Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Análisis Técnico

Josep CodinaTwiter

El efectoCodina

Análisis técnico

Ibex: La pauta del cierre mensual se ceba con el selectivo

Josep Codina

La tendencia de avance de fondo se mantiene sin cambios pero queda tocada tras la apertura de hoy. Habrá que ver el cierre semanal tras anularse las opciones del patrón de continuación.

Ayer, las bolsas vivieron la pauta diaria del cierre del mes,que es mayoritariamente negativa, al contrario de la que puede darse hoy, que es positiva. Sin embrago, el Ibex sufrió de sobremanera la corrección, que hoy podría tras el levantamiento del veto de cortos. Los cierres mensuales dejaron a las bolsas fuertes bien posicionadas, próximas a sus niveles de resistencia y, en algunos casos, habiendo superado los máximos del pasado ejercicio de forma consistente. Las divergencias siguen ahí y, ya con el cierre semanal de hoy (y, sobre todo, de cara a la semana que viene) veremos si se acaban por activar y aparecen con mayor profundidad las correcciones.

Hay que tener presente que las correcciones servirían para comprobar la fortaleza del impulso. En este mes, sin embargo, hay una pauta negativa mensual en las bolsas americanas correspondientes al año postelectoral, en el que se suele tomar una pausa para luego poder seguir avanzando. El dólar se demarcaba de los retrocesos al apuntarse avances que le están llevando a atacar la zona de los 1,3600, que ha sido ya hoy superado en la sesión asiática. La manida guerra de divisas está en marcha y por el momento la debilidad del yen y del dólar da impulso al euro y eso no va ayudar a mantener la competitividad europea. Ya hay voces que comienzan a advertir de una posible intervención del BCE para debilitar la divisa europea.

La sesión de hoy apunta a que va a estar marcada por la volatilidad con los datos de PMI que se van a conocer a lo largo de la sesión. El cierre asiáticos ha sido positivo y las bolsas europeas abren al alza, exceptuando la española, que veremos si logra dar una muestras de fortaleza y cubrir el hueco que ha dejado.

El dólar superó de forma clara los 1,3500, buscando los 1,3600 que han sido superados en la sesión asiática, consolidándose en la sesión europea.

La ruptura al alza de este nivel de los 1,3500 consolidándolo en cierre semanal nos dejaría con la opción del avance extendido que nos marca el siguiente objetivo hasta los 1,3800-1,4000. Esto daría apoyo a la progresión de las bolsas como continuación de la correlación que venimos observando en los últimos periodos.

La zona de 1,3400 se refuerza como soporte y los 1,3300 siguen de pivote para cambiar el sesgo a lateral. Los 1,3250-1,3200 se mantienen como primer soporte y su pérdida sí que supondría debilitar el impulso de avance. Cederlo nos proyectaría correcciones hasta el siguiente objetivo clave en la zona de los 1,2700, que es la frontera para volver a un escenario correctivo con objetivos mayores en los mínimos de nuevo del pasado ejercicio en la zona de los 1,2050-1,2000. Por ahora, muy bajas probabilidades de que pueda darse este escenario que afectaría negativamente a las bolsas salvo intervenciones de los bancos centrales.

El SP500 cerró con números rojos cediendo un 0,26% para acabar en los 1.498,11 puntos y no logra cerrar el mes por encima de los psicológicos 1.500 puntos. No obstante, acumula la rentabilidad en el mes del 5,04%.

A pesar de la sobrecompra acumulada y de las divergencias que puedan apuntar a una necesidad de consolidación, los objetivos están en la zona de una posible extensión hasta los 1.520 puntos. Las proyecciones de canalización con plazos temporales superiores están sobre los 1.600 puntos. Por ahora, este escenario positivo se mantiene pero vamos a vigilar la pauta mensual del de febrero del año post electoral que es moderadamente negativa.

Tenemos la proyección del primer nivel de soporte ajustada ya a los 1.470 puntos y mientras mantenemos como zona más fuerte la zona de los 1.460-1.450 puntos, que pueden aguantar el intento de consolidar los niveles alcanzados y mantener la base del canal acelerado actual. El soporte más fuerte sigue ajustado a la zona de los 1.420-1.400 punto, al que ya se aproxima la media móvil de 200 sesiones que mantiene su pendiente positiva sobre los 1.395 puntos. El siguiente nivel amplio para una vuelta a un rango lateral está situado en la zona de los 1.370-1.340 puntos.

Si se pierde el nivel de los 1.340 puntos en un recorte mayor que una consolidación, supondría el sesgarnos negativamente dentro del rango lateral. Por debajo, queda la referencia de los 1.300-1.270 puntos, cuya pérdida nos llevaría a un escenario de corrección confirmado con la cesión de los 1.240 puntos para buscar la zona de los 1.160 puntos y su posible extensión hasta los 1.100 puntos. Este escenario pierde muchas opciones ahora, ya que se consolida una superación de máximos y sus probabilidades son muy escasas.

El Ibex35 recibió todos los palos de la jornada acumulando su cuarto descenso consecutivo. El final del veto a las posiciones cortas se anunció al cierre y ya ha tenido el impacto en la apertura de hoy. El cierre enturbió el patrón mensual y, desde luego, las informaciones en la prensa no ayudan a recuperar la confianza para atraer a los inversores de forma estable al país. La caída fue de un 2,45% para finalizar con el cierre en los 8.362,30 puntos, que nos barren los primeros soportes y dejan la rentabilidad del año en un 2,36%.

Se perdieron niveles para abortar el patrón de avance, al ceder el soporte ajustado en la zona de los 8.550-8.450 puntos. El primer soporte significativo se ha atacado en el hueco a la baja de hoy y que estaba situado hueco dejado en la primera sesión del año entre los 8.330-8.200 puntos, para luego entrar con el soporte sobre la zona de psicológica de los 8.000 puntos. Y también puede perderse el soporte de la proyección de la directriz ajustada de mínimos.

La siguiente referencia se queda sobre los 7.800-7.750 puntos y la primera zona importante de cara a medio plazo se mantiene ya más alejada en el nivel de los 7.650-7.500 puntos. El sesgo nos giraría a expectativas negativas si se pierde el soporte de los 7.200-7.000 puntos ya que dejaría de nuevo opciones de buscar la zona de los 6.500-6.450 puntos.

Después, los mínimos en los 6.000 puntos es la zona que marca de nuevo la entrada en un escenario correctivo que por el momento es una posibilidad que se mantiene muy alejada. Los nubarrones acechan al selectivo español por encima del aspecto técnico de otros índices y si el resto empeorara podría complicar la situación. Los bancos han tomado de nuevo el protagonismo para la corrección y vemos ya con las posiciones cortas como se capea el temporal.

Ajustamos el primer rango de resistencia a la zona de los 8.600-8.800 puntos con el siguiente nivel y seguimos con la extensión al siguiente objetivo en los 9.000 puntos que nos marca el posible cambio de escenario a medio plazo. Las siguientes proyecciones ya se sitúan en zonas próximas a los 9.400-9.500 puntos. La tendencia de avance de fondo se mantiene sin cambios pero queda tocada tras la apertura de hoy ya habrá que ver el cierre semanal tras anularse las opciones del patrón de continuación.

publicidad
publicidad
publicidad