Vocento 15 años 16 de Diciembre, 15:53 pm
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

análisis técnico

IBEX: validando el cambio de escenario, siguiente objetivo los 10.000 puntos

La renta variable una semana más protagonista, dejando máximos históricos en EE.UU., que no ha nivel de cierre semanal, pero nos han dejado al Dow por encima delos 21.000 puntos. Y con los 1.000 puntos de avances más rápidos de los últimos tiempos, en donde apenas han bastado 18 días para alcanzarse. Todo otra vez aderezado con un discurso de Trump, sin concreciones y con Yellen y la FED apuntando a una nueva subida de tipos en marzo. En Europa se ha podido aprovechar finalmente el rebufo y se han superado de forma consistente los niveles que validaban el cambio de escenario en selectivo como el Ibex35 y confirmando los sesgos en otros índices como el Eurostoxx50 o el Dax30 alemán. Todo ello en una semana que se espera la reunión de un BCE sin cambios y que sin embargo ya ha visto como se alcanzan los objetivos de inflación en la eurozona. Con estas opciones el dólar ha vuelto a depreciarse contra el euro y sigue mostrando el bastión de soporte en la zona de los 1,0500. La renta fija aún presenta bajo atractivo para los inversores en los plazos largos con el riesgo que supone la normalización a tener presente en los tipos de interés por las políticas de los bancos centrales. Pero se han visto ya en determinados países periféricos aumentos en las primas de riesgo. Las materias primas mantienen la tónica de semanas anteriores y las bolsas emergentes han mantenido la recuperación comparativa respecto a otros mercados en ejercicios anteriores a pesar de que parecía que el entorno no iba a ser favorable.

El dólar sigue aferrándose al soporte de los 1,0500 y no lo pierde para abrir opciones de buscar los niveles de los mínimos del año sobre los 1,0350 y de abrir paso a la búsqueda de la paridad. Yellen no ha tenido fuerza suficiente para provocar esta ruptura y los datos de inflación en Europa sin embargo han valido como excusa para propiciar de nuevo un rebote que le deja al cierre semanal por encima de los 1,0600 y que de momento no logra mantener en el inicio de semana. El escenario no cambia respecto a la semana pasada. Hay opciones para poder formar un patrón de suelo en sus dos vertientes, hombro-cabeza-hombro invertido o doble suelo, pero ambas tienen la confirmación con cierres consistentes por encima de la zona de los 1,0800-1,0900. Con ello se volvería al escenario de rango lateral mayor de ejercicios pasados.
Sino la perspectiva de buscar nuevos mínimos y atacar la paridad sigue como opción viable, pero para ello es necesaria una clara ruptura de los 1,0500 de forma bastante brusca y direccional.

El Dow Jones no deja un cierre semanal por encima de los 21.000 puntos de forma testimonial después de haber superado en los máximos semanales intradiarios los 21.150 puntos. Ha recorrido los últimos 1.000 puntos, entre los 20.000 y los 21.000 en 18 sesiones. Muy raído. La sobrecompra sigue con lecturas altas, pero los indicadores de amplitud respaldan el avance. El sentimiento sin embrago sigue optimista con lectura de ventas de "insiders" y ahí en esas lecturas se buscaría ser "contrarían", pero no hay patrones de precio que avalen por el momento la formación de un techo. Que pueda venir una corrección para consolidar avances tiene que suceder, probablemente más pronto que tarde, pero, aunque pueda ser brusca, parece difícil que por el momento amenace la continuidad del escenario de avances a medio plazo.
Los 21.000 puntos eran el objetivo esperado a cumplir tras la ruptura del lateral que tenía su techo en la zona de los 18.500 puntos. Y su zona de soporte sobre los 16.000 puntos. Por tanto, esta amplitud de 2.500 puntos hacía valer esta proyección hasta estos 21.000 puntos que se han superado.

La zona de vuelta atrás para este escenario está ahora sobre los 18.800 puntos contando además con el apoyo de la media móvil de 200 sesiones sobre esa zona con una clara pendiente positiva. Antes de este nivel hay otra zona de soporte fuerte que debería situarse sobre los 20.000-19.800 puntos que puede frenar estas correcciones que pudieran darse para consolidar. El caso más optimista para las mismas sería que se quedar en un simple consumo de tiempo y no de precio para corregir estas situaciones y anular divergencias que han podido aparecer. Peor no hay bola de cristal para ello y tampoco para saber qué sorpresa puede desencadenar un cambio de sentimiento que haga aflorar un patrón de vuelta.
De momento no parece ser bueno bajarse del tren en marcha y desde luego aún menos subirse a él con la velocidad que lleva.

El Ibex35 finalmente ha logrado zafarse de la zona de resistencia de los 9.550 puntos y la ha superado de forma consistente y con intención encarando ya la siguiente zona de objetivo entre los 9.800 puntos y los 10.000 puntos que como era previsible debería alcanzar de forma rápida y sin grandes trabas puesto que no hay niveles de resistencia previos relevantes. El apoyo del sector bancario, hoy ya con un comportamiento más mixto por la ampliación de capital del Deustche Bank y sobre todo por el acompañamiento en la ruptura de niveles de un peso pesado como es Telefónica han facilitado finalmente esta situación.

El siguiente objetivo, si supera el de los 10.000 puntos, está ya más comprometido por confluencia de niveles en la zona de los 10.550 puntos. Este nivel nos marca el sesgo positivo a medio plazo dentro del escenario lateral. Su superación pondría la referencia en los altos del lateral mayor como el siguiente objetivo a medio plazo y nos llevaría a buscar los máximos de 2015 sobre los 11.600-12.000 puntos.

Si necesita consolidar este primer avance sobre la ruptura ahora el rango clave a no dejar atrás vuelve a situarse entre los 9.550-9.250 puntos. Perder estos niveles nos dejaría en una situación de debilidad técnica por falsa ruptura y podría amenazar de nuevo la estructura que se ha respetado desde los mínimos del pasado ejercicio de mínimos y máximos relativo crecientes. Cierres por debajo los 9.250 puntos podría suponer atacar la zona de los 9.000-8.800 puntos que cuenta con el apoyo de la media móvil de 200 sesiones y volver a quedar dentro del rango del patrón de vuelta. Perder los 8.500 puntos nos sesgaría negativamente dentro del mismo y abriría la opción de buscar los mínimos del pasado año defendidos ya sólo por los 8.000 puntos. Y ahí después de los 7.650 puntos entrar de nuevo en fase correctiva. Este escenario ya ha quedado casi anulado con la superación de los 9.550 puntos y se confirmaría la escasa probabilidad de que pueda darse con la superación de los 10.000 puntos.

publicidad
publicidad
publicidad