24 de Febrero, 03:10 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Análisis técnico

BBVA sigue atascado desde el inicio del año

Desde agosto sigue el BBVA dentro del lateral estrecho comprendido entre los 7,00 euros de base y los 7,50 euros de techo, con alguna salida puntual sobre el mismo. Sólo la salida por encima o por debajo de uno de estos niveles va a marcar mayor direccionalidad y con ello su impacto sobre el Ibex35 de cara a su movimiento en este primer trimestre. 

Los otros valores del sector también presentan esta característica de estar cerrados entre rangos estrechos y puede que su movimiento sea al unísono. En este ejercicio el movimiento de los bancos va a resultar muy clave en función de la política del BCE y de los movimientos en los tipos de interés.

De momento el BBVA ha respetado en cierre semanal la base y el soporte del hueco dejado tras la primera vuelta de las elecciones francesa y que situamos en torno a los 7,00 euros. Ni la situación en Cataluña con el estrés sufrido por las entidades catalanas hasta el cambio de sede que tranquilizó los ánimos, han podido con esta zona y que a la postre a servido para marcar el cierre del ejercicio. Pero parece que la incertidumbre aún no se aleja. 

Por ahora sigue respetando la serie de máximos y mínimos ascendentes y aunque ha cerrado por debajo de los 7,50 euros no ha perdido los mínimos semanales que aún quedan por encima del hueco dejado tras las elecciones francesas. 

Para cerrar esa ventana de soporte debería perder los 7,00 euros y este soporte podría extenderse en rango hasta los 6,70 euros. Probablemente si tiene este comportamiento estaría lastrando al Ibex a atacar con opciones de perder los 10.000 puntos, pero el rebote en las zonas de soporte de los pesos pesados del sector bancario debería propiciar también el rebote del propio selectivo, manteniendo estos niveles a pesar de la crisis como está intentando en este inicio de ejercicio.

Si acabara cediendo ese nivel de los 6,70 euros el valor en rompería la proyección ortodoxa de mínimos y máximos ascendentes. Y partir de ahí abre la puerta a atacar la zona de los 6,40 euros que el nivel con el que se validaba la figura de vuelta y había actuado como resistencia importante en 2016 y los inicios de 2017. En esos niveles con mayores caídas globales de los mercados supondría atacar la misma zona de compromiso en el selectivo de los 9.550 puntos. Por debajo de los 5,40 euros el sesgo es negativo dentro del patrón y podrían volver a activarse las opciones de entrada en un escenario correctivo que por ahora aún seguimos descartando. Este escenario entra en juego por debajo de los 5,00 euros y atacando los 4,50 euros.

Ahora cualquier rebote desde esa zona de soporte levemente por encima de los 7,00 euros necesita validarse superando los 7,50 euros que nos colocan con el sesgo positivo dentro del mini rango lateral y con opciones de atacar los 7,80 euros de los máximos anuales del pasado ejercicio y mirar a los 8,00 euros para conseguir nuevos máximos anuales y después buscar los 8,50 euros de los niveles de altos de 2015 en los 8,50 euros y encarar los 9,00 euros para entrar de nuevo en un escenario de avances a medio plazo.

El volumen estaría teniendo un comportamiento ortodoxo en esta fase de consolidación reduciéndose respeto a la media que ha venido operando en el ejercicio, y sería interesante que se notará un incremento del mismo para ver intención y consistencia en la ruptura de la zona de los 8,00 euros para completar el ataque a los 8,50 euros y entrar con garantía en esa nueva etapa del escenario de avances. Pero por ahora la zona de los 7,50 euros continúa siendo un lastre para escapar al alza y buscar este escenario y ello a pesar del avance que siguen teniendo las bolsas americanas marcando nuevos máximos históricos.

publicidad
publicidad