Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

y atacar los 5,75 euros para apoyar los avances

El Santander necesita validar el rebote

El Santander con la digestión de la operación del Popular presenta una fase de consolidación más marcada respecto a otros valores de su sector como el BBVA por ejemplo, con máximos semanales decrecientes desde los máximos anuales que suponían la superación de los 6,15 euros. Ahora, también ha cerrado ya el hueco dejado tras la primera vuelta francesa. Por tanto, el ataque en cierre semanal a este soporte fue validado y se ha ido al siguiente nivel que por el momento ha aguantado correspondiente a la zona de máximos anteriores sobre los 5,25 euros, que testeó y consolidó como tal soporte después de su superación como resistencia. 

La ruptura lateral con el proceso de consolidación también le ha dejado fuera del canal que se mantuvo hasta mediados de julio de mínimos y máximos ascendentes desde los mínimos de 2016. Por debajo de los 5,45 euros ya queda expuesto a la siguiente zona de soporte de los 5,25 euros que significaría también romper la cadena de mínimos ascendentes. 

Por ahora no ha ocurrido la pérdida de este nivel. Por tanto, aunque puede buscar ya la zona de los 5,00 euros - 4,85 euros donde puede ser un soporte fuerte que defiende aún el nivel clave que en su caso está sobre los 4,15 euros, por ahora el rebote y haberlo mantenido le otorga una oportunidad de mantenerlo dentro de la debilidad. Pero el ir a buscar esta zona, que validó el cambio de escenario actual, nos colocaría de perderse con la opción activada de entrada en escenario de corrección, que por ahora está descartada. 

Se pondría en jaque atacando los 3,50 euros y después los 3,00 euros, que sería el peor de los escenarios a medio plazo. Por otro lado, al haber aguantado por encima de los 5,15€-5,00 euros y haberse mantenido en cierre semanal por encima de los 5,25 euros, las opciones de volver a tener un rebote con el que consolidar un ataque a la zona de los 6,00 euros siguen vigentes. Este ataque es necesario para apoyar cualquier tipo de avance tanto para el valor, como por su peso en el índice, en el mercado global. 

Después, por encima de los máximos anuales de los 6,15 euros quedarían a tiro los máximos históricos del valor sobre los 6,60 euros que serían el siguiente objetivo y que su superación dejaría el valor en subida libre con proyección superiores a los 7,00 euros. Para ello debería producirse una mejora global coincidiendo con la mejora estacional estadística que suele darse a finales del ejercicio.

publicidad
publicidad
publicidad