Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Análisis Técnico

Josep CodinaTwiter

El efectoCodina

análisis técnico

Bernanke y Grecia siembran dudas pero las bolsas resisten.

Josep Codina

La renta variable vivía una jornada de ida y vuelta con inicio negativo que acabó finalmente con avances.

La renta variable vivía una jornada de ida y vuelta con inicio negativo que acabó finalmente con avances. Tras la rebaja de rating de Moody`s a la deuda francesa, los aspectos positivos para ello fueron de nuevo la subasta del Tesoro español con la relajación de la prima de riesgo y las expectativas para la reunión del eurogrupo para resolver el tema de Grecia. Los datos americanos también ayudaron a lograr finalmente los cierres en altos. En la sesión americana con ya Europa cerrada las muestras de preocupación de Bernanke sobre sector de la construcción y aspectos de la economía pasaban factura a media sesión y se comían los tímidos avances iniciales. Pero finalmente al cierre lograron volver a los puntos de partida si modificar el escenario técnico que sigue en modo rebote en una semana en la que su festivo de mañana y el medio día del viernes condicionan el cierre y su influencia. 

Para hoy nos encontramos sin el esperado acuerdo para el tema griego una vez más pospuesto por el eurogrupo que pasa factura al dólar en una sesión que puede ir de menos a más por las pautas estacionales de los festivo americanos. 

El dólar avanzaba hasta recuperar al cierre el nivel de la media móvil de 200 sesiones sobre los 1,2804 que mantenía al cierre. Quedando de nuevo dentro del rango de resistencia ahora de los 1,2800-1,2850 pero sin superarlo. Para la apertura de hoy el no acuerdo sobre Grecia ha provocado de nuevo una vista a la zona de soporte de los 1,2750. Se moderan las opciones para proseguir con el rebote pero es clave la superación de esta primera zona de resistencia. Las opciones para cambiar el sesgo al alza y apoyar las opciones de rebote para la renta variable pasan por en la superación de los 1,3050-1,3100 con la necesidad de superar los 1,3200 para tener opciones de prolongar el movimiento de una forma consistente para buscar cambio de escenario a medio plazo que no se activa hasta la superación de los 1,3400-1,3500.

Mantiene los soportes en el nivel de los 1,2700 que si se pierden de una forma consistente nos deben llevar a buscar la zona de los 1,2500. Perder esta zona nos lleva a los 1,2400 y después la referencia antes de los mínimos en los 1,2250. Los mínimos nos marcan la continuación de escenario correctivo en la zona de los 1,2050-1,2000 y nos proyectan a rango en la zona de los 1,1800-1,1500. En este escenario volverían en principio los retrocesos de la renta variable.

El Dow Jones cerró con testimonial retroceso del 0,06% para acabar en los 12.788,51 puntos, al contrario del SP500 aún sigue por debajo de la media móvil de 200 sesiones que sigue en torno a los 12.990 puntos mostrando una pendiente plana y mantiene el rebote dentro del soporte que define el sesgo positivo dentro del rango lateral en que queda ahora el escenario.

La pérdida de la referencia de soporte que tenemos en los -12.500 puntos marca el límite del sesgo positivo o negativo dentro del mismo. Por debajo de este nivel nos quedamos con sesgo negativo para buscar la zona de mínimos anuales en las proximidades de los 12.000 puntos. A partir de ahí el escenario volvería a complicarse con opciones de pasar a negativo si se ataca la zona de los 11.700-11.500 puntos. En el corto plazo para validar cualquier opción de rebote pasa por colocarse de nuevo por encima de la media móvil de 200 sesiones ahora proyectado sobre los 13.000 puntos. Pero primero están ya los 12.800-12.700 puntos para actuar como resistencia. Tras esta referencia ha cobrado importancia la zona de los 13.200-13.300 puntos para tener opciones de proseguir con los avance. La zona de resistencia clave sigue en los máximos sobre los 13.700 puntos a romper con volumen para que pueda validarse la ruptura de una forma consistente. Después se deben buscar las proyecciones de los 13.800-14.000 puntos. De superarse estos niveles el siguiente objetivo ya se sitúa sobre los 14.400 puntos. La opción de este escenario positivo se verá sensiblemente reducida si se pierde de forma consistente los 12.500 puntos y nos reafirmemos en la fase de corrección respetando el lateral.

El Ibex35 se anotó un modesto avance después de presentar retrocesos y finalmente subió 0,19% cerrando en los 7.778,70 puntos y manteniéndose alejado de los rangos de soporte. La sobreventa en los osciladores de corto plazo con los indicios de giro confirmados avaló se mantiene pero sigue sin superar la zona clave de los 7.800 puntos en el corto plazo para dar mayor validez al rebote.

La zona de resistencia más significativa sigue en los 7.800-8.000 puntos. Este es el nivel que anticipa opciones para poder marcar un cambio de dirección con más perspectiva que un mero rebote técnico que es como clasificamos por ahora al avance, pero es necesaria la superación de la zona de los 8.250-8.300 puntos de los máximos del último avance para confirmarlo y tener opciones de continuidad de cara al cierre de ejercicio. Sólo si se rompe al alza esta zona se puede pensar en ir a buscar objetivo de proyección definitivo del patrón de doble suelo aún vigente de los 8.450-8.600. Su posterior extensión a la búsqueda de los 8.800-9.000 puntos que daría opciones a un posible cambio de escenario a medio plazo.

El soporte del escenario lateral se mantiene sin cambios en el nivel de los 7.550-7.450 puntos que sigue reforzado con la zona la media móvil de 200 sesiones que mantiene la pendiente negativa y sigue por debajo la banda baja de este soporte sobre los 7.425 puntos. Perder esta zona nos sesga el lateral en negativo. Para el escenario de medio plazo se ha de mantener el soporte de los 7.200 puntos que respetaría la clavicular del patrón de doble suelo. Por debajo de los 7.000 puntos nos colocamos con el sesgo negativo y dejando opciones de buscar la zona de los 6.500-6.450 puntos. Esta situación volvería a añadir presión sobre la zona de los mínimos anuales y quedaría anulado el objetivo del patrón de doble suelo. Estos mínimos en los 6.000 puntos es la zona que marca de nuevo la entrada en un escenario correctivo. Los objetivos del mismo estarían primero en la zona de los 5.500-5.300 puntos y después en los 5.000-4.800 puntos. Si no se resuelve el tema griego y hay mayor presión sobre la prima de riesgo seguimos sin poder descartarlas opciones de este escenario, la mirada a la economía real resulta bastante desalentadora.

publicidad
publicidad
publicidad