Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Análisis Técnico

Josep CodinaTwiter

El efectoCodina

Análisis Técnico

El cierre semanal salva los soportes, a las espera de los resultados electorales italianos

Josep Codina

Las recuperaciones del viernes permitieron frenar los retrocesos y se mantuvieran las zonas de soporte que, de perderse, supondrían continuidad en los movimientos de corrección.

Las recuperaciones del viernes permitieron frenar los retrocesos y se mantuvieran las zonas de soporte que, de perderse, supondrían continuidad en los movimientos de corrección. Sin embargo, las dudas persisten porque el dólar no tuvo el mismo reflejo, y aunque si frenó su apreciación, no mostró la misma situación de avances que apoyaran los rebotes de las bolsas. Probablemente, las incertidumbres que se van a prolongar hasta mañana (hasta hoy por la tarde duran), respecto al resultado de las elecciones italianas, y van a ser un condicionante en el corto plazo con mayor presión para las bolsas europeas con las periféricas a la cabeza.

Pero ello puede suceder en ambas direcciones si los resultados, finalmente, reflejan estabilidad y también pueden tener una mayor reacción positiva. De momento, en las plazas fuertes, los recortes han servido para neutralizar la sobrecompra existente y, por lo tanto, dar opciones a la continuidad en el rebote, al reducirse la presión correctiva. El fondo sigue positivo, a pesar de que los datos económicos siguen siendo muy preocupantes.

Las bolsas asiática han cerrado en positivo con el Nikkei fuerte, al alza, tras la debilidad del yen. El dólar, en la sesión asiática, ha recuperado posiciones hasta los 1,3200 y, por el momento, se apuntan a moderados los avances en los futuros nocturnos americanos y los europeos, por lo que podemos tener continuidad inicial en el rebote.

El dólar perdió su directriz de avance y ha atacado la zona de soporte de los 1,3200, que también perdió en cierre semanal, pero para colocarse ya en zona de lecturas de sobreventa de forma clara. Si esta referencia acaba por perderse de forma consistente, y la sobreventa no propicia le rebote para frenar correcciones en la renta variable, puede pasar a aumentarlas para dirigirse al siguiente nivel de soporte en la zona de los 1,3000. En estos niveles se queda el sesgo ya lateral, frenando la opción impulsiva. Para pasar a sesgo negativo se debería de perder la zona de los 1,2800-1,2700, con lo que cambiaría entonces la perspectiva con mayor fortaleza para el dólar en perjuicio para la correlación con la renta variable.

Como resistencia, ahora se quedan a corto plazo la zona de los 1,3400-1,3450 como niveles para volver, a pesar en la validación de un impulso, en la que se busca la zona de los 1,3600-1,3700 como referencia para buscar los avances de nuevo al techo del canal si no confirma su pérdida de definitiva hasta loa 1,3800-1,3900. En este escenario que ha perdido, por el momento, opciones las bolsas, se mantiene la correlación como hasta ahora, y deberían volver a los avances.

El SP500 cerró con avances, recuperando lo perdido en la sesión anterior y recuperando algo más de lo perdido en la sesión del viernes. Recuperó un 0,88%, para acabar en los 1.515,60 puntos, manteniendo el soporte del rango lateral que respeta la zona de los 1.500 puntos. No ha superado de forma consistente la zona de los 1.520 puntos, que es la primera referencia para extenderse de nuevo los avances a la zona de techos del canal que ahora se proyectaría sobre los 1.550 puntos.

Las siguientes resistencias con las proyecciones de canalización, con plazos temporales superiores, están sobre los 1.600 puntos. Por ahora, este escenario positivo se mantiene, pero necesita una ruptura con volumen importante, y de forma consistente, para poder progresar más a la siguiente zona más próxima sobre los 1.540-1.550 puntos, que también debería de costar superar en un primer intento. Por ahora se ha corregido la sobrecompra que se acumulaba y se ha puesto en zona neutral, pero sin síntomas de giro aún para validar el rebote.

El recorte se pospone por el momento, pero aún faltan más avances para poder validar el rebote, Tenemos la proyección del primer nivel de soporte ajustada ya a los 1.470 puntos, ya que el nivel de los posibles 1.500 puntos es débil, aunque en el primer intento ha demostrado que puede resistir envites menores y validar más opciones de impulsos de continuación si no cede. Mientras mantenemos como zona más fuerte la zona de los 1.460-1.450 puntos, que pueden aguantar el intento de consolidar los niveles alcanzados y mantener la base del canal acelerado actual.

El soporte más fuerte sigue ajustado a la zona de los 1.420-1.400 puntos, que ya contiene como refuerzo la proyección de la media móvil de 200 sesiones, y que mantiene su pendiente positiva sobre los 1.406 puntos. El siguiente nivel amplio para una vuelta a un rango lateral está situado en la zona de los 1.370-1.340 puntos. Si se pierde el nivel de los 1.340 puntos en un recorte mayor que una consolidación, supondría el sesgarnos negativamente dentro del rango lateral.

Por debajo queda la referencia de los 1.300-1.270 puntos, cuya pérdida nos llevaría a un escenario de corrección, confirmado con la cesión de los 1.240 puntos, para buscar la zona de los 1.160 puntos y su posible extensión hasta los 1.100 puntos. Este escenario sigue con sus probabilidades muy escasas, por el momento, aunque no es posible su descarte. 

El Ibex35, con el resto de plazas europeas, tuvo un significativo avance, que le permitió recuperar la directriz de avance y aún mantener las opciones de un rebote. El avance fue de un 2,05%, para finalizar con el cierre en los 8.179,00 puntos, recuperando el cierre por encima de los 8.100 puntos, y manteniendo por encima el nivel de pivote de los 8.000 puntos, que sigue como primera referencia de soporte a mantener para no complicar más el aspecto técnico del selectivo que, si finalmente se dieran los retrocesos en las plazas americanas, sería muy difícil que pueda aguantarse en estos niveles.

No hay cambios en lo que respecta a los niveles de resistencia, ya que siguen los 8.250-8.300 puntos, como primera zona de resistencia inmediata, para confirmar un patrón de rebote y, con ello, conseguir anular las opciones de un patrón de continuación que pudiera intentar formarse. El aviso con la corrección mantiene el riesgo de formación de este patrón, más ampliado, y la vigilancia en la directriz de soporte y la zona de los mínimos anuales. La siguiente zona de mayor resistencia queda ahora en los 8.350-8.450 puntos. Y el primer rango de nivel de resistencia clave importante, a medio plazo, está en la zona de los 8.600-8.800 puntos. Una extensión de avances al siguiente objetivo, situado en los 9.000 puntos, es la que nos marca el posible cambio de escenario a medio plazo. Las siguientes proyecciones ya se sitúan en zonas próximas a los 9.400-9.500 puntos.

El primer nivel de soporte significativo mantine el nivel de pivote sobre los 8.000 puntos, que se ajusta sobre los 7.900-7.850 puntos en la zona de mínimos del año, y no sufre cambios tras la última jornada. Cerrar por debajo de estos niveles nos dibuja ya un panorama poco adelantador. La primera zona de soporte importante, de cara a medio plazo, se mantiene en el nivel de los 7.700-7.550 puntos. El sesgo direccional variaría a negativo si se pierde el soporte de los 7.200-7.000 puntos, ya que dejaría de nuevo opciones de buscar en la zona de los 6.500-6.450 puntos. Después, los mínimos en los 6.000 puntos es la zona que marca de nuevo la entrada en un escenario correctivo que, por el momento, se mantiene alejada la posibilidad del mismo. El que las bolsas americanas no superen las resistencias y se mantengan en modo correctivo debilitarían la situación técnica del lado de los soportes.

publicidad
envíar consulta

ENVÍA TU CONSULTA

Consultorio de Análisis Técnico
El analista técnico Josep Codina responde a una selección de dudas que le planteen los lectores de Finanzas.com. realiza tu consulta
publicidad
publicidad