Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Análisis Técnico

Josep CodinaTwiter

El efectoCodina

Análisis Técnico

La pauta festiva americana no funcionó para el Ibex

Josep Codina

La recuperación de las plazas europeas fue parcial, en una jornada que se presentó bastante aburrida, y que no alegró la comparecencia de Draghi.

La recuperación de las plazas europeas fue parcial, en una jornada bastante aburrida que no alegró la comparecencia de Draghi, y que se repitió los mantras de siempre. El Ibex siguió castigado con la prima de riesgo y no cumplió con la pauta estadística, mayoritariamente de avances, con los cierres de los festivos norteamericanos. Las miradas siguen puestas en las divisas cómo catalizadores de los movimientos de la renta variable, a los que los datos macroeconómicos sólo provocan pinceladas de movimientos dentro de la propia sesión.

Hoy se vuelve a la normalidad con las bolsas americanas abiertas, y en Europa se cotiza, de forma positiva, el dato alemán mejor de lo previsto del índice ZEW. Pero el movimiento en rango del dólar parece que habrá que esperar a la sesión americana para acabar de dictar sentencia a la jornada que sigue sin definir las opciones direccionales de forma consistente.


El dólar mantuvo el rango y siguió cerrando por debajo de los 1,3400, quedando dentro del rango establecido como primer soporte clave que tenemos extendidos hasta los 1,3300, y que son primera referencia de soporte. Está muy próximo a la proyección de la actual directriz de avance del movimiento, que puede frenar los impulsos correctivos, y que debería acabar por favorecer el rebote de la renta variable. Pero si pierde de forma violenta la directriz, sí que podría desencadenar un proceso de corrección mayor o cuando menos rápido.

La entrada en juego de divisas como la libra y el yen, en pleno proceso de posibles devaluaciones, fuerzan a equilibrios complejos para determinar la direccionalidad de la renta variable. En tanto no pierda estos niveles de soporte, sigue manteniendo la opción de fortaleza impulsiva. Si acaba por perder los 1,3200, nos proyectaría correcciones hasta el siguiente objetivo clave en la zona de los 1,3000-1,2900 y, después, a la frontera para volver a un escenario correctivo con objetivos mayores en la zona de los 1,2700. Por ahora, pensar en mayores retrocesos se mantiene débil como escenario, y así reduce las opciones de correcciones profundas a las bolsas, sí todo se queda en esos niveles.

El primer nivel de resistencia sigue en los 1,3500, en tanto que los 1,3600-1,3700 quedan como resistencia fuerte para buscar la siguiente zona de objetivo, que se proyecta sobre los 1,3850-1,4000. Esto reflejaría el apoyo para la progresión al alza de las bolsas como continuación de la correlación que venimos observando en los últimos periodos, y que en las últimas jornadas está siendo puesta a prueba. 

El Ibex35 cerró finalmente en negativo, cediendo 0,51%, para finalizar con el cierre en los 8.108,90 puntos, logrando mantenerse al cierre por encima de los 8.100 puntos, pero amenazando, de nuevo, en los mínimos de la sesión la proyección ajustada de la directriz de avance que, por el momento, mantiene como primer soporte.

El primer nivel de soporte significativo mantiene el nivel de pivote sobre los 8.000 puntos, que se ajusta sobre los 7.900-7.850 puntos en la zona de mínimos del año. La primera zona de soporte importante, a medio plazo, se mantiene en el nivel de los 7.700-7.550 puntos. El sesgo direccional variaría a negativo si se pierde el soporte de los 7.200-7.000 puntos, ya que dejaría de nuevo opciones de buscar la zona de los 6.500-6.450 puntos. Los mínimos en los 6.000 puntos se sitúan la zona que marca de nuevo la entrada, en un escenario correctivo que, por el momento, se mantiene alejada la posibilidad del mismo.

El que las bolsas americanas no superen las resistencias y se pongan en modo correctivo, debilitarían la situación técnica del lado de los soportes. Así que si se están aprovechando las correcciones para comprar, conviene ajustar stop a las pérdidas de los posibles soportes.

No hay cambios en lo que respecta a los niveles de resistencia, ya que siguen los 8.250-8.300 puntos, como primera zona de resistencia inmediata, para confirmar un patrón de rebote y, con ello conseguir anular las opciones de una bandera bajista como patrón de continuación que pudiera intentar formar. El aviso con la corrección mantiene el riesgo de formación de este patrón, más ampliado, y la vigilancia en la directriz de soporte y la zona de los mínimos anuales.

La siguiente zona de mayor resistencia queda ahora en los 8.350-8.450 puntos. Y el primer rango de nivel de resistencia clave importante, a medio plazo, a la zona de los 8.600-8.800 puntos. Una extensión de avances al siguiente objetivo, situado en los 9.000 puntos, que nos marca el posible cambio de escenario a medio plazo. Las siguientes proyecciones ya se sitúan en zonas próximas a los 9.400-9.500 puntos.

publicidad
publicidad
publicidad