Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Análisis Técnico

Josep CodinaTwiter

El efectoCodina

Análisis Técnico

Primer zarpazo generalizado a la bolsa

Josep Codina

El inicio de la semana ha sido bastante negativo para las bolsas. Y esta vez no se han librado las americanas, que no han podido aguantar el chaparrón caído en Europa. Los retrocesos en el viejo continente han vuelto a estar liderados por España, pero han

El inicio de la semana ha sido bastante negativo para las bolsas. Y esta vez no se han librado las americanas, que no han podido aguantar el chaparrón caído en Europa. Los retrocesos en el viejo continente han vuelto a estar liderados por España, pero han pesado, sobre todo, en el sector bancario de forma global, no sólo en los valores españoles. Además, los países periféricos han visto aumentar su prima de riesgo y la rentabilidad de su deuda a 10 años. El caldo de cultivo para el meneíto desde la perspectiva técnica estaba sembrado, y lo que puede haber sorprendido es la virulencia con la que se ha producido. Pero, de momento, no es más que un retroceso dentro de la fase de avance en la mayoría de los índices que aún puede extenderse más sin afectar a la tendencia de fondo. El único que está más tocado técnicamente, por razones obvias, ha sido el que más ha corregido y soportes ha perdido.

El dólar también se apuntó ayer a las correcciones, manteniendo la correlación como hasta ahora, y se apreciaba hasta los 1,3500. La sesión asiática también se ha apuntado a los recortes, y para la jornada de hoy, si bien es posible el rebote, hay que ser muy cautelosos con el mismo, pues apenas se comienzan a corregir las divergencias, las sobrecompras, las incertidumbre y tensiones siguen estando ahí. El dólar corrigió hasta los 1,3500, que se ajustaron como soporte débil, y en la sesión europea los ha perdido de forma clara, pero para volverlos a recuperar. Los 1,3400-1,3300 quedan como primer soporte clave para validar la fortaleza del impulso. Ceder estos niveles nos proyectaría correcciones hasta el siguiente objetivo, clave en la zona de los 1,3000-1,2900, y después a la frontera, para volver a un escenario correctivo con objetivos mayores en la zona de los 1,2700.

Pensar en mayores retrocesos se mantiene débil, por ahor, como escenario, y así reduce las opciones de correcciones profundas a las bolsas. Los 1,3700 quedan como primera resistencia a corto plazo antes de buscar al siguiente zona de objetivo que se proyecta sobre los 1,3850-1,4000. Esto reflejaría el apoyo para la progresión al alza de las bolsas como continuación de la correlación que venimos observando en los últimos periodos. Pero la sobrecompra amenaza y apunta a un respiro previo consistente para poder buscar los objetivos mayores proyectados y podemos encontrarnos.

El SP500 cerró con números rojos, cediendo un 1,15%, para acabar en los 1.495,71 puntos, perdiendo todo lo avanzado en la primera sesión del mes, lo que le había supuesto superar de forma clara los 1.500 puntos. Marca nuevos máximos anuales en una sesión claramente correctiva desde el inicio hasta la fin de la misma, ya que cerraba en los mínimos de la sesión. El recorte, por el momento, comienza a corregir la sobrecompra acumulada antes de haber llegado al siguiente objetivo de los 1.520 puntos. Tenemos la proyección del primer nivel de soporte ajustada ya a los 1.470 puntos, ya que el nivel de los posibles 1.500 puntos es débil, salvo que se recupere de forma consistente y rápida y se produzca una defensa del mismo.

Mientras mantenemos como zona más fuerte lade los 1.460-1.450 puntos, que pueden aguantar el intento de consolidar los niveles alcanzados y mantener la base del canal acelerado actual. El soporte más fuerte sigue ajustado a la zona de los 1.420-1.400 puntos, al que ya se aproxima la media móvil de 200 sesiones y que mantiene su pendiente positiva sobre los 1.400 puntos. El siguiente nivel amplio para una vuelta a un rango lateral está situado en la zona de los 1.370-1.340 puntos. Si se pierde el nivel de los 1.340 puntos en un recorte mayor que una consolidación, supondría el sesgarnos negativamente dentro del rango lateral. Por debajo queda la referencia de los 1.300-1.270 puntos, cuya pérdida nos llevaría a un escenario de corrección, confirmado con la cesión de los 1.240 puntos para buscar la zona de los 1.160 puntos y su posible extensión hasta los 1.100 puntos. Este escenario sigue con sus probabilidades muy escasas. 

A pesar de la sobrecompra que se acumula, y las divergencias que pueden apuntar a una necesidad de consolidación, los objetivos están a la zona de una posible extensión hasta los 1.520 puntos. Las proyecciones de canalización con plazos temporales superiores están sobre los 1.600 puntos. Por ahora, este escenario positivo se mantiene, pero vamos a vigilar la pauta mensual del de febrero del año post electoral que es moderadamente negativa.


El Ibex35 tuvo nuevamente una sesión correctiva de inicio a fin, en la que se siguió acusando la situación política como coartada clara para las ventas. Confirmó la pérdida de niveles importantes y se colocó con rentabilidad negativa desde principio de ejercicio, además, teniendo un efecto lastre sobre el resto de plazas. El sector bancario tuvo bastante que decir en ello de una forma global. El retroceso fue de un 3,77%, para finalizar con el cierre en los 7.919,60 puntos. Acabó por debajo de los 8.000 puntos, que hoy se convierten en la primera resistencia para validar cualquier rebote.

El primer soporte significativo se perdió de forma consistente. Era el situado en el hueco dejado en la primera sesión del año entre los 8.330-8.200 puntos, y también ha cedido la zona de psicológica de los 8.000 puntos. Además de perderse el soporte de la proyección de la directriz ajustada de mínimos, que queda ahora como resistencia en la proyección de los 8.375 puntos. La siguiente referencia se queda sobre los 7.800-7.750 puntos, y la primera zona importante, de cara a medio plazo, se mantiene en el nivel de los 7.650-7.500 puntos. El sesgo nos giraría a expectativas negativas si se pierde el soporte de los 7.200-7.000 puntos, ya que dejaría de nuevo opciones de buscar la zona de los 6.500-6.450 puntos.

Los mínimos en los 6.000 puntos es la zona que marca de nuevo la entrada en un escenario correctivo que, por el momento, se mantiene muy alejada la posibilidad del mismo. Los nubarrones acechan al selectivo español por encima del aspecto técnico de otros índices, y si el resto empeorara, podría complicar la situación. Los bancos han tomado de nuevo el protagonismo para la corrección y está claro que la situación política desatada ayuda muy poco a retomar la confianza.

Los 8.000 puntos se colocan como primera resistencia inmediata. Y la siguiente fuerte queda ahora en la zona de resistencia, en los 8.350-8.450 puntos, mientras se resgistra el primer rango de resistencia clave importante, para medio plazo, a la zona de los 8.600-8.800 puntos. La extensión al siguiente objetivo, en los 9.000 puntos, es la que nos marca el posible cambio de escenario a medio plazo. Las siguientes proyecciones ya se sitúan en zonas próximas a los 9.400-9.500 puntos. La sobrecompra ya se ha corregido, pero aún no estamos con lecturas claras de sobreventa que puedan favorecer también el rebote.

publicidad
publicidad
publicidad