Vocento 15 años 19 de Noviembre, 11:12 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

análisis técnico

El Ibex sigue débil y puede ir a más si el resto de plazas se consolidan

El Ibex encadena ocho sesiones consecutivas de retrocesos y apunta en este inicio de semana por ahora una novena. Sigue pesando el desarrollo de los acontecimientos políticos en Cataluña y el cierre semanal le colocaba de forma clara por debajo de los 10.200 puntos y encaminado a buscar la base del canal de corrección. La semana fue negativa de inicio a fin y esta vez se han sumado leves correcciones tras haber marcado nuevos máximos históricos en los índices americanos y alguno de los europeos. No por temas de resultados que han seguido siendo buenos, si no por el "esfuerzo" acumulado de los últimos impulsos y el respiro necesario tras haber conseguido nuevos máximos históricos. Factores como el relevo de Yellen o si se ha descontado o no la reforma fiscal de Trump están ahí.En Europa los datos coyunturales macroeconómicos conocidos durante la semana también han sido positivos, pero ello no ha impedido también que puedan probarse soportes para validar este último tramo de avance. El dólar que también había servido de apoyo para que las bolsas europeas mantuvieran su camino de buscar un nuevo impulso y logrando que el selectivo europeo haya marcado nuevos máximos anuales, parece que se frena y encuentra soporte en la zona de testeo de salida del rango lateral en torno a los 1,1600.

Ahora ya empezamos a descontar que comenzamos a adentrarnos en el mejor periodo estacional para la renta variable, que si bien es sólo estadística y está por ver si se cumple de momento puede incidir positivamente en el sentimiento inversor. Ahora bien, no hay que descartar de entrada que sea necesaria una consolidación ya de este último tramo, bien en puntos o bien en tiempo antes de encarar los nuevos objetivos contando con este mejor escenario de final de ejercicio y que aún pueda prologarse a nivel global otro par de semanas.

Las bolsas emergentes, sobre todo las asiáticas siguen marcando un buen tono y respecto a las materias primas a ver que ocurre con el precio del crudo que de nuevo vuelve a atacar la zona de techos del rango que se sitúa por encima de los 55,00$ y ha logrado encaramarse hasta los 58,00$. En tanto que el oro con la subida de dólar ha perdido algo más de brillo.

El dólar acabó la semana de nuevo manteniendo de forma testimonial el nivel de los 1,1600. En el rango frontera que se extiende hasta los 1,1550-1,1500 que le devuelve otra vez dentro del rango lateral de los últimos ejercicios. El patrón de hombro cabeza hombro que se confirmaba cediendo la zona de los 1,1650 presenta un objetivo teórico de corrección que le lleva hasta los 1,1400-1,1300 que le dejaría dentro del lateral, pero manteniendo el sesgo positivo dentro del mismo. Que pueda mantenerse por encima de los 1,1600-1,1550 deja al patrón en cuarentena y sólo como un testeo a la zona de ruptura con opciones de intentar un nuevo impulso para buscar otra vez el nivel de los 1,2000 cuya superación consistente nos activa el siguiente rango de objetivo hasta la zona de los 1,2500-1,2600.

Si vuelve dentro del lateral, ahora mismo con las probabilidades asignadas muy parejas a las del escenario de un nuevo rebote, volvería a mirarse la zona de los 1,1200-1,1100 como nivel clave para cambiar el sesgo. Por debajo de estos niveles se quedaría en negativo y cediendo los 1,1000 podría buscar la zona de los bajos del lateral en los 1,0500 y así volver a contemplarse la posibilidad de búsqueda de la paridad que por el momento con la situación técnica actual sigue descartada.

El Dow Jones se anota otro tramo de avances tras marcar en la semana con nuevos máximos históricos por encima de los 23.500 puntos y superando el siguiente objetivo de proyección, aunque finalmente no los consiguió defender al cierre semanal. Ahora la consolidación de este nivel puede darse sin problemas para la tendencia de fondo.

Ha superado ya las previsiones iniciales que podríamos tener para el total del ejercicio con creces que apuntalábamos a la cota d los 23.000 puntos pero si consigue consolidarse por encima de los 23.500 puntos la siguiente proyección al quedar de nuevo en subida libre la tenemos sobre los 23.800-24.000 puntos. Lo cierto es que contando con el apoyo de los resultados empresariales que han sido buenos hasta ahora, y especialmente los del sector tecnológico no se puede poner en duda, aunque cause vértigo, el estado actual de su tendencia alcista. Sigue una ortodoxia total con la serie de mínimos y máximos ascendentes impecable y por ahora los indicadores de amplitud respaldan los avances que sigue proporcionales. Y es cierto que hay sobrecompra en los osciladores de corto plazo y lecturas elevadas en los indicadores de sentimiento, pero no dejan de ser meras divergencias que se han de confirmar. Y hasta ahora su aparición sólo ha marcado procesos de consolidación bien en precio o bien en puntos que nos han marcado la aparición de ningún patrón de cambio.

La primera zona de consolidación que puede actuar de soporte débil está situada sobre los 23.250 puntos, la proyección del techo del canal superado en el último impulso tras romper los 23.000 puntos. De quedarse ahí y aprovechando el factor estacional positivo no habría que descartar conseguir los siguientes objetivos mencionados antes de acabar el ejercicio. Después los propios 23.00 puntos que supondrían confirmar la entrada de nuevo es este último canal, cuya base se proyecta en los 22.500 puntos y sería el nivel máximo de retroceso para mantener la ortodoxia en los avances de máximos y mínimos recientes de este impulso. El superior toleraría técnicamente el apoyo en la zona de los 21.600 puntos en zona de confluencia con la media móvil de 200 sesiones y la que nos marcaría una vuelta a un escenario lateral con sesgo positivo que se seguiría hasta no perder los 20.000 puntos. Por debajo de este nivel si se amenaza la zona de los 19.500-19.00 puntos que nos marcaría la entrada en fase correctiva. Escenario por ahora descartado con la estructura actual y con la ausencia por ahora de ningún patrón de cambio. Ahí sólo un "cisne negro" con visos de crack y por tanto totalmente imprevisible sería el que nos activaría este escenario a partir de este nivel.

El IBEX cierra otra semana como farolillo rojo de las plazas europeas y resto de índices americanos. Su aspecto técnico sigue debilitándose tras el último fiasco de salida que se freno en los 10.600 puntos y desde el que acumula ocho sesiones consecutivas de caídas y por el inicio de semana apunta a la novena. DE momento logra aguantar los 10.000 puntos, pero esta por debajo de los 10.200 puntos lo que le deja con el sesgo en negativo dentro del canal de corrección y por tanto con la opción de buscar la zona de base del mismo ahora mismo proyectada sobre los 9.800 puntos. Ceder estas referencias nos deja en una situación técnica complicada ya que se amenazaría la zona clave que nos mantiene dentro del escenario lateral actual. Esta zona es el rango comprendido entre los 9.550-9.250 puntos, que fue la zona de resistencia a superar para entrar en el mismo. Perderla nos colocaría de nuevo dentro del patrón de vuelta y comenzaría a incrementar las probabilidades asignadas a un escenario correctivo que, si bien ahora mismo son mínimas, seguimos sin poder descartarlo debido a la situación de incertidumbre locales actual con la crisis catalana. Tras perder los 9.000-8.800 puntos sólo quedaría como zonas de soporte los 8.500 puntos y los 8.000 puntos para defender los mínimos de 2016 sobre los 7.650 puntos que son los que activan el escenario correctivo con el siguiente objetivo en la zona de los 6.500 puntos.

Para darle la vuelta a esta situación no han cambiado las referencias. En el corto plazo recuperar los 10.200 puntos para tener el sesgo positivo dentro del canal de consolidación y atacar la zona delos 10.400 puntos para buscar la salida el mismo. Pero esto no se vería confirmado hasta superar de forma consistente la zona de los 10.600 puntos. Así se podría pensar en un nuevo objetivo en la zona de los 10.800-11.00 puntos y abrir las reducidas probabilidades por ahora asignadas de atacar la zona de altos de 2015 sobre los 11.600-12.000 puntos intentando aprovechar la fase de mejora estacional en la que toca entrar.

publicidad
publicidad
publicidad