Vocento 15 años 21 de Octubre, 23:31 pm

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

análisis técnico

Europa sigue sin poder seguir el rebufo de EEUU

Más allá del efecto Trump toca poner en valor los resultados de las compañías en EE.UU. y las decisiones de la FED para seguir avalando los máximos que semana tras semana nos están regañando las plazas americanas casi desde el inicio de ejercicio. Por ahora estos factores son de signo positivo, pero están tensando las valoraciones fundamentales comparadas de los índices en EE.UU. pero de momento, desde la perspectiva puramente técnica sólo tenemos punto de alerta, ningún indicio de techo o de giro. Y estas alertas viene de observar principalmente al VIX en niveles de mínimos y algunas divergencias y lecturas de los indicadores de sentimiento. Peor los indicadores de amplitud siguen dando validez a la retahíla de avances que se siguen acumulando. Es una subida generalizada no puntual de pesos pesados o de algunos sectores, sino que es amplia en cuanto a número de valores y de sectores que participan de la misma. Que tocará una corrección que puede ser de más o menos envergadura, seguro.

¿Cuándo? Nadie lo sabemos, ahora todo el mundo lo habrá anunciado y en su momento se colgará la medalla del ya lo dije. Esto es así siempre el tema es lo que se habrá dejado entre lo dicho y el hecho, si se ha actuado con consecuencia. Las correcciones son sanas, las preocupantes son las que pueden marcar un cambio de escenario, por el momento está no aparece desde la visión de los gráficos, y cualquier corrección si no nos rompe determinados niveles será una consolidación para un nuevo impulso dentro del escenario de avances. Pero hablamos de EE.UU., en Europa la favorita de nuevo pare el ejercicio sigue dejando en evidencia a propios y extraños. No se rompen los niveles claves y por lo tanto no estamos confirmando los cambios de escenario ni el sesgo positivo de los mismos a medio plazo. Las tensiones políticas vía elecciones o el propio "Brexit" y Grecia que vuelve a tomar su protagonismo se encargan de enfriar por el momento los ánimos. Lo que no parece suceder con la inflación y estaremos atentos a cómo va a lidiar con ella el BCE. Los datos macroeconómicos no son para nada malos demuestran recuperación, pero la fragilidad de la misma está afectada por el debilitamiento del proyecto europeo, sentimiento que cala a nivel de los inversores en forma de prudencia en sus apuestas decididas sobre los valores cabecera de los índices. El sector bancario con algunas mejoras sigue como lastre y de forma individual las bolsas siguen sufriendo. La francesa no lo nota demasiado, pero si el aumento de la prima de riesgo como factor condicionado por el posible resultado electoral. Italia se retrasa, con el sector bancario en presión. Alemania es el motor, pero no parece ser suficiente y España el peso bancario también lastra, pero se está a la espera que sus pesos pesado logren confirmar la superación de niveles para poder entrar en cambio de escenario de forma decidida.

Las plazas emergentes siguen haciéndolo bien, y las materias primas en positivo con algunas de ellas como el crudo encerrado en lateral, en tanto que los distintos sectores metales tienen algún comportamiento dispar.

El dólar en zona de soporte sobre los 1,0500 se resiste a apreciarse más por ahora y dar pie a un posible ataque a la zona de mínimos y abrir el melón de la búsqueda de la paridad. Aunque por ahora este sigue siendo el escenario que por ahora presenta más probabilidades. Las opciones de que pueda formarse un patrón suelo no han cambiado tampoco respeto a la semana anterior. SE mantiene tanto el hombro-cabeza-hombro invertido como la opción del doble suelo, ambas con el rango de los 1,0800-1,0900 como niveles clave para poderse validar y poder buscar sus proyecciones teóricas que nos devuelven a la zona del rango lateral mayor de los dos anteriores ejercicios. En el corto plazo la zona de los 1,0700 es el primer nivel de resistencia significativo a superar para seguir teniendo opción a que puedan acabar formándose estos patrones. Pero la FED manteniendo su postura de subida modera de tipos para normalizar la situación a una velocidad que no preocupe queda como árbitro/factor principal para definir esta direccionalidad.

El SP500 nos deja una semana más nuevos máximos históricos está vez por encima de los 2.350 puntos. Con una jornada final de viernes en la que se recuperar de los inicios en negativo y dejando las opciones de la formación de un patrón de continuación que, de confirmarse dejará como siguiente zona de proyección ya los 2.400 puntos.

Con el VIX en zona de mínimos las alertas obligan a seguir prudentes manteniendo la posición. La subida que se acumula es muy vertical, ha sido muy rápida y se mantiene en lectura de sobre compra, pero esta puede corregirse en una consolidación que sólo consuma tiempo y escaso precio. Ello seguiría dando pie a un patrón de continuación para proseguir con los avances. Mayores objetivos por encima de los 2.400 puntos pueden barajarse en los 2.500 y los 2.600 puntos en donde se han visto ya proyecciones de analistas en las redes sociales. Pero los actuales canales de avance confluyen en el nivel de los 2.450 puntos como resistencia previa mayor, y la que por ahora manejamos.

El primer soporte está ahora, muy débil en los 2.350 puntos. La zona clave a no perder para seguir manteniendo la misma pendiente de avances la situamos entre los 3.240-3.225 puntos. Por debajo de esta zona los 2.300 puntos que nos situarían dentro de una posible lateral con la banda inferior en los 2.225 puntos que sería la consolidación del todo el tramo de subida desde os mínimos de noviembre por debajo de los 2.100 puntos. El nivel a vigilar entonces se sitúa en los 2.200-2.180 puntos. Cierres semanales por debajo de esta zona se ataca a la media móvil de 200 sesiones y no volvemos a quedar prácticamente dentro del rango lateral de los últimos ejercicios truncando el escenario de avances en el que ahora estamos. Para pasar a un escenario correctivo que en este momento es el escenario con las mínimas probabilidades asignadas tocaría perder los 1.800 puntos.

El Ibex sigue en el atasco de los 9.550 puntos. No se consigue confirmar el cambio de escenario a pesar del fuerte apoyo de que se supone que corresponde a los máximos en EE.UU. Y ello lleva a repetir una semana más, y así nos mantenemos prácticamente desde el principio de año los mismos niveles que nos marcan la confirmación o no de las situaciones sobre las que tenemos que tomar decisión.

Necesitamos cierres semanales por encima de los 9.600 puntos con intención y consistentes para dar por válido el cambio de escenario y buscar proyecciones hasta el siguiente objetivo en la zona de los 9.800-10.000 puntos. A priori debería tardar muy poco en alcanzar este objetivo porque no hay apenas zonas de soporte previas perdidas. Después ya quedaría el nivel de los 10.550 puntos como siguiente referencia que es la que nos activa el sesgo positivo dentro del escenario lateral y con el que buscar la zona de latos del mismo. Estos niveles los mantenemos entre los 11.600-12.000 puntos con los máximos de 2015 como activador del escenario de avances, todavía con las mínimas probabilidades asignadas. Y con zonas de resistencia previa en los 11.000-11.250 puntos.

Como soporte, el inmediato, de los 9.250 puntos que nos marca el rango actual y coincidente casi con los mínimos anuales. Perderlo nos deja un margen hasta la zona delos 9.000 puntos en la base de la actual directriz de avance desde los mínimos de junio del pasado año para seguir manteniendo la estructura. Ceder este nivel atacar la media móvil de 200 sesiones sobre los 8.880 puntos nos abe la opción de buscar los 8.500 puntos y romper las copiones de buscar el cambio de escenario al amenazar los 8.000 puntos que son la defensa de los mínimos de 2016 que nos marcan la extensión del escenario correctivo. Este se activaría cediendo los 7.650 puntos y con un objetivo en la zona de los 6.500 puntos. Seguimos sin poder descartar este escenario en tanto no se logre consolidar el cambio de escenario por encima de los 9.550 puntos.

publicidad
publicidad
publicidad