectuar las compras en las pruebas de los soportes y para mejorar la ecuación rentabilidad/riesgo y no entrar a perseguir a los precios.

Que no hay mayor tensión, por ahora, es que no se vean más compras de bonos y que el dólar siga depreciándose. Las bolsas asiáticas han acabado positivas, pero la situación sigue tensa y no va a ser fácil su resolución de forma inmediata. Al final podemos pasar más a escenarios laterales amplios, en detrimento de la continuidad de los avances, pero sin perder este sesgo positivo de fondo.

El dólar dibujó en la jornada de ayer un patrón de "inside day", y se quedó dentro de los máximos y mínimos de la pasada sesión, y el rango de la misma fue bastante estrecho en comparación. Nos deja abierta una posible explosión de volatilidad, sin romper los niveles en los que ha quedado encasillado. Por el momento, aunque ayer se apreciara, en la sesión de hoy vuelve a intentar presionar la zona de los 1,3800, que sigue como resistencia más inmediata, en tanto que el pivote de los 1,3700 ejerza de primer soporte dentro del rango.

Los 1,3600 son el siguiente soporte como base para un nuevo rango y para poner a prueba las tensiones. Después, el soporte sobre los 1,3500 se mantiene como referencia consistente, a perder para marcar la opción del cambio de rango. La siguiente proyección que tenemos como soporte clave, en los 1,3450-1,3400. La media móvil de 200 sesiones, que ha actuado como zona de referencia, está ahora sobre los 1,3447, superando, al alza, la zona confluyente con los mínimos relativos. Si supera la zona de resistencia importante con el nivel de los 1,3800-1,3830, puede buscar la opción del techo del canal,  que se proyecta sobre los 1,4000-1,4100, tras la opción previa en la zona de los 1,3900.

El SP500 no se zafó de la crisis rusa, y ello tras dejar un nuevo máximo histórico en el cierre mensual, y también habiendo superado en los máximos el intradiario que no se lograron mantener. Conseguía mantener, al cierre, a pesar de la caída de haberse superado en los mínimos de la sesión la primera referencia de soporte débil de los 1.840 puntos, que hoy deberá volver a validar, con la facilidad que puede contar, por ahora, por la noticia de la retirada de las tropas rusas de maniobras. Por lo demás, nos deja, sin cambios, en los niveles de resistencia y referencias claves, con los osciladores de corto plazo girando desde zona de sobrecompra, lo que puede indicar mayores necesidades de consolidación. Acabó recortando al cierre un 0,74%, para acabar en los 1.845,73 puntos, y se queda por encima de los 1.840 puntos, dentro de rango de resistencia ampliado.

La ruptura consistente de los 1.850 puntos es clave para extender los avances a una siguiente referencia sobre los 1.860-1.875 puntos, que es el próximo nivel que, aunque se ha tocado de forma intradiaria, sigue vigente. Pero falta, precisamente, esta consistencia en la superación del nivel. Después ya tenemos proyecciones de distintos canales de avance, que se sitúan en un rango entre los 1.890-1.910 puntos. Ahora es clave que no se pierdan en posibles retrocesos los niveles de soporte importantes para no formar patrones de techo mayor si, definitivamente, no logran superarse los máximos en un próximo intento.

Ajustamos la zona del primer soporte débil para el posible proceso de consolidación en la zona de los 1.840-1.825 puntos. En el corto plazo valen los 1.800-1.780 puntos como soporte más relevante. Pero los 1.740 puntos quedan como nivel clave, a no perder si no se marcan nuevos máximos para no marcar un patrón de techo. Después de este soporte, si se ataca otra vez, queda media móvil de 200 sesiones, en los 1.725 puntos y en la zona de los 1.700 puntos. El siguiente nivel de soporte, en los 1.680-1.660 puntos, la extensión del mismo hasta 1.650 puntos, respetando el ajuste con los últimos mínimos significativos, que es el que nos introduce en un escenario lateral.

Después tenemos la zona de soporte en los 1.600 puntos. Niveles por debajo volverían a activar los escenarios de entrada, en posible corrección, que no son nuestra apuesta, pero que significarían ir buscando niveles teóricos de retroceso, primero en la zona de los 1.500 puntos y con posibles proyecciones, hasta la zona de los 1.400-1.370 puntos, si fuera con mayor intensidad. Por ahora, este escenario sigue contando con baja probabilidad de ocurrencia, pero la pérdida de la zona de los 1.740-1.720 puntos comenzaría a activarle más probabilidades.

El Ibex35 acabó la sesión con retrocesos algo menores que los de otras plazas fuertes, más afectadas por consecuencias e intereses más directos en la crisis ucraniana. Cerró por debajo del nivel de soporte clave, pero ha de confirmar su pérdida que con el gap de apertura al alza de hoy volverá a ponerse a prueba y, por ahora, simplemente sufre un ajuste por la sobrerreacción a la situación. La debilidad persiste en tanto que no se logró atacar con éxito, nuevamente, la zona de resistencia, y volvemos a tener más pendientes de los soportes. Cerró la sesión con un recorte del 2,33%, en los 9.878,90 puntos y, tras la apertura de hoy, la zona del hueco dejada ayer cobra de nuevo importancia, teniendo en cuenta que va a dejarse también otro hoy en zona conflictiva

Ajustamos la zona de soporte en los 9.900-9.850 tras dejar, simplemente, la referencia de los 10.000 puntos como pivote. Su pérdida, por la evidencia del nivel, podría acelerar las correcciones, ya que está activa una posible cuña bajista con objetivos en la extensión del segundo nivel de soporte. El primer soporte clave se mantiene en su zona de extensión en los 9.700 puntos de los mínimos anteriores y por debajo ya de la directriz acelerada del impulso, con extensión hasta la zona del hueco, dejado sobre los 9.530 puntos, que queda como posible objetivo de esta posible cuña. Para mantener sano el escenario, a largo plazo, se mantiene en el rango de los 9.350-9.250 puntos, en la base ajustada del canal de avance.

Pero el objetivo de un patrón de techo secundario sigue amenazante, si se pierden los 9.700 puntos que nos llevan hasta la otra referencia en los 9.100-9.000 puntos. Y está esta zona ya reforzada por la media móvil de 200 sesiones, sobre los 9.144 puntos, que pueden frenar antes los retrocesos y que apoyaría a que se mantuviera un sesgo alcista menos acelerado en caso de los retrocesos más significativos, si se alcanza este nivel que estaría ya confluyente con la directriz primaria de avance.

Por debajo tenemos la zona de los 8.800 puntos que, de perderse, son los que se encargarían de anular opciones impulsivas y nos marcaría un posible sesgo negativo dentro del lateral, atacando los 8.200-8.000 puntos. Después tenemos referencias en los 7.800-7.600 puntos y, luego, ya hacia el soporte de los 7.200-7.000 puntos. Mantenemos todavía muy bajas probabilidades asignadas aún al escenario correctivo. Ahora veremos si pasa mayor factura la crisis de Ucrania, o por el contrario nos deja una nueva oportunidad de acumular a niveles mejores de precio.

En el corto plazo, la zona de hueco dejada entre los 10.000 puntos y los 10.100 puntos es la calve para validar cualquier posible opción de rebote. Y nos hemos alejado del rango de la primera zona de resistencia inmediata, que sigue en los 10.200-10.250 puntos extensible hasta los 10.350 puntos para anular opciones de aparición de patrones secundarios de giro, que deben superarse para mantener el impulso. Los niveles importantes para volver a tener continuación de los avances a medio plazo tienen la primera referencia pendiente de superar y está en el rango de los 10.500-10.650 puntos.

Referencias posteriores como siguientes objetivos los situamos en los 10.800-11.000 puntos, también, a priori, difíciles de superar a la primera, como más próximos, si se lograra superar la zona de los 10.600 puntos de forma consistente. Por ahora se han mantenido los soportes claves. La figura de vuelta mayor sigue aún vigente, y nos deja como objetivo teórico, a medio plazo, la referencia de los 12.000-12.500 puntos.

publicidad
envíar consulta

ENVÍA TU CONSULTA

Consultorio de Análisis Técnico
El analista técnico Josep Codina responde a una selección de dudas que le planteen los lectores de Finanzas.com. realiza tu consulta
publicidad
publicidad