Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Análisis Técnico

Josep CodinaTwiter

El efectoCodina

Analisis Técnico

Europa se muestra débil frente a las bolsas americanas

Josep Codina

Los cierres semanales mantuvieron a las plazas americanas más cerca de los máximos y de sus zonas de resistencia que en las plazas europeas

Los cierres semanales mantuvieron a las plazas americanas más cerca de los máximos y de sus zonas de resistencia que en las plazas europeas, donde la debilidad se mantuvo manifiesta, y se buscó más los niveles de posibles soportes. El festivo americano de la sesión de hoy, por pauta estadística, podría contrarrestar la divergencia direccional, pero, ciertamente, los resultados de crecimiento europeos resultaron preocupantes para poder afianzar la fase impulsiva, en la que aún están deambulando las bolsas, pero de forma frágil, ya que una pérdida de soportes comenzaría a ponerla en duda.

La fortaleza de las bolsas americanas también se está sustentando con divergencias, por lo que hay que ser muy prudentes aún con la misma. Todo parece estar girando en torno al acuñado término de 'guerra de divisas', en donde la debilidad forzada de las mismas parece estar empujando a las bolsas. Esto supondría mantener la correlación, hasta ahora vigente de debilidad del dólar, en global al alza, aunque se aprecian ya desajustes en la evolución de esta correlación.

La semana puede resultar importante para mostrar más claridad en los sesgos direccionales. La clave en la superación, consistente o no de los máximos en las bolsas americanas. El dólar mantuvo el rango y siguió cerrando por debajo de los 1,3400, quedando dentro del rango establecido como primer soporte clave que tenemos extendidos hasta los 1,3300, que son la primera referencia de soporte, y muy próximo a la proyección de la actual directriz de avance del movimiento.

En tanto no pierda estos niveles de soporte, sigue manteniendo la opción de fortaleza impulsiva. Si acaba por perder los 1,3200, nos proyectaría correcciones hasta el siguiente objetivo clave en la zona de los 1,3000-1,2900, y después a la frontera, para volver a un escenario correctivo con objetivos mayores en la zona de los 1,2700. Pensar en mayores retrocesos, por ahora, se mantiene débil como escenario, y así reduce las opciones de correcciones profundas a las bolsas.

El primer nivel de resistencia vuelve a quedar ahora en los 1,3500, en tanto que los 1,3600-1,3700 quedan como resistencia fuerte para buscar la siguiente zona de objetivo que se proyecta sobre los 1,3850-1,4000. Esto reflejaría el apoyo para la progresión, al alza, de las bolsas, como continuación de la correlación que venimos observando en los últimos periodos y que en las últimas jornadas está siendo puesta a prueba.

El SP500 cerró como moderados recortes, que le permitieron, finalmente, de forma testimonial, marcar un nuevo máximo anual en el cierre semanal, pero en una semana de rango muy estrecho, sin moverse de la zona alta de su resistencia del techo de canalización. Cedió un 0,10% para acabar en los 1.519,79 puntos. Sigue en el objetivo del techo de la canalización de su último avance, tomando como referencias los mínimos de junio y noviembre del pasado año y, a su vez, los máximos de abril y octubre, del pasado ejercicio también. Se mantiene en la zona siguiente de resistencia de los 1.520 puntos, pero aún con opciones de poder desarrollar un patrón de continuación.

A pesar de la sobrecompra que se acumula y las divergencias que pueden apuntar a una necesidad de consolidación, los objetivos se dan por alcanzados en estos niveles, en la extensión prevista hasta los 1.520 puntos. Las proyecciones de canalización, con plazos temporales superiores, están sobre los 1.600 puntos. Por ahora, este escenario positivo se mantiene, pero necesita una ruptura con volumen importante y de forma consistente para poder progresar más a la siguiente zona, más próxima sobre los 1.540-1.550 puntos, que también debería de costar de superar en un primer intento.

El recorte, por el momento, se pospone, a la espera de poder corregir la sobrecompra acumulada. Tenemos la proyección del primer nivel de soporte ajustada ya a los 1.470 puntos, ya que el nivel de los posibles 1.500 puntos es débil, peor puede resistir envites menores y validar más opciones de impulsos de continuación si no cede. Mientras mantenemos como zona más fuerte la zona de los 1.460-1.450 puntos, que pueden aguantar el intento de consolidar los niveles alcanzados y mantener la base del canal acelerado actual.

El soporte más fuerte sigue ajustado a la zona de los 1.420-1.400 puntos, que ya contiene como refuerzo la proyección de la media móvil de 200 sesiones, que mantiene su pendiente positiva sobre los 1.406 puntos. El siguiente nivel amplio para una vuelta a un rango lateral está situado en la zona de los 1.370-1.340 puntos. Si se pierde el nivel de los 1.340 puntos en un recorte mayor que una consolidación, supondría sesgarnos negativamente dentro del rango lateral.

Por debajo queda la referencia de los 1.300-1.270 puntos, cuya pérdida nos llevaría a un escenario de corrección, confirmado con la cesión de los 1.240 puntos, para buscar la zona de los 1.160 puntos, y su posible extensión hasta los 1.100 puntos. Este escenario sigue con sus probabilidades muy escasas, por el momento, aunque no es posible su descarte. 


El Ibex35 volvió a acaparar los mayores recortes con nuevos aumentos en la prima de riesgo y enfriando algo el patrón de rebote el vencimiento paso factura. El recorte fue un 1,18%, para finalizar con el cierre en los 8.150,20 puntos. Logró mantenerse el cierre semanal por encima de los 8.000 puntos, pero enfrió las opciones de fortaleza a las que apuntaba el posible rebote. Mantenemos la zona del gap de principio de año como nivel de resistencia, a superar para validar las opciones de rebote.

No hay cambios tampoco en lo que respecta a los niveles de resistencia. Siguen los 8.250-8.300 puntos como primera zona de resistencia inmediata para confirmar un patrón de rebote, y con ello conseguir anular las opciones de una bandera bajista como patrón de continuación que pudiera intentar formar. El aviso con la corrección mantiene el riesgo de formación de este patrón más ampliado. La siguiente zona de mayor resistencia queda ahora en los 8.350-8.450 puntos. Y el primer rango de nivel de resistencia clave para medio plazo a la zona de los 8.600-8.800 puntos.

Una extensión de avances al siguiente objetivo, situado en los 9.000 puntos, es la que nos marca el posible cambio de escenario a medio plazo. Las siguientes proyecciones ya se sitúan en zonas próximas a los 9.400-9.500 puntos. La búsqueda de los mínimos anuales, en nuevas sesiones correctivas, nos anularía las opciones del rebote y complicaría el panorama técnico de nuevo.

El primer nivel de soporte significativo, manteniendo el nivel de pivote sobre los 8.000 puntos, continúa sin cambios sobre los 7.800-7.750 puntos. La primera zona de soporte importante, a medio plazo, se mantiene en el nivel de los 7.650-7.500 puntos. El sesgo direccional variaría a negativo si se pierde el soporte de los 7.200-7.000 puntos, ya que dejaría de nuevo opciones de buscar la zona de los 6.500-6.450 puntos. Después, los mínimos en los 6.000 puntos es la zona que marca de nuevo la entrada en un escenario correctivo que, por el momento, se mantiene alejada la posibilidad del mismo.

El sector bancario se mantiene como clave para el desarrollo del mercado, y muy ligado a la evolución de la prima de riesgo, ya que el foco sigue estando en los mercados periféricos. Las elecciones italianas y el devenir de la crisis política de nuestro país son aspectos que se mantienen como posibles catalizadores de movimientos.

publicidad
publicidad
publicidad